santafe
Martes 07 de Julio de 2015

Luz y Fuerza salió a defender a la EPE y a sus trabajadores

El secretario general del gremio, Pedro Fernández, se quejó de las palabras del gobernador electo, Miguel Lifschitz, quien dijo que la empresa “está alambrada por el sindicato y los gerentes”. Acusó al rosarino de tener que devolver favores.

El secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza Santa Fe, Pedro Fernández, manifestó en declaraciones radiales que el gremio está sorprendido por las declaraciones del gobernador electo, Miguel Lifschitz. Al respecto expresó: “Nos molestaron sus dichos en cuanto a que la EPE está alambrada por el sindicato y gerentes de la empresa. Esto es muy lejano a la realidad, fundamentalmente teniendo en cuenta que nosotros acompañamos las políticas que llevó adelante el Frente Progresista en la EPE, porque vimos inversiones y mejoras en el servicio y él pertenece al mismo partido”.
Fernández agregó: “Lógicamente acompañamos lo actuado por este directorio que tiene entre sus cinco integrantes a tres trabajadores con años en la empresa, por lo que tienen el conocimiento y la visión que se necesita para desarrollarla y llevarla por un buen camino. El trabajador siempre está dando el máximo del esfuerzo y no son justas este tipo de declaraciones. Cuando hablo del trabajador lo hago en general desde el nivel gerencial para abajo, y aclaro que los compañeros que están ocupando cargos gerenciales son trabajadores con más de 30 años en la empresa. Que venga un gobernador electo y haga estas declaraciones tan suelto de cuerpo nos hace pensar que está mal asesorado o mal informado o que tiene otras intenciones”.
“Estas declaraciones –advirtió– nos pone en guardia a todos los trabajadores. De hecho hemos estado reunidos los siete gremios de la provincia porque vuelven los fantasmas de inversiones privadas, y si bien estamos lejos de un proceso de privatización, igualmente con todo esto se instala nuevamente la discusión en la sociedad”.
Por otra parte, Fernández sostuvo: “Sabemos que el gobernador electo no mantuvo contacto con el ministro del área ni con el directorio de la Empresa para analizar la situación, por lo tanto esperaremos antes de tomar decisiones”.
Luego añadió que “la EPE por ser una empresa del Estado cumple con un gran rol social llevando el servicio a todas las localidades sin medir si es o no rentable, que en manos de privados no ocurriría porque el servicio pasa a ser una ecuación de rentabilidad”.
“Nosotros lo que hacemos es defender nuestro Convenio Colectivo de Trabajo, y no queremos que se toque otra vez a los trabajadores. Lifschitz habla de las inversiones en parques industriales pero no dice que esto está regulado por medio de dos leyes provinciales que dictaminan que la inversión realizada por privados en dichos parques les será devuelta luego a través de descuentos en la facturación”, explicó el sindicalista. 
“El gobernador electo pone un manto de sospecha sobre nosotros, ¿por qué nosotros no podemos pensar que él tiene que devolver favores?”, indicó Fernández para luego finalizar: “No rechazamos ningún ente de control, de hecho ya hay un proyecto en la Legislatura. En estos momentos estamos trabajando con la empresa en algo que es superador, como lo es un marco regulatorio, que por supuesto tendrá que discutirse, luego”.