santafe
Lunes 06 de Abril de 2015

“Nuestra satisfacción es ver bien a los niños”

La presidenta, Susana López, reconoció su gran vocación por este trabajo y dejó en claro la necesidad de hacer cosas para la comunidad.

La vida de un club se sustenta en los conceptos fundamentales de responsabilidad y trabajo a conciencia. Asimismo, crece en base a los ideales de aquellos que tuvieron la idea inicial de brindar un servicio a la comunidad sin fines de lucro y en pos de cobijar a chicos y adultos que desearan hacer algo distinto. Así fue como la Asociación Civil Santa Fe, Nuestro Futuro comenzó a dar sus primeros pasos y actualmente avanza para que la ciudad tenga un lugar de respaldo y contención.
Precisamente una de las personas que arrancó todo este sueño es la presidenta, Susana López, quien, junto a un grupo de vecinos, compañeros y amigos, buscaron concretar un espacio único y reconfortable. Es por ello que, a menos de dos meses para su 10º aniversario, habló sobre las cosas que tiene para ofrecer la entidad: “El santafesino que se acerca se encuentra con un montón de cosas lindas. Por ejemplo con una biblioteca que funciona en dos turnos; con actividades deportivas y culturales de lunes a viernes; como así también apoyo escolar. Justo estamos a punto de llegar a la primera década de vida armando una peña como parte de los festejos, organizado por los chicos del taller de danzas folklóricas. Una de las cosas que tuvimos que cambiar fue el lugar de la escuelita de fútbol, ya que producto de la puesta en funcionamiento del tren urbano, no podíamos seguir con las actividades en el predio que estábamos ocupando. Entonces la gente del municipio tuvo la amabilidad de proporcionarnos una parte de la plaza Abreu, donde todo ya marcha más que bien, así que lo tomamos como si empezáramos de nuevo. Por lo tanto, contamos con muchas cosas para que el ciudadanos pueda participar”.


Sobre la realidad institucional, dio detalles de cómo sobrellevar la dura economía: “Lo bueno es que somos un grupo de gente que trabaja todo el tiempo para que esto siempre marche bien. Por ejemplo, todos los años hacemos varios bingos, venta de pollos y demás con el fin de recaudar fondos para que las diversas actividades vayan teniendo sus cosas. Actualmente estamos por comprar un piso de goma para los chicos de kung fu. Esto también sucede con la indumentaria de la escuelita de fútbol y vóley, por citar ejemplos, porque para cada actividad hacemos cosas. Igual, nada es fácil, porque en muchos casos tenemos que hacer malabares. Durante estos 10 años fuimos acomodando un par de cosas para que siempre estemos al día. Lo bueno también es que tenemos varios convenios, como con la Universidad, que nos da un apoyo muy importante. Así que este es un trabajo diario y demanda tiempo”.


Más adelante, explicó de dónde nació esta pasión: “Quizás se deba a una vocación de servicio, porque a nosotros nos impulsa siempre la necesidad de ayudar. Todo surgió básicamente en 2003 después de la inundación, donde fuimos colaborando como podíamos, yendo inclusive a los centro de evacuados para dar una mano. Entonces, surgió la idea de realizar algo social y que le sirva a la gente. Las actividades que tenemos están orientadas más que nada a niños y adolescentes, pero poco a poco fuimos creando cosas para que también los adultos puedan estar. En pocas palabras, tratamos de que todos tengan un desarrollo integral y sano. Para nosotros es un orgullo estar acá. No digo que todo sea color de rosa, porque siempre tenemos momentos en donde nos cuesta un montón. A veces discutimos cuando no se puede llegar a buen puerto con ciertos temas. Incluso se siente en algunos casos que la gente no ve el esfuerzo que se hace, pero la satisfacción nuestra es ver bien a los niños, que son nuestro futuro, y que tengan un lugar donde puedan crear y desarrollar sus aptitudes. Nos llena de alegría saber que lo que hacemos no es en vano”.


En el final, adelantó pormenores sobre los festejos de los 10 años: “Ya tenemos armada una fiesta con la colaboración del club Sportivo Belgrano. En realidad la celebración será cerca de fin de mes, el 30 de mayo, con un montón de actividades previas que le darán el toque especial a lo que esperamos sea algo inolvidable”.

 

Una pasión de multitudes

La escuelita de fútbol reúne a un sinnúmero de jóvenes talentos. Las actividades tienen lugar en calle 9 de Julio y Lavaisse, en la plaza Abreu. Las mismas son los lunes y miércoles, de 18 a 19.30, para los chicos de 4 a 6 años y los mismos días, pero de 18 a 20, de 7 a 9 años. En tanto, para los de 10 a 12 años, los martes y jueves de 18 a 20. 


El profesor encargado de la formación es Jorge Zarza, quien cuenta con el aporte de Cristian El Gato Sabatte y Ramón Coco González.