santafe
Miércoles 12 de Agosto de 2015

Nueva traza del puente a Paraná: señalaron los criterios que deben ser valorados en el proyecto

El Consejo Económico y Social de la ciudad de Santa Fe señaló los puntos que deben ser tenidos en cuenta a la hora de definir la traza del Puente Santa Fe-Paraná.

La Dirección Nacional de Vialidad con un aporte no reintegrable del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y luego de un proceso licitatorio contrató a la consultora Atec para realizar los estudios de traza y elaboración del proyecto ejecutivo del nuevo puente que vinculará las capitales de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, una gran obra que anudará dos redes camineras de dimensión nacional e internacional, con múltiples articulaciones y enlaces que generarán condiciones competitivas para la inversión y permitirán ampliar la plataforma productiva de ambas provincias en un área metropolitana ampliada que nuclea alrededor de un millón de habitantes.
• LEER MÁS: Puente a Paraná: Santa Fe pide que el cruce esté al norte del Túnel
El trabajo está dividido en dos etapas. En una primera instancia, se ejecutarán los estudios para definir la ubicación del puente y la traza de los enlaces a la red vial existente. Con este objetivo, la consultora propuso cinco alternativas, de las cuales Vialidad Nacional tomará tres para ser analizadas en profundidad. Luego de establecida la traza, se avanzará con la elaboración del proyecto ejecutivo y la confección del pliego licitatorio.

En la reunión se analizaron las cinco opciones propuestas planteadas por la consultora y se decidió emitir la siguiente declaración:
El CES manifiesta la relevancia de priorizar los criterios establecidos en los términos de referencia del pliego y apela a los decisores a que tengan en cuentan y valoren adecuadamente los siguientes criterios para la definición de la traza:
- Utilizar la ruta nacional 168, entre La Guardia y el Tunel Subfluvial, mejorando su estándar general, especialmente aumentando su transparencia para mejor escurrimiento del agua.
- Evitar el incremento del riesgo hídrico de la ciudad de Santa Fe, especialmente impidiendo incorporar nuevas presiones de ocupación para vivienda en el valle de inundación del río Paraná.
- Asegurar en la nueva traza el acceso al nuevo puerto de Santa Fe.
- Incluir en la traza una nueva alternativa vial para eliminar el tránsito pesado en el tramo del puente Oroño, Alem y 27 de febrero.
- Contemplar e integrar la futura planta de tratamiento de líquidos cloacales de la ciudad de Santa Fe y la defensa de Colastiné Sur.
- Ajustar el diseño a los planes urbanísticos de ambas ciudades
La formidable obra de ingeniería vial que representa este puente y su obra vial anexa debe considerarse en conjunto con otras grandes obras de infraestructura ya proyectadas en la zona de su ubicación. El enorme esfuerzo presupuestario que esta obra demandará debe ser funcional y hacer sinergia con los proyectos enunciados precedentemente a efectos de contar con los mismos en el menor plazo posible para que así los ciudadanos de ambas orillas del río Paraná puedan disfrutar de los beneficios sociales, ambientales y económicos de las mismas; y disminuir la vulnerabilidad hídrica por obras y urbanizaciones indebidas en el valle de inundación de este imponente río de llanura.