santafe
Martes 21 de Abril de 2015

Pami deberá cubrir a una mujer con parálisis crónica

De por vida. Lo dispuso el juez federal de Reconquista, Aldo Mario Alurralde. Hizo lugar a una acción de amparo y determinó que el Pami tiene que responder ante los costos del tratamiento

La Justicia federal ordenó al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (Pami) que cubra los costos, de por vida, de un tratamiento de neurorehabilitación que necesita una mujer de la ciudad de Reconquista. La contienda judicial fue resuelta por el juez federal, Aldo Alurralde, luego de que se comprobara que el hospital público de esa ciudad no iba a poder garantizarle la atención que requería. 
La mujer sufre la condición médica desde que nació, cuando tuvo un cuadro de hipoxia cerebral que le dejó como secuela una parálisis cerebral que la afecta de por vida. Desde junio del 2006, lleva adelante sesiones periódicas de kinesiología de rehabilitación (neurodesarrollo), que eran realizadas en un instituto privado de la ciudad de Reconquista con la cobertura total de Pami. Sin embargo, en diciembre de 2012, de un momento al otro, dejó de brindarle la cobertura necesaria. 
La madre de la paciente realizó los reclamos verbales, sin embargo no tuvo ninguna respuesta durante meses, y cuando finalmente le contestaron, le dijeron que debía realizar el tratamiento en el Hospital Central de Reconquista. 
Sin embargo, desde el nosocomio contestaron que si bien tienen la complejidad del nivel de admisión que se requiere, tienen el inconveniente de que el servicio tiene una capacidad de atención geográficamente muy amplia, ya que atiende pacientes, prácticamente de todo el departamento General Obligado, de Vera y de San Javier. Por lo tanto, los turnos y atención, tienen que adaptarse a la demanda de días y horarios disponibles.
Acción de amparo
Fue entonces que el juez federal de la ciudad de Reconquista, Aldo Mario Alurralde, hizo lugar a una acción de amparo y ordenó que el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJP-Pami) y subsidiariamente al Poder Ejecutivo Nacional (Ministerio de Salud de la Nación) cumpla con la cobertura de rehabilitación y tratamiento kinesiológico (rehabilitación kinésica psicomotriz) al menos cinco días a la semana de un afiliado que padece parálisis cerebral de por vida.
La decisión fue tomada conforme lo prescripto por su médica neuróloga a través del Servicio Integral de Rehabilitación y Educación Terapéutica Siret (sito en la localidad donde reside la amparista) o en su caso se ordenó poner a disposición de la actora los recursos económicos necesarios para procurar la prestación del servicio en cualquier otro efector particular, en un plazo de cinco días de notificada.
En los hechos, el Pami había rescindido el contrato con un prestador particular y dispuesto que la afiliada fuera derivada al área de rehabilitación del Hospital Central Provincial de Reconquista, institución que, de acuerdo al informe recabado en autos, no se encuentra en condiciones de cumplir con la periodicidad, intensidad y complejidad que la atención de su salud requiere.
 Ahora le tocará al Ministerio de Salud de la Nación, a través de la Superintendencia de Salud, controlar y verificar que efectivamente el Pami cumpla con lo resuelto por el magistrado, en virtud de la responsabilidad subsidiaria que tienen el Estado Nacional, como garante del efectivo cumplimiento de los derechos a la salud que posee la mujer que presentó el amparo.