santafe
Jueves 04 de Febrero de 2016

Paritarias: municipales adelantaron que reclamarán un piso de 40% de aumento

Los trabajadores municipales de la provincia de Santa Fe concurrirán a la mesa paritaria del sector con la exigencia de un aumento salarial cuyo "piso de negociación estará en el 40 por ciento", y solicitarán además una compensación económica por inflación y el retraso en la actualización de las asignaciones familiares.

El Consejo Directivo y los delegados regionales de Festram –el sindicato que nuclea a los trabajadores municipales– se reunieron en Santa Fe y analizaron la demora en la convocatoria a la paritaria del sector; el encuentro con el secretario de Regiones, Municipios y Comunas; y cuál deberá ser la demanda de recomposición salarial.
La reunión sindical analizó los resultados del encuentro con el Secretario de Regiones, Municipios y Comunas, Carlos Torres, a raíz de la demora en la conformación de la representación de los intendentes y presidentes comunales, que deberán definir la política salarial con los representantes gremiales.
Por lo tanto, Festram resolvió convocar al Plenario de Secretarios Generales de los Sindicatos Municipales de la Provincia para el 10 de febrero, oportunidad en que se someterán a consideración los plazos límites para la apertura de las negociaciones y el reclamo de una urgente recomposición salarial.
Los representantes paritarios pondrán a consideración del plenario la base del reclamo salarial, exigiendo una recomposición del 40 por ciento que contemple el reajuste desde el mes de enero, como también la necesidad de peticionar montos compensatorios a las insignificantes asignaciones familiares y al impacto que genera el impuesto a las ganancias sobre las categorías superiores del escalafón y de los sectores afectados por las horas extraordinarias.
Finalmente el sindicato recordó que el acuerdo salarial 2015 consideró montos compensatorios por el desfase en las remuneraciones y un incremento del 32 por ciento en los sueldos básicos en el primer semestre de ese año. “Ante eso resulta inaceptable un aumento inferior al 40 por ciento, tras las catastróficas consecuencias de la megadevaluación, la escalada inflacionaria y los incrementos desproporcionados de las tarifas de agua, gas, electricidad y combustibles”, advirtieron.