santafe
Miércoles 12 de Agosto de 2015

Piden en la Legislatura un relevamiento de la red de cloacas de la ciudad capital

Preocupación. Los socavones y distintos hundimientos tuvieron su eco en la Cámara de Diputados. El legislador Héctor Acuña se refirió también a la historia de las obras

Ante la repitencia de casos de hundimiento de calzada y socavones profundos en distintos sectores de la capital provincial, un proyecto en la Cámara de Diputados expresa el interés en que “el Poder Ejecutivo a través del organismo que corresponda proceda a realizar el relevamiento del sistema cloacal de la ciudad de Santa Fe y a elaborar un programa de inversión tendiente a garantizar el mantenimiento y el fortalecimiento de dicho sistema”.
Se trata de una iniciativa del legislador Héctor Acuña, quien fundamentó ayer: “Creemos necesario e importante contar con un relevamiento del sistema cloacal para saber en qué estado está y cuáles son los niveles de inversiones necesarios para el mantenimiento y el fortalecimiento del mismo, todo esto en virtud de poder articular políticas públicas en materia de servicios públicos sostenibles y sustentables en el tiempo que sin lugar a dudas redunden en el beneficio de la sociedad en su conjunto”.
En un detallado recorrido histórico de las obras cloacales de la ciudad, las inversiones realizadas, o no, por empresas y/o el Estado provincial, Acuña describió cómo se produjo la extensión de este servicio desde la primera década del siglo pasado hasta los 90.
“En la década de 1980 se construyó la actual red troncal de la cloaca máxima que atraviesa los bulevares Gálvez y Pellegrini y la nueva estación elevadora ubicada frente al Club de Regatas. Actualmente el Sistema de Desagües Cloacales brinda el servicio a unos 270 mil habitantes de la ciudad (66 por ciento) de la población urbana del distrito”, indicó el diputado provincial, acerca de las cañerías que se vieron afectadas en los últimos meses en el macrocentro santafesino.
En ese sentido, consignó cuáles son los sectores que desembocan en el sistema y los enumeró. En primer lugar mencionó el radio antiguo, que en su origen tenía su descarga en el sur de la ciudad, zona del Náutico Sur y que hoy forma la cuenca del pozo Sur, los líquidos por elevación por bombeo se vuelcan ahora al colector general ubicado en Bulevar Gálvez.
Luego señaló “un sector central que descarga directamente al colector general por gravedad; la cuenca ubicada en el sector del Puerto que actualmente descarga por gravedad al colector; y la cuenca del sector noreste Guadalupe que concentra los líquidos en la estación elevadora 1, conformada por subcuencas a estaciones elevadoras y colectores habilitado en 1998”.
Por último, destacó la cuenca del sector noroeste que vuelca a la colectora general; y que “los líquidos cloacales sin tratamiento que llegan por la colectora general a la Estación Elevadora Central son vertidos crudos por bombeo y a través del colector de descarga al río Colastiné”.

Los corralitos
“A nadie escapa la grave situación por la que atraviesa la red cloacal de la ciudad de Santa Fe la que en la práctica se visualiza en las permanentes roturas y hundimientos que se provocan en distintos sectores de la ciudad. Los corralitos, los hundimientos de calles, las rajaduras de estructuras edilicias son parte de la fisonomía de la ciudad”, insistió Acuña.
Y acusó por las responsabilidades: “Durante mucho tiempo hemos advertido la falta de inversión por parte del Estado provincial y aún más hemos señalado con claridad cómo los aportes del gobierno fueron decreciendo en los últimos años. Hoy vemos a dirigentes políticos parados al lado de un cráter provocado por desperfecto de la red cloacal, cuando lo que hace falta es que ese mismo dirigente defienda la ciudad reclamando al Gobierno las inversiones que son necesarias y acordes a los aumentos que la tarifa ha tenido en los últimos años”. 
Calculadora en mano, el legislador provincial recordó que “en 2012 el Ente Regulador de Servicios Sanitarios por Nota 156 del 12 de diciembre de 2012 solicitaba 55 millones de pesos para obras en toda la provincia dentro de los cuales estaban los 15 millones en la ciudad de Santa Fe”. Y acotó: “Sin embargo, el gobierno provincial lejos de realizar ese aporte llegó al extremo de sacarle dinero a la empresa”. 
“Fue así que por Decreto 3048/12 le saco esos 55 millones de pesos aduciendo que Aguas Santafesinas SA contaba con dinero producto de un brutal aumento de la tarifa que en ese año alcanzó un 135 por ciento acumulado. Es decir que el Gobierno en vez de acompañar el esfuerzo de los usuarios que pagaron tamaño aumento de las tarifas, se aprovechó de ello para quitarle aportes a Assa”, concluyó.