santafe
Sábado 02 de Enero de 2016

Por la crecida los cabañeros pronostican una caída del 60 por ciento en la demanda

“Es momento de pelearla”, afirman desde el sector. Diversas actividades económicas se ven disminuidas por la creciente del río Paraná. Municipios y comunas se ven obligados a trasladar las fiestas populares del mes de enero. 

La emergencia hídrica que atraviesa la zona castiga a la economía de diversos sectores. La actividad turística del corredor costero y algunos de los festivales de música que se realizan a comienzo de año se ven perjudicados. 
Desde el sector turístico consideran que la actividad se encuentra “deprimida”. Los cabañeros de la zona observan con detenimiento la crecida del río y están esperanzados en que la situación pueda mejorar. Hay complejos de esparcimiento que se encuentran en terrenos altos y que están trabajando, pero el futuro inmediato no es alentador. La demanda para los próximos días podría tener una caída del 60 por ciento y la ocupación podría llegar, siendo optimista, a un 25 o 30 por ciento. 
En diálogo con Diario UNO, Guillermo Kees, integrante de la Cámara de Turismo de Santa Fe, sostiene que “es momento de pelearla todos juntos”. El empresario asegura que el sector agrupa y contiene a muchas familias. “Es importante que lo sepan, muchísima gente trabaja en esta zona con el turismo. No solo las casas de fines de semana, aquí se ven perjudicados el guía de pesca, el fabricante de artesanías, el que fabrica el pan casero y el que hace las empanadas de pescado”, afirmó Kees.
Las expectativas no son buenas para las próximas semanas. “Te puedo decir que de aquí en adelante no hay muchas reservas”, dijo el representante del sector, y añadió: “Creemos que vamos a tener una caída del 60 por ciento. Con suerte vamos a tener en un 25 o 30 por ciento de ocupación. Estamos hablando de cabañeros que se encuentran en zonas altas, obviamente que las casas ubicadas cerca del río tuvieron que cerrar directamente”.
Con respecto a los precios, Kees informó que “una cabaña para una familia tipo tiene un precio inicial de 800 a 1.000 pesos por día. Luego van subiendo en relación a las prestaciones y los servicios”. 
Fiestas populares
Desde el área de turismo del gobierno provincial siguen con atención los festivales programados. Algunos de ellos debieron reprogramar sus actividades debido a la emergencia hídrica. 
El secretario de Turismo provincial, Martín Bulos , informó a Diario UNO que Romang decidió suspender La Fiesta del Sol que estaba programada del 15 al 17 de enero. El gobierno trabaja en una nueva fecha para llevar adelante el certamen. “La fiesta de la Costa” que se realiza en la localidad de Las Toscas corrió con la misma suerte. A raíz de la emergencia hídrica, se debió suspender la sexta edición. 
Por otro lado, la ciudad de Villa Ocampo analiza el futuro de la tercera edición de La Fiesta de los Humedales”, que se realiza en el mes de febrero. Por último, en Reconquista los organizadores del “Festival Folklórico del Noreste Argentino” están atentos al comportamiento del Arroyo El Rey, que se ubica detrás del anfiteatro del Instituto Reconquista, lugar donde se realiza el evento que tendrá lugar los días 14, 15 y 16 de enero.