santafe
Jueves 14 de Abril de 2016

Por la emergencia hídrica más de 30 cuadrillas realizan trabajos de zanjeo y desobstrucción

El intendente José Corral supervisó esta mañana las tareas que se realizan en distintos barrios de la capital provincial. La rectificación y limpieza de las cunetas forma parte del operativo del Gobierno de la Ciudad para hacer frente a las lluvias pronosticadas para el fin de semana.  

Tal como se realiza periódicamente, pero intensificadas desde la declaración de la emergencia hídrica, el Gobierno de la Ciudad realiza tareas de mantenimiento y rectificación de zanjas y cunetas en diferentes barrios de la ciudad. En ese marco, esta semana camiones desobstructores y más de 30 cuadrillas de trabajadores municipales realizan tareas en la intersección de varias calles de los barrios Nueva Santa Fe, Yapeyú, Santa Marta, Juventud del Norte, Pompeya, René Favaloro, Punta Norte, entre otros, para disminuir el riesgo de acumulación de agua y garantizar el ingreso y egreso de vehículos.
Esta mañana, el intendente José Corral recorrió esta mañana Nueva Santa Fe para observar los trabajos y conversar con los vecinos e integrantes de las instituciones para informarles sobre las acciones y tareas necesarias para enfrentar las lluvias pronosticadas para el fin de semana.
Las tareas que se realizan en diferentes barrios de la capital provincial consisten en trabajos de limpieza a través de cuadrillas municipales o cooperativas de trabajo contratadas por el Gobierno de la Ciudad, y con el apoyo de un camión desobstructor.
Supervisar de cerca
“Nos estamos preparando para el fin de semana”, dijo el intendente José Corral. “Tenemos como pronóstico más lluvias, y por lo tanto estamos liberando las cunetas, despejando las calles con el camión desobstructor, buscando los puntos más críticos de cada barrio para que tengamos por lo menos las troncales de ingreso y salida de cada lugar, como en este caso en Nueva Santa Fe”, detalló.
Anticipó también que “es permanente el contacto con las vecinales y los vecinos que más conocen el sector para ponernos de acuerdo sobre cuáles son las calles de tierra que podemos tratar de mantener en condiciones”, explicó. “La prioridad es ver los puntos más críticos de los desagües para que el sistema trabaje lo mejor posible en el marco de la emergencia, porque volvemos a recordar que tenemos las napas altas, los dos ríos con niveles elevados, y llovieron más de 270 milímetros en lo que va de abril, pero vamos a hacer todo el trabajo que podamos para que las dificultades sean las menos posibles”.
El Intendente reiteró que la Ciudad está atravesando una situación extraordinaria y sobre todo crítica: “Entendemos el malestar de los vecinos, sobre todo cuando tienen dificultades para salir de sus casas y eso altera la concurrencia al trabajo y la vida familiar; es comprensible, pero nuestra función también es conversar con ellos y ver qué cosas podemos hacer con las condiciones actuales, donde no siempre es posible que las máquinas ingresen porque rompen aún más las calles. De todas maneras vamos a prepararnos lo más posible para el fin de semana”, concluyó.