santafe
Viernes 03 de Julio de 2015

Por la inseguridad, la línea 2 no entra a Colastiné Sur y los vecinos reclamarán con corte de ruta

Los choferes exigen garantías a la empresa. La policía se puso a disposición, pero el servicio no se reestableció. La GSI acompaña en el recorrido. Los vecinos cortarán la ruta 1 este sábado.

Desde hace unos días los vecinos de Colastiné Sur sufren las consecuencias del mal servicio que presta la línea 2 que ingresa al barrio. Los choferes dejaron de ingresar porque dicen que sufrieron hechos de inseguridad y lo reclamaron a la empresa. La Guardia de Seguridad Institucional del municipio santafesino acompañó en los últimos días en el recorrido para resguardar a los conductores y pasajeros, pero no lo puede hacer siempre. Es por eso que los habitantes de este sector costero decidieron cortar la ruta 1 en reclamo de este servicio indispensable para el traslado de muchos vecinos. Será este sábado desde las 10 y por tiempo indeterminado.
Según las distintas versiones se trata de un conflicto entre los choferes representados por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la empresa que explota el servicio de la Linea 2; y en el medio los usuarios que no quieren quedarse sin el transporte. Los primeros aseguran que vivieron hechos de inseguridad sobre las unidades o los vecinos son asaltados al descender. Por eso pidieron a la Continental que se reúna con la policía para que les brinde las garantías. Por su parte, la Municipalidad a través de la Guardia de Seguridad Institucional acompaña a las unidades para que ingresen al barrio.
Desde el municipio aseguran que los colectivos no dejaron de ingresar, pero los vecinos confirmaron que ayer por ejemplo entró uno al mediodía y después no lo hizo en el resto de la jornada. A la tarde hubo una reunión en la vecinal entre los vecinos y decidieron salir hoy a la ruta y manifestar en reclamo del correcto servicio. Si bien es fin de semana y no se utiliza  con más demanda este transporte, temen que llegue el lunes y queden aislados sin tener con qué ir al trabajo.
“Dicen que el reclamo es por seguridad pero nos parece que se trata de un conflicto entre la UTA y la empresa porque tiene botones de alerta y la GSI los acompaña; pero en el medio estamos los vecinos que corremos el riesgo de quedarnos sin el servicio”, dijo a Diario UNO, Marcela Fernández presidenta de la vecinal Colastiné Sur. Luego comentó que la Policía se contactó con la vecinal y ofreció la colaboración necesaria para que el servicio se preste, pero “no se acercó nadie de la empresa y tampoco de  la UTA y no sabemos que hacer”, dijo.
Al margen de esto, pero también relacionado con la inseguridad, esta vecina contó que el jueves a la noche hubo un tiroteo en el barrio y la policía se llevó a dos personas detenidas con armas de fuego. Pero hoy (por ayer) estaban otra vez caminando por el barrio y estas cosas nos generan miedo a todos, no solo a los choferes. Estas son las cosas que no entendemos pero están sueltos. En definitiva comprendemos a los choferes, pero no podemos permitir quedar los vecinos de rehén. Son tres o cuatro kilómetros lo que tenemos que caminar para tomar un colectivo en La Guardia y hay chicos que no pueden hacer esto”, agregó Fernández.
Desde la UTA
Diario UNO también se comunicó que representantes de la UTA. En este caso Osvaldo Agrafogo confirmó que “los choferes por miedo no quieren entrar más por la noche”.”Se le está pidiendo a la empresa que ponga aunque sea seguridad privada porque no tienen las garantías para prestar el servicio o que contraten algún servicio adicional pero así no puede trabajar”, manifestó el gremialista.
La GSI brinda apoyo desde la semana pasada cuando los choferes comenzaron a reclamar por esta situación: “En estos días se comprometió la Guardia de la Municipalidad pero ellos no lo van a poder seguir haciendo”. Aprovechó para aclarar que no se trata de un conflicto gremial sino relacionado con la seguridad.
“El miércoles la GSI los acompañó y como ayer (por el jueves) no podía estar a disposición no lo hicieron siempre sino cuando la Guardia podía por eso la frecuencia no fue la normal. Cuando estos no están no entran y menos de noche. Le pedimos a la empresa que se reúna con la policía para ver si le pueden encontrar una solución porque si no está garantizada la seguridad no entran. Nuestra sugerencia es que pongan un puesto de la policía por lo menos de noche para que ellos puedan entrar y salir”, agregó más adelante a Diario UNO Agrafogo.
El representante de la UTA confirmó que “hubo agresiones arriba del colectivo” y para concluir, manifestó: “Mientras haya seguridad los colectivos van a  entrar sino no lo harán. No vamos a poner en riesgo la vida de los choferes. Pedimos disculpa a los usuarios”.