santafe
Martes 03 de Febrero de 2015

Por la inseguridad reclaman limpiar las veredas de un club

Desde la vecinal de Altos del Valle solicitan desmalezar el límite norte del Club Banco Provincial. Aseguran que los ladrones utilizan ese sector para avistar posibles víctimas y escapar de la policía

Desde la vecinal Altos del Valle reclaman la limpieza de la vereda del límite norte del predio deportivo del club Banco Provincial que linda con calle Damianovich al 2700/2800, ya que las malezas están muy altas y en los últimos tiempos se empezaron a registrar problemas de inseguridad entre los que resaltan robos a los peatones que transitan por la zona, y a las viviendas del lugar.

Jorge Alberto Maya Segade, presidente de la vecinal explicó que a pesar de haber mantenido un encuentro con las autoridades del Club Banco Provincial (ubicado en Aristóbulo del Valle 9958) aún no llegaron a un acuerdo para proceder con la limpieza del sector afectado por las malezas. Y al día de la fecha se encuentran a la espera de una respuesta.

Ante la preocupación de los vecinos desde la entidad vecinal también se contactaron con la Municipalidad para hacer el reclamo, sin embargo la respuesta no los conformó. “La Municipalidad no se hace cargo porque argumenta que la ordenanza vigente dice que tienen que cortar el pasto de la cuneta hacia afuera. Mientras que el frentista tiene que hacerse cargo de la vereda”, expresó Maya Segade sobre la justificación que recibió al mismo tiempo que agregó que el problema principal se da a la altura de Aristóbulo del Valle al 10.000.

Esta situación de abandono es aprovechada por los delincuentes ya sea durante la siesta, a la noche o por la madrugada ya que muchos se esconden en las malezas para robar. “Nosotros estamos esperando que alguien se haga responsable y tome el compromiso de cortar las malezas”, destacó el referente vecinal.

Este reclamo lleva ya unos largos dos meses, a pesar de que los delitos comenzaron a notarse hace 20 días. “Veníamos muy bien, fueron cuatro meses tranquilos. Solo se daban hechos aislados como robos de motos”, aseguró el presidente de la vecinal y agregó: “No es mucho el delito, lo tenemos controlado al barrio”.

Desde la entidad aseguraron que los delincuentes se mueven en bicicletas y motos, escapando hacia el fondo por calle Rivadavia e ingresan al Cementerio Parque por algunos agujeros del perímetro.

Y agregaron que el sector ubicado al este del predio y por donde ingresan los autos donde las malezas están altísimas (llegan a los tres metros de altura) es en donde los ladrones se ubican para vigilar las casas de los vecinos.

“La Municipalidad hace ocho meses cortó las malezas con un tractor, pero ahora dicen que no hay presupuesto y solamente se ocupan de las cunetas hacia afuera. Pero acá lo que importa es que solucione el problema”, recalcó entre molesto y preocupado el presidente de la vecinal.

Los delitos 
Desde la entidad que representa a los vecinos señalaron que la utilización del pasaje Damianovich por parte de los delincuentes no es una novedad. Pero la falta de mantenimiento y limpieza de las veredas facilita que se convierta en un escondite o una vía de escape rápida para los ladrones.

Además, aseguraron que aprovechan la parte trasera de una quinta que comunica con calle Rivadavia al este, que también se conecta con los barrios Universitario y 29 de Abril, donde se registra un paso incesante de gente.

“Lo que pasa es que con las malezas altas estos muchachos están vigilando todo el tiempo y se aprovechan de la gente que viene de trabajar”, aseguró Maya Segade. 

Los ladrones están a la espera de cualquier contingencia de los peatones que pasan por el lugar. Tanto el horario de la siesta como la noche se convirtieron en los momentos preferidos para atacar a los descuidados o a quienes no están atentos a esta situación.

La máxima autoridad vecinal confirmó que la policía está al tanto de esta problemática, sin embargo no cuentan con el personal suficiente para poner un agente en cada cuadra y por eso realizan constantemente patrullajes.

“Es en el corredor de calle Damianovich que tenemos problemas”, reiteró. Hoy los vecinos están a la espera de conseguir una respuesta rápida y que alguien corte las malezas en la parte trasera donde también hay cañaverales. “Cortando eso mínimamente ya solucionamos el problema, no al ciento por ciento porque la delincuencia está presente siempre, pero para eso gestionamos, para resguardar bienes y personas”, concluyó el referente vecinal.