santafe
Sábado 26 de Marzo de 2016

Por primera vez, los masones abrirán su templo a los profanos

En el marco de la Noche de los Museos, los santafesinos podrán conocer el espacio de encuentro de los miembros de la Logia Nº 99 Armonía.

Los masones son parte de la historia y del presente de Santa Fe y, el sábado, por primera vez abrirán uno de sus templos para que todos los profanos (es decir, aquellos que no participan de los ritos masones) interesados puedan conocerlo. La actividad se enmarca en la Noche de los Museos y tiene como objetivo que la comunidad conozca más sobre los orígenes de la Logia Nº 99 Armonía.
El 2 de abril a partir de las 19, quienes se acerquen a la sede de 9 de Julio 2454, podrán conocer la biblioteca General San Martín, el Salón de los Pasos Perdidos y el templo que terminó de construirse en 1896. Pero además, a las 20, podrán asistir a la charla “La Masonería y el Bicentenario de la Declaración de la Independencia”. a cargo de Rogelio Alaniz. Durante la velada también se podrá adquirir el libro de Ediciones UNL que desarrolla la historia de la Logia Nº 99.
Es un hecho histórico que los santafesinos puedan conocer el interior de un templo que fue construido hace más de un siglo y que ha sido escenario del trabajo sostenido por los masones, incluso en épocas en las que eran perseguidos.
Desde hace tiempo, la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones –entidad nacional que nuclea a todas las logias– tiene como objetivo dar a conocer a la sociedad las raíces de su organización y las acciones que aún hoy desarrollan sus miembros. Si bien cada masón tiene libertad para hacer pública o no su pertenencia a una logia, se está trabajando en dar visibilidad a la labor masónica.
La Logia Nº 99 tuvo su primera “tenida” (como se denomina a sus reuniones) el 12 de julio de 1889 pero fue el 25 de enero de 1890 cuando obtuvo la regularización y carta constitutiva del Gran Oriente –organización madre que autoriza las nuevas logias–. Fue entonces que se definió la construcción del templo y del edificio social que lo acompaña en la sede que aún mantiene, frente a la plaza San Martín.
Si bien es la que mantiene una tarea ininterrumpida desde su creación, Armonía no es la única logia masona de Santa Fe. También funcionan en la ciudad las logias Nº 21 Estrella del Progreso (que estuvo inactiva durante algunos años pero fue reactivada), de la que participó Nicasio Oroño, y la Nº 513 que lleva el nombre Nicasio Oroño. 
Un cambio
D.A.I. –que prefiere preservar su identidad– es miembro de la Logia Armonía y dialogó con Diario UNO sobre la importancia de que, por primera vez, los paganos puedan visitar el templo y conocer parte de la historia de la masonería en la capital provincial.
“Como la Gran Logia Argentina tomó la decisión de participar en la Noche de los Museos de Buenos Aires en varias oportunidades y nos pareció acertada, estábamos esperando poner en valor todo el edificio para poder hacerlo también en Santa Fe”, explicó D.A.I. y contó que en el último tiempo, con mucho esfuerzo, se han realizado importantes tareas de mantenimiento en el histórico inmueble.
En ese sentido, agregó: “Hoy podemos decir que tenemos un templo en condiciones. Los trabajos tuvieron que ver, por un lado, con que no avance el deterioro y, por el otro, con dejarlo brillante para que lo podamos abrir”.
Además dijo que decidieron sumar a la propuesta la exposición de algunos de los elementos característicos de la masonería y la charla sobre el rol de la misma en la lucha por la independencia. “Creemos que va a ser un buen tributo a la sociedad santafesina para que puedan ver, primero, el edificio que muy pocos lo conocen; y, luego, para difundir el pensamiento de la masonería”, acotó.
La decisión de abrir las puertas fue tomada en conjunto por los integrantes de la Logia Nº 99. Incluso está previsto que haya algunos masones explicando parte de la simbología, aunque no todo porque existe un juramento que les impide dar a conocer determinadas cuestiones.
“Vamos a hablar de la historia de Armonía, en particular, y de la participación en la creación de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), del colegio Nacional (hoy escuela Nº 440 Simón de Iriondo) y en todos los centros educativos”, adelantó D.A.I. y agregó: “Además sacamos un libro que va a estar disponible para la venta a un precio accesible”.
Sin dudas, se trata de una oportunidad única para desandar los prejuicios y conocer una parte oculta de la historia santafesina y de gran parte de los personajes que han forjado los cambios más importantes de la ciudad, la provincia y el país. 
Victoria Rodríguez / UNO Santa Fe