santafe
Miércoles 29 de Julio de 2015

Promueven una Feria de Libros Usados en Santa Fe

La iniciativa surgió de una profesora de Historia, Carla Santoferrara, en las redes sociales: generar una Feria de Libros Usados en la ciudad de Santa Fe. La propuesta comenzó a sumar numerosos adeptos con el transitar de los días y dio un paso más, al organizar un encuentro en la plaza Pueyrredón.
La reunión se produjo el fin de semana pasado y convocó a varios amantes de los libros, pero también a escritores locales y personas vinculadas a pequeñas editoriales de la región. Allí acordaron los principales requisitos para participar de la actividad, para la cual se estableció una segunda convocatoria, para el 16 de agosto, a las 17, en el mismo lugar con la intención de definir fecha.
“Surgieron varias ideas, entre ellas que deben ser libros usados, no revistas ni mucho menos libros fotocopiados; y que se podrán comprar, vender y canjear libros”, comenzó a explicar la docente y ávida lectora. 
“También se aceptarán libros nuevos, de autores independientes que traigan su propia producción (o nos lo hagan llegar); pero no se aceptarán stands de las grandes librerías”, señaló Santoferrara, aunque aclaró: “Sí podríamos darle lugares a editoras independientes, autogestionadas, cooperativas, siempre que lo hagan con precios accesibles, aunque esto queda sujeto a discusión para la próxima reunión”.
En cuanto al objetivo de la feria, la profesora de Historia sintetizó que “la idea es que la feria sea además un espacio para la cultura literaria, presentación de libros, lecturas, actividades que se complementen con música, teatro y artes visuales”. 
En Facebook, el grupo se llama “Por una feria de libros usados en Santa Fe”. Allí se comunican los avances y las invitaciones para próximas reuniones también.
Hacia adelante
“Para la próxima reunión quedamos en definir día, lugar y horario de la feria, y resolver llevarla a cabo en un plazo estipulado. También tenemos que decidir un sistema para el canje de libros (cómo se cotizarán, si habrá una mesa de canjes, cupones para canjear, un banco de libros, u otras opciones)”, aclaró la organizadora.
Y relató cómo comenzó a gestarse en su cabeza la actividad: “Caminando por las calles de Santa Fe intentando comprar libros para leer, descubrí que no existe ninguna feria de libros usados en la ciudad. Yo soy de Buenos Aires y estaba acostumbrada a acceder a libros en distintos lugares y a precios mucho más bajos que los que se consiguen en una librería comercial”.
“Es importante primero que reconozcamos que el acceso a materiales de lectura es muy elevado en estos tiempos y a veces es imposible acceder incluso a un clásico de la literatura. Es muy difícil conseguir libros a menos de 120 pesos”, acotó. 
Acceso popular
“La propuesta que nace desde aquí es poder empezar a organizarnos y poder armar una feria de libros usados y que la gente en general, incluso nosotros mismos, podamos tener acceso a una lectura más popular”, explicó. 
En cuanto a la convocatoria en las redes sociales, Santoferrara expresó: “El grupo esta abierto a todo el que quiera sumarse y la idea es que en cuanto seamos un número de personas comprometidas y con una cantidad de libros recolectados cada uno, podamos ir y poner nuestros puestos para que la gente se acerque un poco más a la lectura”. 
Si bien en un comienzo la docente pensó en una feria sostenible semana a semana, los sábados por ejemplo; ahora será una decisión grupal cómo comenzar y qué formato darle a ese espacio, de manera tal que –dentro de las reglas vigentes en el municipio– pueda tener continuidad y establecerse como un lugar reconocido por todos los santafesinos que disfrutan la lectura.