santafe
Domingo 24 de Abril de 2016

Proponen que las veredas tengan sendas seguras

La iniciativa, impulsada por el concejal Leandro González, pretende lograr que las personas con discapacidad visual y motora puedan transitar con mayor independencia

Con el objetivo de lograr que la ciudad de Santa Fe sea cada vez más accesible, el concejal Leandro González (FPCyS-UCR) presentó un proyecto que pretende determinar la obligatoriedad de la construcción de senderos específicos en las veredas, que permitan un mejor desplazamiento para todos los ciudadanos, teniendo en cuenta sobre todo a las personas con discapacidad visual y motora.
 
La iniciativa, que ingresó con “prioridad” a la sesión del Concejo Deliberante de la semana pasada, establece que al construirse nuevos caminos peatonales en la capital provincial, tanto el Ejecutivo como particulares procedan a la colocación de un corredor peatonal libre de toda perturbación confeccionado con baldosas táctiles de un ancho mínimo de 1 metro y una altura libre de 2,20 metros, que tenga “en el centro de la franja de 1 metro, una pista o carril de 40 centímetros de ancho, construida con baldosas táctiles y de color de contraste”.
 
Asimismo se proyecta que “en los bordes extremos a ambos lados de las huellas o pista táctil descripta anteriormente, se debe dejar 30 centímetros, demarcados o no, los cuales deben estar libres de cualquier elemento vertical”.
 
En términos de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, se puede decir que la propuesta tiende al “diseño universal”, definido como el planeamiento de productos que puedan usar todas las personas sin necesidad de adaptación.
 
“Aunque hacemos foco en el diseño de los mecanismos para que el grupo de personas con discapacidad visual pueda transitar libre de obstáculos y por un sendero seguro y señalizado, entendemos que la propuesta beneficiará a toda la comunidad, ya que lo que se busca es el tránsito sin barreras”, dijo en diálogo con Diario UNO el edil autor de la iniciativa y agregó: “Por supuesto que sabemos que de aprobarse la idea, el cambio será progresivo, en primera medida teniendo en cuenta las obras de gestión pública que se realicen y luego también las privadas”.
 
En este sentido, el concejal aseguró que están trabajando para efectuar un “cambio cultural” de cara a la accesibilidad de la comunidad y en consecuencia comentó que “cada uno de los proyectos sobre integración social que realizan con su bloque lo someten a la consideración de quienes saben del tema”.
 
“En este caso, contamos con la orientación del referente de la ONG Mirame Bien, Marcelo Scalas, y también pusimos la idea a consideración de la Comisión Municipal de Discapacidad, de la cual también soy parte”, comentó Leandro González, al tiempo que detalló que “incluso, antes de avanzar en el recinto con la propuesta les pedimos una opinión formal”.
 
Detalles específicos
Cabe remarcar que en la fundación del proyecto de ordenanza municipal se especifica el tipo de baldosas que sería ideal que se utilicen, que son “conocidas internacionalmente por su sigla en inglés TGSI, que corresponde a Tactile Ground Surface Indicators y sirven para armar circuitos para personas ciegas y personas con baja visión”, ya que, según detallan, “indican a que las personas pueden avanzar en forma segura o detenerse por estar en zona de alerta”.
 
En esa línea, se especifica también que las texturas que se usan para las mismas “son de dos tipos, una es de franjas longitudinales que indican la dirección del movimiento en condiciones de seguridad. La otra es de pequeñas formas cónicas dispuestas en cuadrícula para señalar detención, aviso de alerta, avance con precaución o, en general, interrupción de la condición de avance seguro”.