santafe
Sábado 23 de Abril de 2016

Proponen una ley para lograr una escuela más inclusiva y abierta

El diputado Alejandro Boscarol elaboró un proyecto de ley de educación provincial que busca brindar un marco normativo al sistema santafesino. Escolaridad desde los 45 días, capacitación docente y más clases, los ejes.

Una escuela abierta, donde los docentes se capaciten de manera permanente, con obligaciones para los padres y una convivencia basada en acuerdos entre todos los integrantes de la comunidad educativa son algunos de los objetivos que plantea el proyecto de ley de educación provincial que presentó el diputado Alejandro Boscarol (UCR).
El legislador ya llevó copias de la iniciativa al Ministerio de Educación y a los sindicatos docentes; y dijo que el rol del la cartera educativa es central para que la propuesta llegue a todos los maestros y profesores de la provincia.
De esa manera, apunta a subsanar el hecho de que Santa Fe sea, junto a Mendoza, las únicas provincias en las que no se cuenta con una normativa propia para garantizar derechos y definir obligaciones en materia educativa. Según el diputado, la iniciativa hace foco en la “inclusión con calidad” y para eso, entre otras cosas, define que el sistema educativo provincial cuente con un porcentaje mínimo de recursos en cada ejercicio de no menos del 35 por ciento del presupuesto. 
Las claves
Uno de los ejes en los que hace hincapié la propuesta es en garantizar la inclusión en el sistema educativo desde los 45 días, no solo para garantizar el derecho a la educación de las niñas y niños sino también para brindar oportunidades de formación y trabajo a las madres y padres de esos chicos que contarán con un espacio de cuidado de sus hijos.
También plantea la jornada extendida en el nivel primario para permitir el acceso del alumnado a los deportes, a distintos lenguajes y al apoyo escolar para evitar la repitencia. En ese sentido, en la secundaria plantea un régimen de tutorías que acompañe a los estudiantes y un enfoque académico que integre el uso de las tecnologías y el respeto de la diversidad cultural.
Otro de los puntos centrales que retoma la iniciativa es el lugar de la familia en la institución educativa generando espacios de participación como los consejos escolares. “Para mí es central que la familia ocupe un lugar en todo el proceso educativo. Hay que tener en cuenta que los mayores problemas se dan en el nivel secundario porque el involucramiento de los padres es menor”, evaluó Boscarol, en diálogo con Diario UNO.
Y continuó: “Donde hay mayor cantidad de problemas en el aula es en el secundario. Incluso la ley nacional de educación ha dado mucha importancia al rol de los padres. Es central que, a la par de dar derechos, se asuman responsabilidades. Así que la familia tiene un lugar central no solo en lo que refiere a los contenidos y aprendizajes sino en lo que hace a la convivencia. Por eso en la ley hablamos de los códigos de convivencia en la escuela”.
El legislador sostuvo que esa herramienta puede “ayudar a recuperar la autoridad del docente en el aula y de la directora en la escuela. Son acuerdos de convivencia democráticos, obviamente, son como las reglas de juego en el aula”. 
Evaluación y financiamiento
Para poder concretar los objetivos en lo que refiere a calidad educativa e inclusión –así como el cumplimiento de los derechos y obligaciones de cada uno de los integrantes de la comunidad escolar en todos sus niveles– Boscarol plantea dos cuestiones centrales: la autoevaluación y el financiamiento.
Sobre el segundo de los puntos, la iniciativa “destina los recursos necesarios, garantizando para el sistema educativo provincial un porcentaje mínimo en cada ejercicio no inferior al 35 por ciento del presupuesto”, indicó el legislador sobre uno de los puntos más importantes de la propuesta.
Por último, se prevé la implementación de procesos de autoevaluación permanente y planificación educativa. “La escuela tiene que ser evaluada de manera continua y periódica en la base misma del sistema, con la participación de sus propios actores”, dijo el diputado y aclaró que no se buscará una mirada externa sino que será un proceso interno de cada establecimiento.
“Seguramente muchas cosas se debatirán pero hay que llegar a un acuerdo mayoritario. Necesitamos avanzar sobre un consenso educativo sobre el conjunto de políticas de nuestro sistema. Y luego, sí hay que trabajar en reglamentaciones específicas, de lo que ya hay mucho hecho en el Ministerio de Educación”, cerró. 
Victoria Rodríguez / UNO Santa Fe.