santafe
Martes 29 de Marzo de 2016

Puente Carretero: en Santo Tomé impulsan el uso del acceso norte

Un edil peronista presentó un proyecto de protocolo para que, en caso de emergencia, se oriente el tránsito hacia esa vía que conecta con la autopista. La medida se complementaría con la señalización desde los ingresos a esa ciudad por las rutas 19 y 11

La espera es un factor común entre las personas que a diario deben transitar por el Puente Carretero Santa Fe-Santo Tomé. Ya sea por el intenso tránsito que se registra en horas pico y que deriva en demoras que sobrepasan los 10 minutos, por choques o por la avería de algún particular sobre esta vía de circulación, es habitual tener que esperar. 
 
Con el objetivo de brindar una mayor fluidez y tranquilidad a los ciudadanos, el concejal santotomesino del bloque del PJ La Gran Argentina, Roberto Schmidhalter, presentó ante el Concejo de la ciudad de Santo Tomé una iniciativa que propone aliviar el tránsito sobre el puente en caso de que se registren accidentes a través de un protocolo.
 
 
“Es un proyecto para hacer más ágil el tránsito pasante y de Santo Tomé por el Puente Carretero, en el cual desde hace muchos años se registran serios inconvenientes”, señaló el concejal por el PJ. En esa línea sostuvo que en la actualidad no existen horarios picos y el tránsito sobre esta emblemática vía de comunicación es complicado en todo momento. 
 
Los accidentes no solo dificultan la marcha sobre el puente sino que además generan problemas dentro de la ciudad ya que obviamente se generan una serie de trastarnos por traslados de heridos y desvíos de tránsito.
 
“A diario debemos tener tres o más problemas de choques, toques, y eso ocasiona tanto del lado de Santa Fe como del de Santo Tomé un problema gravísimo de tránsito”, sostuvo el concejal santotomesino sobre las situaciones que se ven obligados a atravesar los automovilistas tanto de un lado como del otro del puente.
 
La propuesta de Schmidhalter plantea un circuito vial alternativo, en caso de que se registren incidentes, a través de un protocolo que se aplicaría con la colaboración de la Policía Municipal de la ciudad para derivar el tránsito con fluidez, rapidez y seguridad hacia el acceso norte, permitiendo llegar a Santa Fe de forma segura y rápida.
 
En ese sentido, el edil explicó que el camino alternativo comenzaría a la altura de Libertad y Belgrano hasta República de Chile y Castelli para desembocar en la Autopista (a la altura del country La Tatenguita). Schmidhalter valoró el hecho de que esta opción brinda un rápido acceso a los barrios privados y countries de la zona.
 
Esta primera medida fue acompañada por otro proyecto de resolución que se complementaría con la demarcación de los ingresos a la ciudad por las rutas 19 y 11, de manera que indiquen la salida alternativa hacia Santa Fe por acceso norte. 
 
“La idea es que el tránsito pasante de Santo Tomé (aquel que se dirige desde Santo Tomé al norte de la ciudad de Santa Fe) tenga la posibilidad de usar el acceso norte mediante una señalética que indique el camino”, explicó el ideólogo del proyecto.  Por medio de la cartelería y señalización se intentará indicar a los automovilistas que no existe necesidad de ingresar a la ciudad de Santo Tomé y colaboraría en aliviar el tránsito sobre el puente.
 
Seguidamente agregó que se está trabajando en esos aspectos para darle más fluidez al tránsito y que los usuarios cuenten con la oportunidad de utilizar esa vía a la cual no dudó en calificar como “muy bien preparada”. 
 
Schmidhalter explicó que el acceso norte es un proyecto que se tenía en carpeta desde 1998, pero en ese entonces no se contó con el financiamiento para concretarlo. “Creo que es una obra importante para aliviar el Carretero y el estado actual es bueno”, explicó el edil. Sin embargo, reconoció que para poder implementar su propuesta sería necesario llevar adelante obras de iluminación en algunos sectores del camino y colocar los carteles indicativos que marquen por dónde ir. “Creo que es una alternativa muy positiva, no se paga peaje”, agregó el referente santotomesino.
LEER MÁS: El nuevo puente, en agenda de los nuevos gobiernos
 
Estado y fortaleza
En la actualidad, la estructura que mide unos 1.160 metros y está realizada en estructura de hormigón se muestra abandonada y en algunas de sus áreas se presentan importantes roturas de barandas.
 
Más allá de lo estético, al momento de evaluar el estado de esta arteria, el concejal no dudó en recordar que a pesar de que este se construyó en 1939, de acuerdo a los informes que elaboró Vialidad Nacional, el puente no evidencia inconvenientes de carácter técnico, salvo los baches que se producen. “Es un puente muy seguro pero tiene inconvenientes, el área metropolitana y todo el mundo tiene que pasar sobre él, ocasiona serios trastornos en torno a las demoras que se producen sin que se registren incidentes o algún otro problema, hay horarios que se transita a paso de hombre”, reiteró el representante de los santotomesinos.
 
En ese sentido, el edil sostuvo que en la actualidad se está estudiando la posibilidad de construir una circunvalación a Santo Tomé. “Siguiendo el proyecto de la ruta Nº 11, el cual consiste en conectar a los que transitan por la autovía Nº 19 y la autopista usando el acceso norte; se aliviaría muchísimo sin necesidad de construir un puente”, explicó el consultado.
 
Al momento de realizar un balance, Schmidhalter no dudó en demostrar su ansiedad para que los proyectos que hace poco presentó en el recinto sean tratados y aprobados para que los ciudadanos que hacen uso del viaducto tengan la posibilidad de tener rapidez, fluidez y seguridad para transitar hacia la capital de la provincia y hacia Santo Tomé.
 
Romina Elizalde / relizalde@uno.com.ar / De la Redacción de UNO