santafe
Miércoles 02 de Marzo de 2016

Reclamos y propuestas desde la Corte en el arranque del año judicial

Rafael Gutiérrez abogó por la cooperación de los tres poderes del Estado y propuso un nuevo Plan Estratégico. También planteó la necesidad de cubrir las vacantes

Al dejar formalmente inaugurado el año judicial 2016, este miércoles en los tribunales, el presidente de la Corte Suprema de Justicia santafesina, Rafael Francisco Gutiérrez, formuló en un discurso plagado de definiciones en una amplia convocatoria a los tres poderes del Estado para “comprometerse” a cooperar entre sí, en pos de “obtener resultados concretos en el campo de la promoción de los derechos ciudadanos”. Y en esa línea, consideró “propicio” trazar un nuevo Plan Estratégico para la Justicia santafesina.
 
“Más allá de la distribución de las potestades estatales que, ciertamente, se debe mantener, no debe perderse de vista que el Estado sigue siendo uno solo, y que entre los distintos poderes también debe existir colaboración, acompañamiento y articulación mutua”, sostuvo Gutiérrez en uno de los párrafos salientes de su alocución.
 
El titular de la Corte recordó que los santafesinos “tenemos buenas experiencias a la hora de recoger los frutos de proyectos que se emprenden conjuntamente”, en explícita referencia al “histórico” –según lo calificó- Plan Estratégico del Estado Provincial para la Justicia Santafesina elaborado en 2006 y del que surgieron, entre otras iniciativas, los nuevos códigos procesales y el sistema de enjuiciamiento oral y público vigentes en la provincia.
 
“Creo que es propicia la ocasión de reeditar un emprendimiento de la magnitud y alcance de aquel Plan Estratégico”, postuló Gutiérrez. 

También reclamó en su discurso a los poderes Ejecutivo y Legislativo la cobertura de cargos vacantes en la Justicia santafesina: “Sobre un total de 365 cargos de magistrados en toda la provincia, al día de la fecha hay 79 vacantes definitivas; lo que significa algo más que el 20 por ciento de la planta. Y si bien es cierto que existe la figura de los jueces subrogantes, también lo es que solo 25 cargos vacantes cuentan con suplentes”, cuantificó.

Además subrayó en referencia a la aplicación del nuevo sistema penal que “la Corte también ha hecho –y sigue y seguirá haciendo– ingentes esfuerzos materiales e institucionales, a través de su propio personal, en orden a proporcionar el mayor marco de eficiencia al nuevo sistema”.
 
 Y formuló una expresa referencia al rol de la Justicia en materia de inseguridad: “Es preciso no perder de vista que el nuevo sistema procesal penal, aun su más pleno y efectivo funcionamiento, no constituye la panacea contra la inseguridad. Sé que no es grato oír este tipo de afirmaciones, pero mi responsabilidad como presidente de uno de los poderes del Estado exige sinceridad y claridad. En el plano de los hechos delictivos que tanto nos vienen preocupando a todos últimamente, el Poder Judicial entra en escena cuando el hecho ya se perpetró, es decir, cuando ya hay un bien jurídicamente tutelado que ha sido vulnerado”, sostuvo Gutiérrez.