santafe
Domingo 05 de Julio de 2015

Repudian el ataque a una médica en el hospital Iturraspe

De acuerdo a lo expresado por Amra, la profesional sufrió lesiones al recibir un golpe de puño por parte de una paciente que exigía ser atendida.

El Sindicato de Médicos de la República Argentina (Amra) Seccional Santa Fe repudió un nuevo episodio de violencia registrado en un nosocomio público. El mismo se produjo el viernes 3 de julio, a las 17, en el hospital José Bernardo Iturraspe de esta ciudad, cuando una médica que se retiraba de la sala de Obstetricia y Ginecología por haber finalizado su turno laboral fue abordada por una paciente.
“Enfurecida, esta última le exigió ser atendida y ante la respuesta de la profesional que le indicó que se dirija a la guardia, le propinó un golpe de puño en el rostro ocasionándole serias lesiones”, destacaron desde la entidad gremial.
Por tal razón, el cuerpo de residentes y concurrentes del efector volvió a reclamar por medidas de seguridad ya que es la tercera situación similar que padecen en poco tiempo.
En ese sentido, Amra volvió a “hacer hincapié en la necesidad que las autoridades provinciales brinden soluciones concretas de inmediato a los fines de atenuar los reiterados casos de violencia que se registran en los hospitales públicos de todo el territorio santafesino”.
Blanco fácil
“Nos resulta inadmisible seguir soportando dichas situaciones. Somos profesionales que atendemos pacientes, no el blanco fácil de delincuentes y violentos que impunemente descargan su ira contra simples trabajadores que lo único que intentan, pese a muchas condiciones adversas, es tratar de brindarle soluciones a la población que necesita de un servicio tan básico y elemental como lo es la salud”, indicaron desde Amra.
Más allá de cualquier elemento disuasorio, “la presencia policial en cada efector es vital a la hora de truncar episodios de violencia o inseguridad”, insistieron. 
En la misma línea, recordaron otro episodio de violencia ocurrido el 16 de junio en el hospital Roque Sáenz Peña de la ciudad de Rosario, cuando tres personas que descendieron de un automóvil llevando a un paciente en grave estado, producto de varios disparos de arma de fuego en un supuesto caso de venganza entre conocidos, increparon y agredieron al personal de guardia con golpes de puño y elementos contundentes provocando pánico y tensión durante algunos minutos. En el caso de la ciudad de Santa Fe, las agresiones se repitieron en los últimos meses en distintos efectores.