santafe
Viernes 15 de Abril de 2016

Santa Fe debatió sobre federalismo y los desafíos en Canadá y Argentina

Participaron académicos de ambos países. Se destacó la alta descentralización fiscal de Canadá. Mientras que Argentina se encuentra en la vereda opuesta. 

El federalismo es un tema recurrente en los debates sobre el funcionamiento de las instituciones argentinas. La alusión a su importancia ha sido tan frecuente como las prácticas reiteradas que parecen consolidar su desconocimiento o insuficiente aplicación.
Hace pocos días se dio la inmejorable oportunidad de analizar estas cuestiones con el ingrediente particular de realizarlo de forma comparativa con otro país federal del continente americano. Curiosamente, si bien ha sido tradicional considerar con bastante frecuencia el modelo de Estados Unidos, en este caso las Jornadas consideraron los “Desafíos institucionales y económicos del federalismo en Canadá y Argentina”.
Las jornadas fueron impulsadas por la Embajada de Canadá en Argentina, la Fundación Dos Siglos y la Facultad de Ciencias Económicas de la UNL a través del doctorado en Administración Pública. Para ello se contó con la presencia de tres académicos y expertos canadienses, que disertaron junto a pares argentinos.
Estados Unidos se había constituido como federación en el último cuarto del siglo XVIII. Al igual que Argentina, el de Canadá es un federalismo de mediados del siglo XIX. La Constitución de Argentina proviene de 1853, con reformas en 1860 y 1866. La Constitución canadiense, por su parte, fue aprobada en 1867.
El acto inaugural contó con la participación del rector de la UNL, Miguel Irigoyen; el consejero Político de la embajada de Canadá en Argentina, Tudor Hera; el presidente de la Fundación Dos Siglos, Miguel Ángel Asensio; autoridades de la Facultad de Ciencias Económicas, la secretaria de Hacienda de Santa Fe en representación del intendente, así como del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Gutiérrez, entre otras autoridades y representantes. 
Tras las palabras introductorias del doctor Asensio y una enfática exaltación del acontecimiento por parte del diplomático canadiense, quien lo enmarcó dentro de los 75 años de relaciones entre Canadá y Argentina, dejó concluida esta primera instancia el rector de la UNL, quien recordó la importancia de los estudios comparados entre Canadá, Argentina y Australia por sus experiencias económicas asimilables entre fines del siglo XIX y principios del XX.
Consecuentemente, la inserción y tratamiento de la organización federativa, se transformaba así en otro motivo de comparación entre ambos países. Las deliberaciones se extendieron entre el 29 y el 31 de marzo próximo pasados, contando con traducción simultánea del español al inglés y del inglés al español, con acceso libre. Los académicos canadienses fueron James Parker Bickerton (Universidad Francisco Javier, Nueva Escocia), Hugo Cyr (Université de Quebec, Montreal) y David Peloquin (Economista, Ottawa). Entre los argentinos intervinieron Antonio M. Hernández, Pablo M. Garat, Alberto Dalla Via, Orlando Braceli, José M. Benvenuti, Carlos Caballero Martín, Diego Giuliano y el mencionado Miguel Á. Asensio, entre otros.
La organización de las jornadas previó abordar los aspectos generales inicialmente, siguiendo con cuestiones particulares luego y cerrando con una mesa redonda de clausura, a modo de síntesis. País parlamentario con poderes importantes en el gobierno central en su concepción originaria, Canadá fue evolucionando hacia un esquema más descentralizado, a partir de la originalidad francófona de Quebec. Como se sabe, tal como lo recordó Hugo Cyr, Quebec ha tenido un papel particular para asegurar un federalismo con potestades importantes en las provincias. El Senado, por su parte, tiene la particularidad de ser una Cámara donde sus miembros se designan y no surgen de un proceso electivo.
Las políticas regionales ocuparon un lugar importante. Es usual recordar el nexo fundamental con las cuestiones referidas a provincias avanzadas y rezagadas en los dos casos, lo cual puede hacer realmente efectivo un federalismo con menores asimetrías. El profesor Bickerton recordó las dificultades en establecer políticas regionales exitosas. De allí que se utilizaran diversas estrategias a causa de cambios que procuraron alcanzar objetividad y donde los impactos de la globalización no fueron ajenos. En esa orientación, fue importante el planteo desde la Región Centro, realizado por la licenciada Lucrecia de Jorge, en representación de la Bolsa de Comercio.
La materia fiscal no podía estar ausente dado el interés permanente suscitado por el tema en Argentina. El especialista David Peloquin explicó el mecanismo de igualación fiscal, típico dentro del esquema de federalismo fiscal canadiense. El experto, empero, destacó las dificultades en lograr una igualación más amplia entre las provincias canadienses, para llevarlas a acercarse al promedio de las cinco relevantes. Habiendo destacado la alta descentralización fiscal existente en Canadá, una de las más importantes dentro de los países desarrollados, no dejó de recordar el caso más centralista de Australia, que en tal aspecto encontró asimilable al de la Argentina.
En la mesa final, junto a la reconsideración de estos aspectos, los especialistas argentinos remarcaron el papel de la reforma constitucional argentina de 1994, la importancia de la coparticipación, el fortalecido rol municipal, la revalorización del papel del presupuesto y la potestad para la creación de regiones, entre otros aspectos. Hubo un particular énfasis en el respeto por la Constitución Argentina, de un lado, contra le defensa del carácter evolutivo y el papel de la experiencia y las transformaciones progresivas, por el otro.
Junto con la camaradería vivida y las visitas a lugares e instalaciones típicas de la ciudad, fue posible agasajar y acompañar a los visitantes, que previa escala en Buenos Aires manifestaron su deseo de conocer brevemente otros lugares del país, tras lo cual ya han regresado a sus actividades en Canadá.