santafe
Martes 01 de Diciembre de 2015

Silvina Frana propone una nueva regulación para los Hogares de Adultos Mayores

  La normativa se enfoca en la construcción de una cultura del cuidado de la vejez. De aprobarse se actualizaría una ordenanza del ’91 que sólo regulaba la situación edilicia de estos establecimientos.

La concejala explicó que con esta ordenanza se pretende “dar el salto” de paradigma -ligado a posiciones económicas ortodoxas- que ha construido y presentado al envejecimiento y a la vejez como una etapa de carencias de todo tipo, por otro modelo en el que el Estado debe respetar, proteger y promover los derechos y las capacidades de cada uno de los habitantes, en el que los adultos mayores son parte importante de nuestro entramado social.
 
“El espíritu de esta ordenanza es generar un cambio en la concepción de la vejez, poniendo como  punto de partida sus derechos y el empoderamiento de los adultos mayores, teniendo en cuenta –según
el censo 2010- que la provincia de Santa Fe se encuentra entre las más envejecidas del país. Lo que sin dudas nos obliga a repensar el marco regulatorio actual”, señaló Silvina Frana. 
 
La edil se mostró preocupada por las condiciones edilicias en que se encuentran muchas de estas instituciones, sumado a los escasos controles que el Municipio realiza para verificar el correcto cuidado físico y psicológico de los alojados. “Entendemos que una reforma y actualización de la ordenanza vigente le permitiría al Ejecutivo y a las personas que hacen uso de estos servicios, evitar siniestros y perjuicios”.
 
Registro de residencias
El proyecto que fue trabajado en conjunto con la Pastoral de Adultos Mayores de la Arquidiócesis de Santa Fe incluye la creación de un “Registro Público de Residencias de Adultos Mayores, Hogares de Ancianos e Instituciones Geriátricas de Salud” habilitados en la ciudad de Santa Fe, que será de acceso público y gratuito y que proporcionará a la ciudadanía información básica referida dichos establecimientos.
 
Adultos Mayores vulnerables
Para los casos que el municipio detecte personas adultas mayores en condiciones de vulnerabilidad social y/o económica, podrá disponer en cada establecimiento habilitado del alojamiento de una persona cada veinte (personas) alojadas pagas, sin retribución alguna y debiendo dispensarle a ésta idéntica atención que al resto de sus residentes.
 
“Esta disposición es fundamental porque actualmente el municipio no cuenta con residencias de acceso público y gratuito para personas en condiciones de vulnerabilidad, ni para adultos mayores, lo que significaría un aporte concreto para la ciudad y un crecimiento cualitativo en relación a políticas más inclusivas que prioricen el respeto por la dignidad humana y un rol activo de los adultos mayores en nuestra sociedad”, finalizó la concejala justicialista. 
Fuente: Prensa Silvina Frana