santafe
Martes 04 de Agosto de 2015

Un cráter en la Recoleta: Lifschitz piensa en financiamiento externo y mayor ayuda nacional

El gobernador electo dijo que Assa debe realizar fuertes inversiones. También dijo que habrá que ajustar presupuestos y redireccionar partidas.

La Mesa de Diálogo Santafesino se reunió este martes, presidida por el arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo. La misma contó con la presencia del gobernador electo, Miguel Lifschitz; del intendente, José Corral, y representantes de diferentes instituciones de la ciudad.
Antes de iniciarse la reunión en la sede de la Cámara de la Construcción Argentina de Santa Fe, Lifschitz dialogó con la prensa y se refirió al nuevo socavón que se formó en Bulevar y Rivadavia. “Hay instalaciones obsoletas en muchas ciudades de la provincia que están administradas por Aguas, algunas tienen casi cien años y niveles de deterioro y obsolescencia muy altos. Esto requiere inversiones muy fuertes. Creo que en los últimos años se recuperaron los niveles de inversiones que se habían abandonado durante décadas, pero hay que darle tiempo suficiente como para seguir avanzando”, dijo.
—¿De dónde van a salir los fondos para afrontar esas fuertes inversiones?
—Hay que buscar fuentes de financiamiento, más allá de ajustar el presupuesto y reasignar partidas presupuestarias. Me parece que hay que recurrir al financiamiento externo y si Argentina tiene un escenario de mayor estabilidad económica vamos a tener un horizonte mucho más favorable para obtener financiamiento internacional y de los organismos multilaterales. Por otro lado, aspiramos a un marco de mayor cooperación del gobierno nacional.
Sobre su idea de municipalizar el servicio, Lifschitz recordó que es un tema que ya lo habló con Corral, con la intendenta de Rosario, Mónica Fein; y con el intendente de Rafaela, Luis Castellano. “No vamos a hacer nada brusco, pero la idea es empezar a conversar el tema y ver cómo los municipios empiezan a tomar mayores responsabilidades. También vamos a sentar a la mesa al gremio, porque no se trata de perjudicar a los trabajadores, sino al contrario, ver cómo logramos entre todos una mejor prestación del servicio, mejor respuesta a los ciudadanos, soluciones más rápidas ante los desperfectos”, expuso.
Acerca de si los municipios pueden solventar inversiones tan grandes, Lifschitz respondió: “Por ahora no estamos hablando de que lo solventen los municipios, sino que se sienten en la mesa y empiecen a asumir mayor responsabilidad en la gestión, en la definición de las prioridades, en el control de las obras. Creo que puede ser un proceso gradual. Del total de las localidades de la provincia casi 350 tienen sistemas propios a través de las comunas o cooperativas y solo 15, las más grandes, tienen una prestación centralizada. Y esto no quiere decir que la provincia abandone su responsabilidad ni que estemos pensando en algo improvisado”, aclaró.
 
Hipólito Ruiz / hruiz@uno.com.ar