santafe
Domingo 15 de Mayo de 2016

Una adolescente santafesina cautiva a los amantes de la literatura de ficción

La santafesina Rosario Hernández logró, con sus 17 años, traspasar las barreras de la web, donde se animó a publicar sus primeros escritos y cosechar cientos de seguidores, para presentar su primer libro en la Feria del Libro de Buenos Aires: Oklin, El Alma Perdida.

La santafesina Rosario María Hernández (17) se convirtió en la escritora más joven de la edición 42ª de la Feria del Libro en Buenos Aires –que tuvo lugar del 21 de abril al 9 de mayo– donde presentó el libro “Oklin: El Alma Perdida”, una historia que comenzó a escribir a los 14 sin intenciones de hacerla pública y que hoy logró cautivar a grandes y chicos fanáticos de la literatura de ficción.
“El disparador de este texto comencé a escribirlo para mi grupo de amigas en un grupo de Facebook que creé para eso, hasta que un día una de ellas me sugirió que lo publicara en la página web Wattpad.com (sitio de origen canadiense que está disponible para que los amantes de la lectura y escritura puedan dejar sus propios textos y hallar otros)”, comenzó a relatar en diálogo con Diario UNO la joven y siguió: “Al principio no me animaba, pero cuando lo hice me llevé una sorpresa por la gran cantidad de mensajes alentadores y positivos que recibí de la historia de parte de gente que no conocía; además de la nominación que obtuvo a los premios Watti Español 2014 (en la categoría Fantasía en Ascenso)”.
En esa línea, Rosario detalló que la historia final que fue publicada por la editorial Dunken tuvo varios cambios, tanto por la creación de nuevos personajes como la modificación de algunos, e incluso también fue reescrita en diversos aspectos. Asimismo aseguró que “lo anterior estaba más bien redactado en un formato como de obra de teatro y ahora es realmente una novela”.

—¿En qué se basa Oklin: El Alma Perdida?
—Cuenta la historia de una chica (Grace Diamond) que siente la curiosidad de investigar qué sucedió con su hermano y su papá (el primero desaparecido un año atrás sin causa y el segundo por ir tras él también sin dejar huellas), y en consecuencia decide ir hasta el lugar donde vieron al primero por última vez y allí se encuentra con los que se llaman “humanos superiores” que tienen la clasificación de seres de reyes que son los que dan expectativas, curiosidades y animación a esta historia.
—¿En qué te inspiraste para la creación de la novela?
—En general, tanto los nombres como las descripciones de los personajes y la historia en sí fueron cosas que me surgieron solas y que nacieron quizás en correlato a lo que a mí siempre me gustó leer.
Consultada al respecto, la escritora detalló: “De J. K. Rowling rescato la sencillez y a su vez la complejidad que le dio al mundo de Harry Potter; y por supuesto que también me encanta Rick Riordan que es el autor de Percy Jackson porque tiene mucho humor e imaginación, de hecho me inspiré en ellos para hacer mi propio libro”. 
—¿Qué lugar ocupa en tu vida la lectura?
—Está presente en mi vida desde que era una niña pequeña. Fue mi abuela la que me enseñó a leer y mi afán de competitividad con mi primo la que me llevó a querer pegarme más a los libros para demostrar que yo sabía más (risas), porque los grandes me decían que lo hacía bien.
—¿Y la escritura, cómo y cuándo te decidiste a plasmar en un papel?
—Inventar historias fue algo que hice siempre, pero no había escrito hasta antes de comenzar este juego con mis amigas que luego inspiró este libro.



Al respecto, al hacer referencia a la escritura en sí dijo: “Los momentos de redacción no siempre fueron los mismos, dependieron mucho de mis tiempos y ganas, de hecho me llevó tres años terminar el texto completo”.
Por otro lado, y en vinculación a la repercusión que tuvo el éxito de su publicación en la Feria del Libro, la autora dijo: “Mi familia y mis amigos por supuesto que acompañaron, pero los que más se sorprendieron creo que fueron mis compañeros de la escuela que no estaban al tanto de la publicación o no sabían que era tan grande (tiene 500 páginas), aunque no de mi autoría porque la mayoría sabe que me gusta mucho escribir”.

Perfil teen
A Rosario María Hernández, como a la mayoría de las chicas de su edad le apasiona la música (rock y pop por sobre todas las cosas), aunque su hobby principal es el dibujo y la pintura. “Había pensado en estudiar animación pero no está en Santa Fe la carrera así que pienso dedicarme a bellas artes que está bastante relacionada”, concluyó.

El dato
• Cabe destacar que Rosario ya tiene pensado seguir con una segunda parte de Oklin, El Alma Perdida, aunque en diálogo con Diario UNO detalló que “por el momento no está escribiendo, sino que está tomando un descanso para poder disfrutar todo lo que está viviendo por la publicación de su libro”.
• Hay que decir también que la joven precisó que le gustaría presentar el mismo en la ciudad y al respecto dijo: “Seguramente coordinaremos con la editorial para hacerlo en alguna librería particular”.