santafe
Domingo 24 de Abril de 2016

Una noche en la que los secretos de los masones serán develados

El sábado. La Logia Nº 99 Armonía abrirá, por primera vez, sus puertas en el marco de la Noche de los Museos. Durante la velada se realizará una charla sobre la masonería y la Declaración de Independencia

Los masones fueron protagonistas de los grandes momentos en la historia de Santa Fe. Desde Nicasio Oroño hasta Gastón Gori, sus aportes a la vida política y a la cultura son destacados. Sin embargo, siempre se supo muy poco sobre el trabajo de esa organización que, durante muchos años, debió funcionar de manera secreta. Este sábado, la Logia Nº 99 Armonía abrirá sus puertas por primera vez en más de 120 años en el marco de La Noche de los Museos.
 
Para muchos, masonería y logia se asocian a José de San Martín o Manuel Belgrano, cuya participación en las logias Lautaro e Independencia, respectivamente, forma parte de las biografías estudiadas en las escuelas. También existen muchos mitos alrededor de las prácticas de esas agrupaciones, ya que su condena por parte de la Iglesia Católica durante la Inquisición y la persecución que sufrieron en distintos puntos del mundo por parte de regímenes totalitarios han favorecido la propagación de prejuicios sobre sus miembros.
 
 
Por todo eso, durante mucho tiempo los masones permanecieron ocultos. Decir abiertamente que se pertenecía a la masonería era peligroso, por lo que muchos lo ocultaban, incluso, de sus familias. Pero la persecución no evitó que los masones siguieran trabajando bajo los mandatos centrales de su organización: libertad, igualdad y fraternidad.
 
El sábado 30, en el marco de La Noche de los Museos, uno de los tres templos que funcionan en la capital provincial abrirá sus puertas para que las y los santafesinos puedan conocer un poco sobre su labor. En la sede de 9 de Julio 2454, desde las 19, quienes se acerquen podrán no solo recorrer el Salón de los Pasos Perdidos y ver objetos tradicionales e históricos de la masonería sino también participar de la charla “La Masonería y el Bicentenario de la Declaración de la Independencia”, a cargo de Rogelio Alaniz, y recorrer el templo donde se realizan las ceremonias.
 
 
“La idea es mostrar a los masones que estuvieron en Santa Fe, a los que pertenecen a Armonía precisamente pero también a los de otras logias, y las huellas que dejaron en la ciudad”, explicó Daniel, uno de los masones de la Logia Nº 99, a Diario UNO. Y sobre los espacios que ocuparon los miembros de esa organización señaló que participaron de la creación del Colegio Nacional, de la Universidad Nacional del Litoral, de la Reforma Universitaria de 1918 y de la Escuela Industrial, entre otros.
 
“Nicasio Oroño (gobernador entre 1864 y 1868), por ejemplo, logró la creación del Registro Civil y la secularización del cementerio a partir de la lucha importante con el obispo Gelabert”, contó el masón y continuó: “Ángel Cassanello, quien trajo el puerto a Santa Fe y desarrolló el comercio, y el escritor Gastón Gori fueron otros de los masones que han formado parte de Armonía y dejaron su impronta en Santa Fe”.
 

Imponente. El edificio en el que funciona la logia comenzó a construirse en 1890 / Foto: Manuel Testi - Uno Santa Fe
 
Una nueva etapa
Las logias santafesinas –además de Armonía funcionan la Nicasio Oroño y la Estrella del Progreso– pertenecen a la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones con sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Hace varios años ya que la institución central está trabajando en abrir la masonería al resto de la comunidad, aunque siempre preservando aquellas partes que corresponden a los secretos que se comprometieron a guardar.
 
Es por eso que, en Buenos Aires, ya es tradicional la participación de la Gran Logia en La Noche de los Museos. Este año, por primera vez, la Logia Nº 99 decidió sumarse a la propuesta y abrir sus puertas a la comunidad interesada. “Esto se enmarca en una política de apertura que ha tenido la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones de pasar de ser un entidad secreta a mostrar que es una sociedad discreta con sus rituales y símbolos que, obviamente, quedan guardados en el secreto de cada uno. Queremos mostrar los lugares y los valores con los que trabajamos”, contó Daniel, el masón.
 
Y siguió: “Esa apertura ha logrado que muchos jóvenes se hayan acercado. Hace ocho años, en la Argentina, el promedio de edad de los masones era de 53 o 54 años y hoy es de 32 años. Particularmente en Santa Fe es de 35 años”. Los cambios sociales dieron el marco para que los masones se animaran a abrir sus puertas a la comunidad sin miedo a ser perseguidos. Aunque aún muchos prefieren no decir públicamente que son masones, esperan que la apertura empiece a terminar con los misterios que generaron la estigmatización.
 
“Los masones fueron perseguidos por regímenes totalitarios como al Inquisición, el fascismo, el extremo comunismo ruso y el nazismo, entre otros. Esas líneas perseguían a la masonería porque entendían que los valores de igualdad, libertad y fraternidad que defendemos van en contra de sus intereses. Generalmente esos regímenes buscan bajar una idea y que sea aceptada sin cuestionamientos, por eso han perseguido, torturado y desaparecido a muchos masones”, recordó el miembro de la logia Armonía.
 
Pero reconoció que hace ya varios años que están dadas las condiciones para que no exista ese tipo de persecución ideológica y, por eso, han dado este paso, primero en Buenos Aires y ahora en Santa Fe.
 

Pilares. La masonería se basa en la libertad, igualdad y fraternidad / Foto: Manuel Testi - Uno Santa Fe
 
Presente de la organización
La masonería se define a sí misma como una organización filosófica, filantrópica y progresista. No es una religión pero respeta el credo que profese cada uno de sus miembros “siempre que sean tolerantes y respeten todas las opiniones sinceramente profesadas; es decir: exentas de fanatismos, egoísmos y supersticiones”, aclaran en la web de la Gran Logia Argentina.
 
“Seguimos trabajando en nuestros talleres para formar hombres que usen la ciencia, la Justicia y el trabajo para enaltecer los tres pilares (libertad, igualdad y fraternidad), fortalecer la República, defender los derechos y la igualdad de todos los hombres. Es una escuela de moral”, detalló Daniel sobre los objetivos y las tareas actuales de la masonería.
 
La modalidad de ingreso a una logia es por invitación de un miembro, que puede o no ser familiar, pero en la actualidad se ha sumado la posibilidad de completar un formulario a través de internet y, así, dar inicio a un proceso que determinará si se llega a formar parte de la organización. De hecho, Armonía cuenta con su propio sitio web –http://logiaarmonia.com.ar– y su perfil en Facebook –Logia Armonía Santa Fe.
 

El templo. Allí se mantienen vivas tradiciones muy antiguas / Fotos: Manuel Testi - Uno Santa Fe

En Santa Fe, todas las logias son de varones pero existen logias de mujeres en Rosario y Paraná. Si bien la masonería comenzó siendo solo masculina, el crecimiento del lugar de la mujer en la vida pública hizo necesario rever esa situación. En el país no hay logias mixtas pero sí existen en Brasil y en otros lugares.
 
Una propuesta interesante
El sábado 30, los santafesinos tendrán la oportunidad de conocer un poco más sobre la masonería santafesina, recorrer sus espacios y aprender del rol de los masones en la historia local y nacional.
 
“Por primera vez, en los 126 años que tiene la Logia, se van a abrir las puertas del templo para que los ciudadanos puedan ver el espacio en el que trabajamos. Más allá de que sea la sede de la Logia es un edificio con un valor arquitectónico muy grande porque no debe haber muchos tan antiguos en la provincia”, resaltó el miembro de la logia Armonía.
 
 
Y continuó: “Van a poder ver el templo, habrá una muestra sobre la masonería en la creación de la Universidad Nacional del Litoral y otra de los diversos masones santafesinos. Además se brindará una charla, a cargo de Rogelio Alaniz, sobre el Bicentenario de la Independencia”.
 
La cita para los interesados en acercarse será el sábado, desde las 19, en la sede de 9 de Julio 2454, frente a la plaza San Martín.
Victoria Rodríguez / victoriarodriguez@uno.com.ar / De la Redacción de UNO