Concejo
Viernes 25 de Noviembre de 2016

Santo Tomé: proponen trasladar la feria a los barrios de la ciudad

En la actualidad funciona los lunes en la plaza central. La medida facilitaría el acceso de los ciudadanos a una mercadería más económica y que los productores vendan más

Desde la perspectiva de que las ferias son oportunidades tanto para los vendedores como para los consumidores, desde el Concejo de Santo Tomé, integrantes del bloque oficialista impulsan el traslado de la misma a los barrios.

"Nosotros creemos que se pueden maximizar los recursos de la feria llevándola a los distintos barrios, generando mayor alternativa de ventas para los feriantes y obviamente productos más económicos para los ciudadanos", explicó Martín Giménez, integrante del bloque de la Unión Cívica Radical y uno de los impulsores de la propuesta que espera ser tratada en el recinto del Concejo de Santo Tomé.

Al momento de explicar los fundamentos de esta iniciativa, Giménez dejó en claro que no se busca ir en contra del comercio local y que este cambio funcionaría como un complemento del mismo. "Cumpliendo el objetivo de lo que es una feria franca, que se basa en productos frescos, baratos", sostuvo el edil. Otro de los aspectos a valorar es la reducción en la cadena de comercialización, lo que derivaría en una llegada más directa y económica al consumidor e incrementando las ventas de los pequeños productores.

La propuesta generó una reacción muy importante y llamativa de los vecinos. "Nosotros trabajamos desde el bloque para ir a los barrios y levantar parte de las necesidades, además de plantear esquemas de trabajo para cada uno y de esta manera, nutrirlos de mejores realidades", recordó el concejal.

A raíz de esta idea, los vecinos mostraron su respaldo acercándose a los funcionarios, a quienes manifestaron la intención de elevar notas en respaldo de esta propuesta. "Son conscientes de que es una forma de palear la crisis. Hoy por hoy, la crisis ha llegado a retocar la inflación y por ende los productos de la canasta alimentaria", sostuvo el referente.

En la actualidad, la feria funciona solo los lunes por la mañana en la plaza principal de Santo Tomé, frente a la iglesia La Inmaculada, en la intersección de Avellaneda y 25 de Mayo.

Al respecto explicó que una de las ideas que se trabaja es llevar la feria a días más cercanos al fin de semana, para que de esa forma se logre un mayor acceso a toda la gente y en distintos barrios de la ciudad. Pero estos son factores que estarán abiertos a las mesas de diálogo que se puedan realizar entre todos.

Aún está en discusión el esquema de funcionamiento que se adoptaría, si esta se trasladaría a distintos barrios a lo largo de la semana o si centraría la actividad en un solo distrito por el mismo período de días. Sobre este aspecto, Giménez precisó que sería prudente contar con un esquema de más de un día en cada uno de los barrios y rotativos para que permita ventas. Sin embargo, observó que antes de acordar esta forma de trabajo habrá que considerar el hecho de que los feriantes de Santo Tomé son los mismos que trabajan en Santa Fe y en la región. "Pero lo que debería analizarse es cómo insertamos un nuevo esquema", afirmó, sin dejar de agregar que también el nivel de producción influirá.

En los últimos meses se pudo observar una importante baja en la asistencia a la feria. En ese sentido, Giménez atribuyó que este comportamiento puede estar dado por el horario como por el espacio en donde se enclava.

"Es un sector con muchos servicios y una oferta muy grande, competencia para lo que es la feria. Creemos que tenemos que reconvertirla con algo que sirva a la ciudad, al vecino y a los comerciantes para que incrementen sus ventas", contempló uno de los impulsores y autores de la iniciativa.

En sintonía con el traslado a los barrios, también se analiza la posibilidad de modificar el horario. Sin embargo, adelantaron que todos los aspectos sobre los cuales podrían generarse cambios deberán ser analizados entre todos los actores en el marco del diálogo. "El cambio va a llevar su tiempo y no podrá ser impositivo. Se trata de muchos años de tradición y sabemos que los cambios deben ser con todas las partes", afirmó el integrante del bloque de la UCR.

Comentarios