santafe
Viernes 03 de Julio de 2015

Se estrenó la comedia musical con más de 40 artistas íntegramente santafesinos

Cientos de santafesinos concurrieron a la cita del estreno de “Espíritu Traidor”, la comedia musical con impronta ópera rock, 100% santafesino. La obra volverá a presentarse este viernes y sábado a las 21, y el domingo a las 20, en la sala Mayor de San Martín 2020.

La ovación de pie para agradecer la entrega de los artistas y el acompañamiento en buen número que brindó anoche el público santafesino, son dos hechos significativos, pero no los únicos que permiten calificar como exitoso el debut de la comedia musical con impronta ópera rock, “Espíritu Traidor”. Lo acontecido anoche sobre las tablas de la sala mayor del Teatro Municipal 1° de Mayo y la respuesta del público, justifican referirse de esta manera a la obra que marca un nuevo hito en la recuperación del coliseo local como generador de propuestas artísticas que llevan la marca del talento santafesino.
Un hito, porque se logra a través de una apuesta desafiante y ambiciosa en diversos sentidos, que se propuso desde sus inicios llevar esta iniciativa del Gobierno de la Ciudad a una nueva escala respecto de proyectos anteriores; y porque se nutre de un movimiento que ya existía en Santa Fe en torno a la comedia musical, pero busca potenciarla ofreciendo una muestra genuina de lo que es capaz de movilizar este género, tanto arriba como abajo del escenario.
En los meses previos, los hacedores anticipaban que se trata de un proyecto que aborda una de las expresiones más complejas del teatro; en este caso a partir de un texto original de Joaquín Bonet, que reversiona el clásico “Sueño de una noche de verano” (W. Shakespeare), interpelando al público con una historia identificada con la ciudad, su cultura y el entorno de las islas. Así, bajo la dirección general de Rubén Viani, se conformaría el elenco con artistas santafesinos, provenientes de diferentes disciplinas y trayectorias, que asumieron el reto de desarrollarse en otras áreas y potenciar las herramientas de su oficio. En ese cruce, se nutre la puesta de “Espíritu Traidor”. Quizás el trío protagónico, integrado por ‘Tavo’ Angelini, Luciana Tourné y Rubén Von der Thüsen, sintetiza ese compromiso que comparten los más de 40 actores, cantantes, bailarines y músicos involucrados en la puesta.
Esta experiencia de creación colectiva y aprendizaje, comenzó anoche a cerrar el círculo que completa todo hecho artístico: el encuentro entre la obra y el público; que en esta primera función, asistió a la sala mayor expectante, y a su vez, con la actitud de quien va dispuesto a dejarse sorprender y emocionar.
Durante este fin de semana habrá tres nuevas oportunidades de disfrutar de “Espíritu Traidor”: hoy y mañana a las 21, y el domingo a las 20, siempre en la sala mayor ubicada en San Martín 2020. Es importante señalar que esta producción cuenta con el auspicio de Hotel Río Grande, Tregar, New Style, Cerveza Santa Fe y Escuela de Comedia Musical Bla!

Dejaron todo
Pocos minutos después de la función, la secretaria de Cultura del Gobierno de la Ciudad, Patricia Pieragostini, destacó que “el público se rió, lloró y aplaudió en muchísimas oportunidades durante la obra, y antes de que finalizara estábamos todos de pie para aplaudirlos”. En esa línea, remarcó el rol de Rubén Viani durante todo el proceso, como responsable de la puesta y ante todo del grupo que integraron unas 100 personas: “formamos un equipo maravilloso, tanto en lo profesional como en lo humano. Fue todo un aprendizaje para nosotros porque esta escala y esta complejidad no la habíamos abordado todavía”, aseguró la funcionaria. Y vinculó este crecimiento a una política cultural que se sostuvo desde 2008 a través de obras como “Amhal y los visitantes nocturnos” (2008/2009), el poema sinfónico “Pedro y el Lobo” (2010), la zarzuela “Luisa Fernanda” (2013) y la ópera “Hansel y Gretel” (2014). “En esta oportunidad apostamos al género de la comedia musical, a partir de una propuesta del intendente José Corral, que sugirió generar un proyecto que tuviera que ver con la cultura joven, con todo lo que estaba pasando en la ciudad en relación al teatro musical. Rubén Viani nos visita desde hace muchos años. Es un referente a nivel nacional y en lo local, y haber hecho este proceso de su mano fue maravilloso”.
A su turno, fue el propio Viani quien expresó su satisfacción y agradecimiento por lo realizado: “Ha sido un placer trabajar con estos artistas y la producción de la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad, que me ha hecho sentir muy cómodo. Me sentí cuidado y protegido en las complicaciones que pudieron existir, que ocurren en todo proyecto de esta magnitud”.
“Han hecho un esfuerzo enorme por esta producción y por eso me emociona mucho que el público esté de pie, apoyando esta obra, a sus artistas. Ojalá se siga llenando el teatro porque es una manera de que vuelva la energía y los recursos que se pusieron en este esfuerzo descomunal. Estoy feliz de estar en Santa Fe. Es una ciudad que quiero y no voy a dejar de venir. Fue un estreno precioso, en el que los artistas dejaron todo”, finalizó.

Lo mejor de cada uno
En su balance, Angelini, Tourné y Von der Thüsen, coincidieron en valorar el trabajo de todo el equipo: “Cada uno de los que está involucrado abajo, arriba del escenario, en los papeles protagónicos, los cantantes que están en el coro apoyándonos, los músicos, los técnicos, la publicidad, el sonido y toda la gente que nos estuvo acompañando en este proceso, como el personal del Liceo Municipal que nos recibió en los ensayos”, mencionó “Tavo”, para remarcar especialmente “el talento joven metido en esto. Son artistas de primerísimo nivel; una nueva camada de cantantes, bailarines, actrices y actores, que se merecen la oportunidad de que el público los vea y valore”.
“Hay una gran mano en la dirección de este proceso, que es de Rubén Viani. Él logró sacar lo mejor de cada uno de nosotros, en una comedia musical que nos lleva a ilusionarnos, a vivir, a llorar y a reír; porque está muy bien escrita, al igual que la coreografía, la escenografía, las caracterizaciones y cada una de las personas que integra el equipo de trabajo de “Espíritu Traidor”, agregó Tourné.
Por su parte, Rubén Von der Thüsen manifestó que “fue algo increíble ver el teatro lleno desde el escenario, que el público santafesino haya asistido para ver a sus artistas. Eso es maravilloso para nosotros”.
“La energía que había en la sala, que volcábamos nosotros y nos devolvía el público, era avasalladora”, contó. Para enfatizar que “trabajamos muchísimo y creo que eso se vio arriba del escenario. Aprendimos a cantar y bailar los que no sabíamos hacerlo, y así fue para todos. Incorporamos nuevas disciplinas. Ese es un bagaje que nos queda y un nuevo capital que todos los artistas tenemos ahora, gracias a esta puesta del Gobierno de la Ciudad que hace que realmente nos vayamos de este proyecto con un capital ganado, aprendido, a nivel artístico”.

Artistas en escena y foso
Con Tavo Angelini, Luciana Tourné y Rubén Von der Thüsen en los roles protagónicos de Redo, Florencia y Martín respectivamente, el elenco cuenta con Lucas Ranzani (Oreja), Camilo Céspedes (Morsa), Demián Sánchez (Ladri), Juan Candioti (Espinillo), Federico Celario Ocampo (Vetusto), Daniela Romano (Tiziana), Magalí Airala (Aldana), Martina Ponce Couré (Rocío), Guillermo Ibañez (Jhonny), Julián Reynoso (Leo), Marisa Oroño (Marta) y Mirta Rossi (Edna).
El ensamble de bailarines está integrado por Yasmin Ríos Satuf, María Jimena Gómez, María Eva Papaleo, Julieta Taborda, Mariel Barcos, Lucila Balocco, Cecilia Romero Kucharuk, Juan Pablo Porretti , Federico Wild, Franco Benítez, Maximiliano Sena, Matías Forconi, Francisco Machado y Francisco Aguirre.
El coro se compone con las voces de Mauricio Oromez, Agustín Ferrero, Elizabeth Schmidhalter, Luciana Braunstein y Lorena Niere; mientras que la música será interpretada en vivo por María Fernanda Lagger y Pablo Marcelo Aristein en saxo, Luisina María Gioria en flauta, Luciano Stizzoli en el piano, Nicolás Yozía en guitarra, Alexander Russell White en bajo, Hugo García en la batería y Julia Avvedutto en cello.

El equipo
Junto a Rubén Viani, trabajaron Barby Ostrovsky en coreografía, Francisco Martínez Castro en la dirección y composición musical, Magali Acha en el diseño de escenografía, y Guillermo Pérez en diseño de sonido. Gustavo Palacios Pilo se desempeña en la asistencia de dirección; Alicia Ortiz y Cecilia Romero Kucharuk, en la asistencia de coreografía; y Juan Candioti es el asistente de dirección musical.
Repitiendo la experiencia exitosa de la puesta de la Zarzuela “Luisa Fernanda” en 2013, se realizaron en el Teatro Municipal la escenografía, vestuario y diseño de luces, entre otros aspectos escenotécnicos. Para ello, trabajaron Oscar Peiteado junto a Rubén Viani en el diseño de luces, y Dafne Aidoni se desempeñó como asistente de escenografía. Lucía de Frutos diseñó el vestuario, y cuenta con la asistencia de Mercedes Barone; y la colaboración de Marité Quiroga y Evelin Medina. Melisa Guerrero y Gastón Gerstner en tanto, son los encargados de la caracterización del elenco. La realización escenográfica estuvo a cargo de Leonardo Rusillo, David Lencina y Melisa Guerrero, con un importante apoyo por parte de los Talleres Municipales. Facundo Bordas y Lautaro Malato trabajaron para esta producción como luthiers, en la realización de instrumentos que requiere la puesta.

Únicas funciones
Las entradas para las funciones del viernes, sábado y domingo, están a la venta en la boletería del Teatro. El valor de las localidades varía según la ubicación elegida: platea baja y alta, palcos bajos y altos, 150 pesos; tertulia medio, 120 pesos; tertulia lateral, 80 pesos; grada y paraíso, 50 pesos.
La boletería atiende al público de lunes a sábado, de 9 a 13 y de 17 a 21; y los domingos, de 10 a 12 y de 17 a 21. Para más información comunicarse a los teléfonos 4571883/4.

Fuente: Prensa Santa Fe Ciudad

Comentarios