Sábado 26 de Noviembre de 2016

Se mudó hace dos meses y ya le desvalijaron el departamento

Ocurrió este sábado en Cándido Pujato al 2400, de barrio Mariano Comas. El inquilino salió dos horas y cuando volvió encontró su casa toda revuelta

Juan Bautista Dandeu hace dos meses se mudó a un departamento interno de Cándido Pujato al 2400 en barrio Mariano Comas. Oriundo de Santo Tomé, el muchacho de 30 años decidió cruzar el charco para tener mayor comodidad para llegar a su trabajo. Esa comodidad y esa tranquilidad terminaron en la calurosa siesta del sábado.

Embed

En horas del mediodía, el joven fue a almorzar a la casa de sus padres. Previo a eso, fue hasta el supermercado y realizó una provista de comida, la cual dejó en su nuevo departamento.
Salió a las 12.30 aproximadamente. Tras culminar aquel almuerzo familiar, volvió a su casa a las 14.30. Al ingresar al pasillo observó que una "chapita" de la puerta de su departamento se encontraba fuera de lugar. "Ya está, me entraron", pensó en ese momento. Y así fue.

Lo que pudieron
"Cuando llego a la puerta me doy cuenta de que sí, que la habían violentado. Me rompieron toda la cerradura y por dentro estaba todo revuelto", contó a Diario UNO Juan Bautista. Según pudo determinar el muchacho, los delincuentes ingresaron y revolvieron toda la vivienda. De la misma sustrajeron un televisor LCD de 40 pulgadas y otro de 32. A su vez, robaron algunas joyas de su pareja y un sobre con 100 euros que era para el sobrino de Juan Bautista, el cual tiene que viajar próximamente.

No conformes con su hazaña delictiva, los rufianes decidieron dejarlo al dueño de casa sin las compras que había realizado en horas del mediodía. "Me molesta mucho por las compras que había hecho ya que tenía una bolsa grande con mercadería", indicó resignado.

"Nadie vio nada, nadie escuchó nada. Lo más cercano es el comentario de un vecino que vio un auto acá fuera. El mismo estaba de culata cargando algo. De todas maneras no tengo ningún dato certero de quién fue ni nada", agregó el damnificado.
Robo2

Llamó pero fue en vano
Tras el robo, Juan Bautista llamó al 911. "Ni bien entré llamé y demoraron más de 20 minutos en llegar. Cuando arribaron me tomaron los datos y quedamos en que tenía que realizar la denuncia formal", explicó. "Me mudé a Santa Fe porque trabajo y estudio acá. Sabía que era una zona donde a los autos le rompían los cristales y los abrían pero nunca pensé que podía ser en un departamento interno en pleno día", expresó.

Un dato que causó cierta curiosidad en Juan Bautista y su pareja es que la puerta del pasillo que da a la calle se encontraba cerrada. Esto generó ciertas sospechas en torno a que los delincuentes tal vez ya conocían las viviendas y a los propietarios que residen en dicho pasillo.
Robo3

De igual forma, nada de ello pudo ser corroborado por el muchacho que de ahora en más pensará dos veces al momento de tener que salir de su casa, tras haber sido otra víctima, de las tantas, que tiene la ciudad a diario.

Comentarios