Ovación
Viernes 28 de Octubre de 2016

"Se nos apagó una ilusión"

Acongojado por la derrota ante River, Leo Madelón destacó el esfuerzo del grupo. "Dimos todo", expresó

La estrategia parecía derrumbarse en los primeros cinco minutos con el gol tempranero de Sebastián Driussi, pero Leonardo Madelón transmitió calma desde el banco de suplentes y mandó a sus jugadores al frente. Unión fue por más y en varias ocasiones estuvo muy cerca de empatar, pero por esas cosas del fútbol no lo logró y su rival, de jerarquía, no lo perdonó.
De todas maneras, quedó bien grabada la imagen del equipo en el complemento apretando a River. En este deporte, que se caracterizar por ser impredecible, en esta ocasión primó la lógica y ganó el que mejor hizo las cosas, pese a lo exagerado del resultado. Una vez terminado el encuentro, el entrenador reconoció las diferencias que existen entre un equipo y otro, además de dejar palabras que pusieron en duda su continuidad.
Embed

"Hoy (por ayer) la diferencia estuvo en las áreas. Nos falto definirlo, esa es la realidad, porque tuvimos ocasiones. Lamentablemente se nos apagó una ilusión. Estoy dolido, porque soy el responsable de llevar adelante el equipo", comenzó diciendo el estratega rojiblanco, quien dejó entrever un semblante abatido, lógico por esta derrota que caló hondo en un equipo que se animaba a soñar en busca de más.
Al momento de explicar por qué se perdió, el DT fue lacónico y concreto: "Se me ocurre que la palabra es jerarquía, pero no sé si es la correcta, porque Unión también tiene buenos jugadores. Pero es verdad que todo pasó por la definición. Con River te equivocas y no te perdona y nosotros nunca los pudimos sorprender. Yo tenía mucha ilusión y por eso solo me queda agradecerle a la gente por el aguante y el cariño que nos brindó desde siempre. Tengo que felicitar al hincha, porque se acercó hasta acá dignamente".
Embed


Seguidamente, se salió un poco del duelo ante River para pensar en lo que viene: "Voy a reflexionar y pensar bien en pos de poner el mejor equipo para el duelo del lunes. Ahora hay que poner los huevos sobre la mesa; que haya una charla de Madelón con los dirigentes en pos de ver mejor a Unión. No estoy condicionando ni nada, porque tengo el alma y conciencia tranquila. Solo digo que llegó el momento de hablar. No le debo nada a nadie, pero creo que debemos pensar bien las cosas. Está en juego mi trayectoria y mi salud".
Dichos conceptos derivaron en nuevos argumentos que van más allá de lo deportivo: "Tenía una ilusión muy grande y no se dio. Estoy muy triste. Por eso vine a dar la cara, porque quiero mucho al club. Había que hacer este esfuerzo y los muchachos pusieron lo mejor. Fue muy digno lo de Unión".
En el final de la charla con los medios santafesinos en los vestuarios del estadio José María Minella, el técnico reconoció que "esta vez no tuvimos contundencia. La realidad es que estamos bien, pero no nos sobra nada. Ahora hay que empezar a sumar. Hoy me está costando encontrar el equipo, pero eso lo digo hoy y quizá mañana digo lo contrario. Esto es en caliente y suele pasar. En frío es otra cosa".

Comentarios