#Destacados2016
Sábado 31 de Diciembre de 2016

"Se termina una temporada soñada por cualquier persona"

Nicolás Bruzzone, quien integró el equipo de seven que incursionó en los Juegos Olímpicos de Río.

"Es difícil que uno solo lo describa en una palabra. Es raro cuando uno tiene un año con tantas emociones y cargado de cosas tan lindas, encuentre la forma de expresarlo. Se cierra un año verdaderamente increíble, soñado por cualquiera y esperado en cierto punto. Pero lo bueno de todo es que se dio producto de mucho trabajo y eso es lo que lo hace más lindo", expresó Nicolás Bruzzone, quien integró el equipo de seven que incursionó en los Juegos Olímpicos de Río.

El jugador de rugby de Universitario de Santa Fe llegó a la cita deportiva en Brasil en la lista de reserva y, por esas cosas del destino, uno de los valores de la lista original se lesionó y le abrió la puerta. Una vez allí no la desaprovechó y demostró por qué es uno de los jugadores con más presencia en la Selección.

Con varias batallas encima, Nico no se animó a decir si buscará continuar en pos de llegar a Tokio 2020: "Me di cuenta de que no es tan fácil ponerle un punto de cierre cuando uno se ve bien y siente que tiene un montón para dar todavía. Poniendo la cabeza fría, no digo que terminó, pero sí por ahí pienso que es un momento para darle paso a los chicos, al desarrollo y colaborar para que las generaciones que vienen nos llenen de satisfacción. Después, si soy tenido en cuenta para dar ese paso, bienvenido sea y encantado, porque lo hicieron conmigo y por ahí sería una linda responsabilidad. Sin embargo, si este se tratara del cierre, creo que me voy muy contento con lo hecho y con lo vivido".

En el final, hizo referencia al nuevo camino que tiene por delante: "Ahora viene el momento de disfrutar todo el ámbito local que me permitió llegar y alcanzar las metas internacionales. Es la etapa para aprovechar el club, de la familia y los amigos, además de ayudar y colaborar".

Comentarios