Ovación
Sábado 06 de Febrero de 2016

Se terminaron las palabras

El equipo de Madelón comenzará un torneo corto con un plantel que realizó una pretemporada positiva, que ahora deberá ratificar por los puntos

En la tarde de este domingo, a las 17 y en Florencio Varela, quedará atrás todo comentario que haya realizado sobre lo bien que se trabajó en la pretemporada que se realizó entre Santa Fe y Mar del Plata; quedarán atrás las buenas actuaciones que tuvo el equipo Tatengue en algunos de  los distintos encuentros amistosos que disputó Unión, como fue por ejemplo el último partido ante Atlético Rafaela.
De nada servirá cuando el árbitro de turno dé el pitazo inicial, o cuando el mismo juez dé por finalizado el cotejo con el resultado puesto ante Defensa y Justicia, porque de ahora en adelante todo lo bueno o malo que realicen estos jugadores que designó Leonardo Madelón para este torneo de cinco meses, a partir de esta tarde ya comenzarán a sentir las ratificaciones positivas en cuanto a funcionamiento o las mismas críticas si es que las cosas no salen como todos preveían en el Rojiblanco. Siempre remarcando que las mismas serán fundamentadas con lo que demuestre, o no, la formación en cada cancha y ahora con el gran atenuante que todo será por los puntos.

Unión versión 2016
Esta tarde, los 10 jugadores de campo que confirmó el viernes al mediodía el técnico, pero sobre todo desde el mediocampo hacia adelante, deberán confirmar a través de las intenciones futbolísticas, lo que expresó el DT durante todo el receso deportivo.
El primer punto a  observar será la disposición que tome el equipo en el campo de juego. Eso dejará a la vista de todos cuál será la identidad que intentará imponer el Rojiblanco desde el mismo comienzo del cotejo, sobre todo porque la meta será ser una formación protagonista en el trámite del encuentro, robando rápidamente la pelota e intentado manejarla a su criterio, sin dejar que el contrario –en este caso el Halcón de Varela– pueda apoderarse de la misma. Pero para eso deberán estar muy atentos y ser sobre todo precisos a la hora de administrar el balón los cuatro hombres del medio: Villar, Martínez, Acevedo y Malcorra.
Estos hombres son netamente jugadores ofensivos, es por eso que  tendrán una misión preponderante para que los delanteros, Rodríguez y Riaño, pueden ser abastecidos y ellos luego estar obligados a concretar en el arco rival.
Pero la intensidad que tiene en mente poner la formación santafesina en práctica deberá ir de la mano con una alineación que sea coordinada y no solamente para atacar, sino también a la hora de retroceder para no ser una formación desbalanceada de la mitad de la cancha hacia atrás, y esto puede suceder si Mauricio Martínez no coordina bien con Nelson Acevedo el trabajo que deberá realizar a la hora de relevar a los carrileros o si deben retroceder para colaborar con la defensa.

En la mira de muchos
Pero otro punto clave será el del fondo y en las actuaciones individuales o asociadas que tendrán los centrales Jonatan Fleita y Rolando García Guerreño, ya que tendrán la gran responsabilidad de hacer olvidar a Leonardo Sánchez, hombre que está en el fútbol suizo. La ausencia del máximo caudillo que tuvo el equipo en el fondo será un lugar difícil de cubrir, no solo por su oficio de marcador sino también de voz de mando en la línea final.
Este domingo, la gran oportunidad de consolidarse entre los 11 titulares la tendrá el juvenil Jonathan Fleita, jugador de las canteras que tendrá que demostrar siempre a través de su rendimiento, en cada presentanción, que está a la altura del fútbol de Primera División. 


Por Claudio Cáplan / Ovación Diario UNO Santa Fe

Comentarios