Policiales
Jueves 21 de Julio de 2016

Secuestraron media tonelada de carne vacuna robada y faenada clandestinamente

Fue ayer durante un procedimiento ejecutado en Colonia Indígena, departamento San Javier,

Ayer en horas de la tarde, agentes de la Guardia Rural Los Pumas con sede en el departamento San Javier, secuestraron media tonelada de carne vacuna, ademas de sierras, machetes y chairas, herramientas manchas con sangre y usadas en el faenamiento clandestino. Los animales fueron robados y denunciados de por la propietaria de un establecimiento agropecuario. No hubo detenidos, aunque trascendió al presunta identidad de dos cuatreros, que son intensamente buscados por la Policía. La novedad fue informada a la dirección de los policías rurales en Santa Felicia, y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.

La denuncia policial
Una mujer llegó hasta la sección 14° de la ciudad de San Javier, y denunció que dos cuatreros le robaron dos vacunos de su establecimiento agropecuario, a los que luego los mataron y faenaron clandestinamente en un campo aledaño. Los policías rurales investigaron el caso, siguieron manchas de sangre y por el contacto de vecinos de la zona llegaron hasta una precaria vivienda de la localidad de Colonia Indígena, lugar del que se presume se escaparon los cuatreros ante la llegada de la Policía. Allí fueron secuestrados los cuartos faenados clandestinamente y las herramientas usadas en la ejecución del ilícito con manchas de sangre.

Buscan a los cuatreros
Los policías informaron la novedad a la fiscala en turno en el departamento San Javier, y luego se abocaron a tratar de ubicar y aprehender a los autores del abigeato seguido de faenamiento clandestino. El médico veterinario de la repartición policial que constató el estado de la carne confirmó que el producto no era apto para consumo humano y recomendó su desnaturalización e incineración.



Comentarios