santafe
Miércoles 11 de Mayo de 2016

Según el municipio, en la ciudad de Santa Fe hay en total 1.400 baches

  Representa en total 93 mil m², equivalente a nueve manzanas. Aseguran que el fenómeno pluvial triplicó la cantidad. Anticipan que la situación puede empeorar cuando bajen las napas

Más de un automovilista habrá sido testigo del estado en que se encuentran las calles y avenidas de la ciudad capital. A través de un relevamiento municipal, la Secretaría de Obras Públicas detectó 1.400 baches en la ciudad de Santa Fe. Los problemas históricos se vieron agravados por los inconvenientes relacionados con el fenómeno de lluvias y la crecida de los ríos. El total de baches registrados representarían 93.000 metros cuadrados, equivalentes a nueve manzanas (de 10.000 metros cuadrados cada una) o 18 canchas de fútbol profesional. 
 
Los inconvenientes se concentran fundamentalmente en la calles de concreto asfáltico y se ubican principalmente de Bulevar hacia el sur y en algunas calles de penetración a diferentes barrios. Desde la cartera de obras públicas de la Municipalidad reconocieron la gran cantidad de peladuras, de hundimientos y de los denominados “nidos de gallina”, que son aquellos pequeños baches imperceptibles para el conductor pero que terminan despertando la ira de muchos. En total, se relevaron 66.000 metros cuadrados de baches en calles de asfalto.
 
Por otro lado, en las arterias de hormigón armado se detectaron alrededor de 27.000 metros cuadrados de baches. Según el municipio, antes del fenómeno pluvial existían alrededor de 10 mil metros cuadrados afectados.

Como se mencionó anteriormente, la cantidad del daño ocasionado en calles y avenidas, tanto de concreto asfáltico como de hormigón armado, asciende de 93.000 metros cuadrados. Cabe agregar que funcionarios municipales advierten que el deterioro puede ser aún peor cuando las napas freáticas bajen y provoquen un vacío cuando las aguas subterráneas se lleven parte del material estructural.
 
 En diálogo con Diario UNO, el Secretario de Obras Públicas de la ciudad, Ricardo Alcaraz se mostró sorprendido por los datos que arrojó el relevamiento. “Cuando sumamos la cantidad de metros cuadrados nos sorprendió. Nunca esperamos tanta cantidad”. El funcionario describió al agua como el peor enemigo del asfalto y recordó los intensas semanas de lluvias, los ríos altos durante meses y las napas freáticas casi a la altura de la superficie.
 
 
Inversiones y prioridades
“Estamos priorizando las calles por donde pasa el transporte público, avenidas principales y las de mayor tránsito para poder garantizar la movilidad y la penetración en los barrios”, señaló Alcaraz.
El municipio estima que se necesitaría una inversión cercana a los 130 millones de pesos para arreglar las calles y avenidas. El funcionario informó que se encuentran en marcha dos licitaciones que en total suman alrededor de 15 millones de pesos. Los trabajos están destinados para poder cubrir 4.000 metros cuadrados de hormigón armado y 3.100 metros cuadrados de concreto asfáltico. Además, dijo a Diario UNO que el viernes 20 se van a abrir los sobres para licitar 9.000 metros cuadrados más. Alcaraz agregó: “Por administración estamos haciendo alrededor de 450 metros cuadrados por semana en asfalto y alrededor de 300 en hormigón”. El ejecutivo local coloca sus expectativas en que el Concejo Municipal de la ciudad acompañe el pedido de endeudamiento por 82 millones de pesos para trabajos de bacheo.
 
Calles de tierra y arena
Las calles de Colastiné quizás fueron las más afectadas por el fenómeno pluvial. Desde la cartera de Obras Públicas indicaron que la combinación de lluvia con ríos altos produce un elevamiento de las napas freáticas y dificultan los trabajos. En este sentido, desde el municipio aseguran que en algunas zonas de la ciudad se encuentran con afloramiento de agua en apenas 30 centímetros de profundidad.
 
 
Ricardo Alcaraz informó que desde el municipio trabajan en la zona de la Costa para garantizar transitabilidad. Según se informó, cinco motoniveladoras, dos retropalas y camiones se encuentran trabajando en el lugar.
 
Con respecto a las calles de tierra, describió: “Si metemos una máquina rompemos otra vez la calle. Hay zonas en que pudimos entrar y estamos trabajando en nivelación y abovedado de calles. Ya se barrieron alrededor de 700 calles”. En diálogo con el matutino, Alcaraz informó que el municipio invirtió alrededor de tres millones de pesos para la compra de 5.000 toneladas de piedras para estabilizado.
Aquiles Noseda / aquiles.noseda@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios