El país
Miércoles 08 de Febrero de 2017

Según las pericias , el asesino de la masacre fue violado a los 12 años y tiene HIV

De acuerdo al examen psiquiátrico, el criminal es consciente del crimen que cometió "y no es demente", aunque asegura que no recuerda lo que pasó.

"Al momento del examen jurídico, Loscalzo Diego Alberto no presenta signos ni síntomas de alienación mental. No es demente en sentido jurídico". Esa es la principal conclusión a la que llegó el médico psiquiatra que ayer, martes 7 de febrero, revisó a Loscalzo apenas llegó a la comisaría del Barrio Matera, en Merlo, donde el autor de la masacre de Hurlingham pasó la noche.

El examen -obligatorio para los acusados a delitos con penas de reclusión perpetua-, llegó esta mañana a las manos de la fiscal del caso Paula Hondeville y dejó certificado que Diego Loscalzo no es inimputable y que al momento del séxtuple crimen estaba consciente de lo que hacía a pesar de que el hombre dice que no se acuerda del hecho. El psquiatra y comisario de la Bonaerense Enrique Javier Gallego, encargado de la pericia, dejó constancia de que el acusado no presentaba signos de peligro para sí mismo ni para terceros.

En la revisión médica, realizada el martes a las 23.30, el médico constató "ligeros signos de ansiedad sin manifestaciones de agresividad" y, desde el punto de vista cognitivo, "ligeras perturbaciones en la concentración, consecuencia del estado de ansiedad" y aclaró que no presentaba alteraciones en la memoria. Sin embargo, Loscalzo le dijo al psiquiatra que no sabe lo que pasó la noche de la masacre: "Dice no recordar lo sucedido".

El perito remarcó que el contenido de sus pensamientos "por momentos resulta inconsistente" pero que conserva el juicio crítico de la realidad. Según los resultados del examen Loscalzo tiene "cierta inestabilidad" en su esfera afectiva, pero no se cuenta con antecedentes neuropsiquiátricos.

Loscalzo le reveló al médico algunos aspectos de su historia. El asesino no conoció a su padre y confesó ante el psiquiatra que durante su infancia fue víctima de violencia y de un abuso sexual cuando él tenía 12 años, por parte de una persona allegada a la familia.

El asesino contó que vivía "normalmente" con Romina Maguna y con sus dos hijos (de otro padre) pero que tiene ocho hijos de cuatro mujeres, a quienes no ve hace tiempo. Loscalzo está infectado con el virus VIH y, según dijo ante el perito psiquiátrico, Romina Maguna también padecía la misma enfermedad, y ninguno estaba en tratamiento. El médico lo revisó y notó que tenía una cicatriz en la zona abdominal. Loscalzo le contó que hace 15 años, cuando él tenía 20, recibió una puñalada y estuvo internado 25 días. (Fuente: Infobae).

Comentarios