Antonio Bonfatti
Viernes 14 de Octubre de 2016

Seguridad Vial analizará la norma que permite el polarizado parcial

En Santa Fe. La iniciativa debe ser aprobada por la Cámara de Diputados pero ya se encuentra en manos de la Agencia Provincial para ser revisada. Advierten que la Nación es quien debe legislar al respecto. Continúa la disparidad de criterios

La Cámara de Senadores de la provincia dio media sanción este jueves al proyecto de ley que autoriza el uso de láminas para oscurecer, hasta un 30% como máximo, "los vidrios laterales traseros y lunetas traseras de los vehículos automotores, incluso los afectados al transporte público de pasajeros en cualquiera de sus modalidades". La iniciativa fue impulsada por los senadores provinciales Alcides Calvo, Ricardo Kaufmann y Rubén Pirola.

Desde la Agencia Provincial de Seguridad Vial de Santa Fe señalaron a UNO Santa Fe que van a revisar el nuevo proyecto, aunque no adelantaron ninguna definición. Hernán Matich, de la Dirección de Gestión de Sistemas Técnicos y Administrativos de la APSV manifestó: "Todos los proyectos que tengan que ver con polarizados afectan la seguridad vial y por lo tanto nos obliga a estudiarlo. Vamos a analizar el tema. Suelen llegar consultas para que la Agencia se expida al respecto".

El funcionario aclaró que el estudio estará vinculado estrictamente a cuestiones relacionadas con la seguridad vial. Por lo tanto, afirmó que ciertos "mitos" que rodean a los polarizados, como la disminución del calor en los habitáculos, no se tendrán en cuenta, menos aún las cuestiones estéticas.
La norma nacional establece, a partir de los ensayos técnicos realizadas, que el parabrisas debe traslucir una luz del 75 por ciento y el resto de los vidrios deben permitir el 70 por ciento de ingreso de luz.

La disparidad de criterios en relación al uso de estas láminas se presenta en todo el país y también dentro de la provincia. De hecho, el nuevo proyecto que recibió media sanción pretende unificar algunos criterios. La legislación nacional se vio superada por la comercialización de los polarizados que obligó a las provincias y a las ciudades a avanzar en la normativa.

"Que sea la provincia quien legisle en este tema es un problema. Ahora, independientemente de la génesis normativa y si le corresponde o no a la provincia legislar en esta materia, este proyecto contempla solamente los vidrios traseros", señaló Matich. En este sentido, comentó que muchos países avanzaron con medidas similares, permitiendo la colocación de láminas parcialmente.

Mas allá de la iniciativa presentada en la Legislatura provincial, insistió en que esta cuestión debería ser resuelta de fondo por la Nación y afirmó:"Es quien debe fijar las condiciones de circulación de los vehículos. Por una cuestión de seguridad, pero además porque unifica las cuestiones relacionadas a la comercialización".

Cabe destacar que los vidrios salen de fábrica con un oscurecimiento de hasta 30 por ciento. Dependiendo del fabricante, podrían ir del 22 por ciento al el 30 por ciento. Por lo tanto, sostuvo el funcionario, "cualquier lámina va a transgredir la norma nacional", y agregó: "Nosotros entendemos que los certificados de homologación no pueden alterarse con posterioridad, así como no se puede alterar las suspensiones o colocar faros de xenón porque encandilan".

Con respecto a los cuestionamientos que recaen sobre los vidrios polarizados, recordó: "El polarizado afecta la visibilidad del conductor, tanto la visión periférica como la nocturna. También impide que un conductor pueda anticipar alguna maniobra de un auto que se encuentra a la par. Entonces, tiene que ver con la conducción activa, defensiva y preventiva".

Más allá de las ciudades que tienen ordenanzas que permiten el polarizado, la circulación en jurisdicción provincial está prohibida y existen sanciones. "No es un tema de tránsito. Es un tema de condiciones de seguridad generales", comentó.

Matich reconoció que existe "mucha confusión" con respecto a la legislación pero aclara: "Nosotros decimos que está la ley nacional. Lo ideal sería que si hay que modificar algo, debería hacerse a partir de una modificación de la misma".

Un proyecto similar vetado en diciembre de 2015
El senador Ricardo Kaufmann, uno de los autores del nuevo proyecto que recibió media sanción, fue el impulsor de una norma similar sancionada en el año 2014 pero que fue vetada por el entonces gobernador Antonio Bonfatti, con el análisis previo de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV).

El 3 de diciembre pasado –una semana antes de terminar su gestión– el entonces gobernador Antonio Bonfatti firmó un decreto para vetar totalmente la iniciativa que nació del senador justicialista.

Entre los fundamentos de la decisión, el exgobernador expuso que "lo dispuesto en el proyecto de ley excede el marco de competencia de la Legislatura local para proceder en dicho sentido, pues tal prerrogativa corresponde al Congreso de la Nación Argentina". Además, sostuvo que las láminas polarizadas "modifican las condiciones de seguridad de los vehículos certificadas en fábrica por cuanto impiden la rotura deseada de los vidrios y dificultan salir del habitáculo en supuestos de emergencia, violando de ese modo la Licencia de Configuración del Modelo".

Entre otros fundamentos, señaló también que "la utilización de láminas polarizadas no contribuye a la disminución de la inseguridad vial dado que reducen la visibilidad del conductor, máxime cuando se trata de conducción nocturna o conducción con lluvia".

Comentarios