Policiales
Martes 25 de Octubre de 2016

"Si no entraba mi hermana menor, él la mataba, le había estado pegando como a un oso de peluche"

Una joven de 23 años de Mendoza fue agredida brutalmente por su ex pareja, a quien ya había denunciado por violento. Su hermana la salvó de que la asfixiara.

"Si no entraba mi hermana menor, él la mataba, porque la estaba ahorcando y ella ya estaba casi sin aire y sin poder defenderse. Le había estado pegando como a un oso de peluche".

Así describió Eugenia Arabena lo que vivió su hermana Mariana Arabena, de 23 años, una nueva víctima de violencia de género, que se suma a la alarmante lista con la que cuenta Mendoza. Que su familiar la hallara e intercediera fue crucial para que salvara su vida, ya que su ex pareja estaba golpeándola brutalmente e intentaba asfixiarla con las manos diciéndole que iba a matarla, como lo manifestó en amenazas previas y posteriores a esta golpiza, que dejó a esta mujer oriunda de La Consulta desfigurada e inconsciente.

El atacante, Patricio Alejandro Santarossa (22), se desempeña como soldado voluntario de la Guarnición Campo Los Andes del Ejército Argentino, y quedó detenido ayer tras una intensa búsqueda por parte de la policía que se inició el sábado a la noche, cuando ocurrió este último hecho de violencia. Es que ya tenía denuncias previas por maltrato hacia su ex pareja y madre de su hija de 2 años, por lo que tenía una prohibición de acercamiento.

Según comentaron familiares de la joven golpeada, el mismo viernes ella lo había denunciado ya que le había pegado antes y la amenazaba con matarse si no estaba con él y también con matarla a ella. Por eso le habían dictado la exclusión de la casa de la calle Ciro Guiñazú, en donde convivían en La Consulta.

A pesar del patrullaje por la zona, que dicen fue la única medida de protección que tuvo, el militar había andado por el techo de la vivienda en donde ella ahora estaba junto con su madre, su hija y sus hermanas y que está justo enfrente de donde ellos vivían. El sábado a la noche esperó a que saliera a la vereda para agarrarla, le tapó la boca y se la llevó al departamento que compartían, en donde la golpeó mientras la amenazaba con un cuchillo, según el parte policial.

"Fueron dos segundos. Mi hermana salió a la vereda y le tapó la boca y se la llevó. Mi hermana menor salió detrás de ella y cuando no la vio empezó a correr por la cuadra hasta que llegó hasta ahí y pidió ayuda para poder entrar. Si no llegaba, la mataba", detalló su familiar.

Luego la llevaron al centro de salud, donde le diagnosticaron traumatismo facial, herida contuso cortante y pieza dentaria floja.

El detenido, que se escapó de la escena apenas lo descubrieron, fue detenido ayer en la vivienda de sus abuelos. Quedó alojado en la Comisaría 41 de La Consulta, a la espera de lo que decida el juez.

Se mostraba alterado en Facebook
"Me querés ver preso? Yo voy a ir preso, sí? Pero no sin antes terminar lo que empecé, y adonde voy nunca me van a encontrar ya casi no tengo señal, por eso te escribo podés escracharme todo lo que vos quieras pero esto termina acá... lamento haber fallado", le escribió el agresor a la víctima el domingo a la siesta, unas horas después de la brutal golpiza y mientras era buscado por la policía por averiguación de privación ilegítima de la libertad en concurso real por lesiones y desobediencia.

Además de ese mensaje que le envió por privado, Santarossa había estado haciendo publicaciones en Facebook en las que se mostraba alterado y violento. La familia de la joven hizo un seguimiento de su muro y afirman tener las evidencias, ya que él las habría eliminado después del sábado.

"Los celos ya pasaron de moda, lo de hoy es matar y tirar al río", dicen que fue una de las publicaciones. "Un día de estos me va a salir el Chucky, el Fredy, el martes 13, el Pablo Escobar y no respondo de mis actos" fue otro de los mensajes que compartió hace unos días.

"No quería que ni saliera a comprar"
"No soportaba nada. Ni que saliera a comprar la dejaba. Él le decía que si no estaba con él no iba a estar con nadie", relató la hermana de la víctima de violencia de género, acerca de los celos excesivos que tenía su ex cuñado, y que sería una de las principales razones por las que habrían surgido problemas en la pareja.

Luego de la separación, sus familiares aseguran que hubo varias escenas de violencia y que por esa razón la joven madre lo había denunciado en reiteradas oportunidades. Además, el último tiempo había empezado a amenazarla con matarla, directamente.

"Yo a vos te voy a matar", dicen que era un mensaje típico del agresor durante los últimos tiempos. También trascendió que para el último episodio, el joven había escrito una carta que quedó en el departamento en donde le propició la golpiza a la madre de su hija. Los familiares de la mujer aún no pueden leerla, pero estiman que tenía algún mensaje preparado de antemano que ellos asocian a su intención de matarla o de quitarse la vida.

Apenas ocurrió lo del sábado, sus hermanas decidieron dar a conocer el caso para que pudieran dar con su paradero, ya que Santarossa tampoco se había estado presentado a trabajar después de lo que ocurrió esa noche.


por Alejandra Adi// UNO Mendoza
adi.alejandra@diariouno.net.ar

Comentarios