Ovación
Lunes 27 de Junio de 2016

Sin pelos en la lengua

Se presentaron este lunes en ATE una serie de actividades en el marco del 30º aniversario del logro del Mundial 1986. El homenajeado fue Nery Pumpido y en diálogo con Ovación habló de Lionel Messi y la Selección

Se presentó este lunes en el auditorio de ATE una serie de actividades que se iniciarán en el marco del 30º aniversario de la obtención de la Copa del Mundo en México 1986, donde asistieron en representación del gobierno provincial, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, doctor Pablo Farías; el ministro de Desarrollo Social, Jorge Álvarez; el subsecretario de Desarrollo Deportivo, doctor Carlos Iparraguirre; el secretario de Desarrollo Cultural, Pablo Ricci; el presidente de la Liga Santafesina de Fútbol, Axel Menor, y representantes de los clubes liguistas.
Pero el invitado especial fue Nery Alberto Pumpido, campeón del mundo en México 86, junto con otros siete santafesinos que estuvieron en ese equipo de Bilardo, como Rolando Clausen, Jorge Valdano, Héctor Zelada, Sergio Almirón, Pedro Pasculli, Marcelo Trobbiani, Ricardo Giusti.
Ovación pudo dialogar con el exentrenador de Unión, quien se refirió principalmente a lo ocurrido en la derrota de la Selección ante Chile en la Copa América de Estados Unidos y sobre el anuncio de Lionel Messi de no jugar más para la Argentina.
—Es bueno que el gobierno provincial haya tenido la idea de reconocer a los ocho santafesinos que estuvieron en el Mundial del 86 y que la memoria de todos comience a reactivarse nuevamente...
—Eso esperamos, la memoria es bastante frágil, no es tan fuerte, especialmente en esta ciudad. Pero bueno, son cosas importantes que estamos viviendo, después de esto me voy a Buenos Aires, donde habrá mañana (por hoy) algunos acontecimientos en el Congreso de la Nación, creo que también estará el presidente Mauricio Macri. Me parece bárbaro todo esto, que después de tanto tiempo se acuerden de aquellos que han hecho algo importante por Argentina y yo principalmente por Santa Fe.
—¿Qué te pareció el partido ante los chilenos?
—No fue un buen partido. No fue el mismo juego que Argentina desarrolló durante todo el torneo. Creo que le pesan las finales. Sin lugar a dudas, la sufren, creo que esa es la palabra, la sufren y mucho y quedó demostrado al no haber logrado un buen resultado.
—¿Es un factor psicológico?
—Sí, totalmente, se notó y por ahí creo que fue un error poner a jugadores que no estaban en un ciento por ciento. En una final vos no podés poner a jugadores que no están un ciento por ciento, imposible.
—¿El que más lo sufrió fue Messi?
—No, Messi no. Para mí fue una de las mejores finales que hizo Messi. Simplemente es que no estuvo acompañado.
—¿Por qué creés que deja ahora la selección?
—Habría que preguntárselo, son consecuencias de él. Lo que queda demostrado acá es que un jugador no te gana un campeonato. Ahora empezaron a dar vuelta todo del 86, que antes decían de Maradona. No te lo gana uno. Por suerte la gente con el tiempo se empieza a dar cuenta y muchos periodistas también.
—En México no lo ganó Maradona, ¿lo ganó el equipo?
—Pero lógico, sino hubiese tenido cuatro campeonatos Maradona. Jugó cuatro mundiales y ganó uno solo.
—Vos muy bien lo viviste ese momento...
—Es que lo sabe todo el mundo, ahora se dan cuenta. Sino era fácil hablar, pero ahora se dan cuenta. Porque ahora resulta que se va Messi y dicen: "Ahora, el mejor se nos va. ¿Qué hacemos ahora?". Messi jugó solo y no lo acompañó el equipo.
—Ahora empezaron a llorar todos...
—Y bueno, lamentablemente con el tiempo se tienen que dar cuenta.
—Detrás de Messi, ¿habrá un exilio de jugadores?
—Hay que esperar, no creo que se vayan tantos.
—¿Hubieses tomado una decisión como Messi si te hubiese pasado algo así?
—Es muy difícil ponerse en la piel de cada uno. A lo mejor es en caliente, por eso digo que hay que darle tiempo y dejarlo tranquilo.
—¿Qué opinas de esta sequía de 23 años que no se gana una copa?
—Hay problemas que hay que solucionar. Nos están costando los campeonatos. A veces creemos que la tenemos todo tan fácil y cuando hay que sacrificarse, no sabemos cómo hacerlo. Es como la enseñanza de los hijos, a veces tienen todo al alcance de la mano y no saben cómo desempeñarse y el fútbol es igual, tienen todo al alcance de la mano, se van muy jóvenes afuera, ganan mucho dinero y no saben cuándo tienen que sacrificarse, cómo hacerlo.
—Decís que es un problema psicológico, pero la gente pone excusas diciendo que son todos profesionales...
—No tiene nada que ver los que juegan afuera cuando juegan para la Selección. Afuera no tienen tanta presión como cuando lo tienen con la Selección. Ahí es cuando tienen que demostrar la personalidad y el carácter y evidentemente se está fallando en ese sentido. Jugar, juegan bárbaro, todos los partidos anteriores, jugaron bárbaro y en la final no pudieron jugar. No es tema futbolístico, ni físico, es tema psicológico.
—En el partido todo se desarrollaba como la final anterior, y en la cabeza del jugador eso va influyendo...
—Seguramente. Cuando Higuaín erró ese gol, se le pasó el Mundial de Brasil seguro por la cabeza.
—¿Te sorprendió la decisión de Messi después del partido?
—Ni me sorprendió, ni me dejó de sorprender.
—¿Es entendible en el marco de la AFA lo que es hoy?
—No, no pasa por ahí tampoco. Pasa de otra forma en el equipo y acá Messi está teniendo una presión grande, que la carga solo y no tiene que cargársela solo. Él es un paraguas de los demás compañeros, los culpables son todos. Para mí en esta final el menos culpable es Messi.
—¿Qué se siente tener puesta la camiseta de Argentina?
—Es lo mejor que te puede pasar en la vida. Pero hay que sentir ese sentido de pertenencia de la camiseta argentina.
—¿Chile tuvo más sentido de pertenencia que Argentina?
—Para mí sí. Tal vez que sí.
—¿Tuvo más actitud?
—Puede ser. En el himno nomás te vas a dar cuenta.

Comentarios