sin_seccion
Martes 12 de Abril de 2016

Una situación preocupante

Este martes a la tarde se emitió un parte médico sobre la salud de Marcelo Ferraro, quien continúa internado. Se habla de enfermedad coronaria severa de una arteria, además de ser un paciente diabético e hipertenso

El presidente sabalero Marcelo Ferraro fue internado el lunes por la noche en el sanatorio Garay y allí permanecerá por las próximas horas, ya que si bien se realizó algunos estudios correspondientes, obviamente que debe aguardarse su evolución teniendo en cuenta los antecedentes que tiene.
 
El parte médico que emitió este martes por la tarde el doctor Emilio Moreno reza lo siguiente: “El doctor Marcelo Ferraro es un paciente hipertenso, diabético, portador de enfermedad coronaria, con antecedente de infarto de miocardio quien ingresó a unidad coronaria del Sanatorio Diagnóstico con diagnóstico de síndrome coronario agudo, asociado a crisis de hipertensión arterial. Se realiza estudio hemodinámico que informa enfermedad coronaria severa de una arteria, sin lesiones significativas del resto del árbol coronario, con indicación de tratamiento médico. Actualmente con parámetros hemodinámicos y de laboratorio estables. Continúa en unidad coronaria por 24 o 36 horas más de acuerdo a su evolución clínica”.
 
El mandatario rojinegro no llegó a participar de la reunión de Comisión Directiva, dado que media hora antes de comenzar le tomaron la presión y como la tenía alta sumado a un malestar que sintió en el pecho, decidió concurrir al sanatorio en donde lo dejaron internado. Sin dudas que este episodio está emparentado con la situación dirigencial que por estas horas está viviendo Colón, más allá de que el directivo ya venía con algunos inconvenientes de salud y además estaba medicado.
 
Pero es más que evidente que los continuos tironeos entre dos bandos, terminaron por afectar a Ferraro que se encuentra en el medio desde hace tiempo tratando de hacer equilibrio, entre dos posturas encontradas que hoy son absolutamente irreconciliables como se comprobó el lunes cuando un grupo de cuatro dirigentes no concurrieron a la reunión y encima emitieron un duro comunicado criticando la postura de José Néstor Vignatti, que fue firmado por Jorge Giorgetti, Enrique Ariotti, Aldo Zanetta y Carlos Tirasbochi. 
 
Pese a estas ausencias fueron más de 20 los miembros de Comisión Directiva que asistieron más allá de que 16 son los que están en condiciones de votar. Ellos son los que están a cargo de las distintas secretarías, como así también los vocales titulares. Pese a la ausencia de Ferraro, en el cónclave fueron nueve de los dirigentes con voz para votar por lo cual el sector que apoya a Vignatti logró dar quórum.  La reunión fue presidida por el vicepresidente tercero Horacio Darrás y esto tiene que ver con que el presidente no estaba, Miguel García Adisse que es el vicepresidente primero está con pedido de licencia y el vicepresidente segundo Enrique Ariotti no concurrió en discrepancia con los temas que se iban a tratar y con la presencia de José Vignatti.
 
A propósito, fue la primera reunión en la que el expresidente concurrió dado que hasta el momento no podía hacerlo ya que no es miembro de Comisión Directiva y justamente una de las peticiones que se habían solicitado días antes era que Vignatti pueda concurrir a dichas reuniones aunque no tenga el poder de voto.
 
En principio, estaba pautada para este miércoles la continuidad de dicha reunión, dado que había pasado a un cuarto intermedio, pero a pesar de que se manejó la posibilidad de suspenderla, los otros referentes de la actual CD consideran que se llevará adelante. 
 
Respecto a Ferraro, se sabe que su familia nunca estuvo de acuerdo con que sea presidente de Colón y tenga que abandonar su domicilio para vivir en Santa Fe. De hecho su esposa y su hija que viven con él decidieron quedarse en Venado Tuerto. Es por eso que ante esta situación, se habla de que sus seres íntimos le solicitarían que dé un paso al costado o al menos que pida licencia por cuestiones médicas. Aunque Ferraro habría deslizado que de ninguna manera quiere alejarse del club en estos momentos tan complicados. Por ahora habrá que esperar el correr de las horas para saber que pasará.