santafe
Lunes 21 de Diciembre de 2015

Sindicatos estatales exigieron una “urgente recomposición salarial”

  Los representantes de los trabajadores públicos se manifestaron contra las medidas económicas dispuestas por el Gobierno Nacional e instaron a la provincia a una convocatoria inmediata a paritarias

Este lunes, la Comisión Intersindical del Sector Público, de la provincia de Santa Fe, llamó a conferencia de prensa para expresar su preocupación y malestar ante las medidas económicas implementadas por el Gobierno Nacional. Durante el encuentro con el periodismo, dirigentes de Amra, Amsafé, Apel, Asociación Bancaria, ATE, Asociación Tribunales, Festram, Luz y Fuerza, Sadop, Sindicato de Trabajadores Viales, Soeme y UPCN, plantearon que hasta ahora no se ha tomado ninguna medida que proteja al salario frente “al fenomenal combo de medidas que han incluido en pocos días una megadevaluación de la moneda del 40%, la dolarización de los precios de los alimentos como producto de la eliminación de las retenciones, el debilitamiento del esquema de regulación estatal de precios, y anuncios de incremento de tarifas públicas”.
 
En ese contexto, Sonia Alesso, secretaria general de Amsafé, manifestó que las medidas económicas representan además “una fenomenal transferencia de recursos de los sectores de mayor poder contributivo en perjuicio de la clase trabajadora”.
 
En este sentido, reclamó una “urgente recomposición salarial que asegure que los trabajadores no sean víctimas del paquete de ajuste que se ha implementado”.
 
A su vez, exigió la vigencia de paritarias libres, sin techo, ni condicionamientos de ninguna naturaleza y llamó a la unión del movimiento obrero.
LEER MÁS: Todavía no hay porcentajes ni números
 
“Frente a la situación que atraviesan los trabajadores asalariados, los jubilados, pensionados y todos los sectores sociales de ingresos fijos, estamos instando a la unidad del movimiento obrero. Creemos que es la única solución y la única medida que puede hacer que enfrentemos con fuerza y en unidad estas medidas”, resaltó Alesso.
 
En la misma dirección, Jorge Hoffmann, secretario general de ATE, manifestó que los trabajadores se encuentran ante “una verdadera catástrofe en materia de distribución de ingresos”. 
 
Sobre la convocatoria al diálogo con sectores empresarios y trabajadores anunciada en las últimas horas por el ministro de Economía, Alfonso Prat Gay, en virtud de lograr un acuerdo social, el representante de los trabajadores públicos fue contundente: “Argentina exporta productos por 60.000 millones de dólares. Menos de 100 empresas controlan el 75% de esas exportaciones, y fueron beneficiadas de un día para el otro con el 40% de devaluación. Dialogar después de eso es difícil”.
 

Hoffmann sostuvo que la eliminación de las retenciones y la devaluación significan un incremento en la rentabilidad de estos sectores de más del 50% en la soja y más del 100% en el maíz y el trigo, y que esto impacta en todos los productos que dependen de estos insumos.
 
Al igual que Alesso, pidió la convocatoria a paritarias y expresó su intención de que sea en enero, ya que según estimó “ningún economista, ni siquiera los neoliberales, sostienen que la inflación va a ser menor al 40%”. Acto seguido, Hoffmann llamó al gobierno de Lifschitz a asumir “la situación de emergencia para poder discutir una recomposición de inmediato”.
 
En la misma línea, Claudio Leoni, representante de los trabajadores municipales, se mostró consternado por la “decisión de desfinanciar al Estado a partir de eliminar las retenciones” y por “su efecto en el salario y en la canasta familiar”.
 
“Tenemos que decir que es claro y manifiesto por parte del gobierno, que el corazón del ajuste va a pasar por el salario de los trabajadores, y nos preocupa que se tomen todas estas medidas sin la debida protección a los trabajadores y a los sectores postergados”, resaltó.
 
Teléfono para provincia
Leoni subrayó que estarán atentos para defender las conquistas logradas por los trabajadores e instó al gobierno provincial a atender el reclamo de los trabajadores y a modificar la estructura tributaria para que el ajuste no lo paguen los trabajadores.
 
“Es hora, ya que no hay retenciones que pague el campo lo que hay que pagar, y es hora de que el complejo oleaginoso pague lo que tiene que pagar para poder sostener el funcionamiento del Estado, y esto es una advertencia al gobierno de la provincia”, fustigó.
 
En el mismo sentido, llamó al gobierno de Lisfchitz a continuar con el “sesgo progresista” que caracterizó a los gobiernos de Binner y Bonfatti y agregó: “Estamos pidiendo una urgente recomposición salarial, sentarnos a discutir, cada uno en su ámbito, pero el gobierno tiene que tener prevista inmediatamente una recomposición para todos trabajadores del Estado”.
 
Leoni solicitó la convocatoria a intendentes y presidentes comunales para una pronta discusión salarial y dijo que su sector no quiere bonos, sino recomponer el salario.
 
“Estamos tranquilos de que si hay decisión política, se pueden mantener los derechos y mantener el salario. Lo primero que le pedimos a la provincia, que se ha comprometido en hacer, es llamar rápidamente a la reunión paritaria y la revisión de la política fiscal”, indicó.
 
Por último, a diferencia de los municipales, el sector sindical docente sí pidió un bono para fin de año. Al respecto, tanto Sonia Alesso, como Patricia Mournier, de Sadop, señalaron que el poder adquisitivo de los trabajadores ya se ha visto afectado y que en este sentido es imprescindible la inmediata compensación.
 
 
“Hay declaraciones del gobierno planteando que no está en condiciones (de pagar un bono) y nosotros sostenemos que sí lo está. Es la provincia la que tiene que definir si va a jugar a favor de sostener las condiciones de los trabajadores, o si se va a sumar al equipo del ajuste”, planteó Alesso.
 
Por su parte, Mournier expresó que las paritarias de la mayoría de los trabajadores públicos se dan en febrero, y la recomposición salarial comienza a percibirse recién en marzo. “Lo que decimos es que hasta marzo no aguantamos. Teniendo en cuenta que no ha cambiado el signo político en la provincia, no hay excusas, y por lo tanto entendemos que deberíamos estar siendo convocados lo más urgentemente posible”, argumentó.
Coqui Toum / jorge.toum@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios