Policiales
Miércoles 27 de Enero de 2016

Sintieron fuertes olores, entraron a su casa y la encontraron muerta

Una mujer de 85 años fue hallada sin vida en su casa de Vieytes al 3900. Estaba atada de pies y manos. Un fuerte olor alertó a un vecino para que dé aviso al 911. Investigan si se trata de un nuevo homicidio.

Este martes, una mujer mayor de edad fue hallada sin vida en su vivienda ubicada en calle Vieytes al 3900 de barrio San José, en el norte de la ciudad. El cuerpo no presentaba lesiones pero se encontraba atado de pies y manos, por lo cual hay sospechas de que habría sido víctima de un robo. La mujer fue identificada como Yolanda Arolfo, de 85 años. El hallazgo fue a raíz de que un vecino alertara a la central del 911 ante a un intenso olor putrefacto que se percibía en toda la cuadra.
 
Moscas en la casa
A las 11 de la mañana, Jorge H., un vecino de la fallecida, llamó al 911 tras sentir un olor nauseabundo que provenía de la casa de su vecina, y además constató una gran presencia de moscas que volaban alrededor de la ventana del frente de la vivienda. El personal policial se hizo presente en el lugar y un agente ingresó por una puerta de la zona del pasillo –la cual estaba cerrada con llave– y allí pudo entrar en la vivienda de la mujer donde halló el cuerpo en pleno estado de descomposición, y con las manos y pies maniatados. La víctima tenía en un trapo en la boca y se encontraba acostada boca arriba sobre la cama de su habitación. 
Fuentes policiales dijeron a Diario UNO, que el dormitorio se encontraba algo desordenado. En este sentido, una de las principales hipótesis que se manejaba en la zona del hecho, es que la mujer podría haber sufrido una entradera en su vivienda, y posteriormente los malvivientes le ataron sus manos y pies para perpetuar un robo y luego darse a la fuga. Por su parte, algunos vecinos sostuvieron que la última vez que vieron a la mujer con vida había sido el día miércoles.
 
Bajo llave 
Se pudo determinar que tanto la puerta de enfrente como la de un pasillo lindero, se encontraban bajo llave. No sucedió lo mismo con otra puerta que conecta dicho pasillo con el interior de la vivienda. 
Además, quedó constatado que a escasos centímetros de la puerta de ingreso al pasillo había un par de ojotas, las cuales se presumen que eran de la mujer fallecida, y junto a estas, una escoba tirada sobre el inicio del pasillo. 

Actuaciones
En el lugar trabajó personal de la Policía de Investigaciones (PDI), quienes realizaron los peritajes correspondientes: plano, huella, foto y muestras de sangre. A su vez, la situación fue notificada a la fiscal en turno de homicidios, Cristina Ferraro, quien ordenó la autopsia del cuerpo. También prestó colaboración el personal de la Comisaría Novena. 
Luego de que el personal de la Policía Científica realizó sus tareas, el cuerpo fue trasladado desde la habitación donde fue hallado, hacia una camioneta perteneciente al cuerpo de Bomberos Voluntarios del centro, quienes llevaron el cadáver hasta la morgue judicial para ser analizado por el médico forense.

Ignacio Mendoza/ UNO Santa Fe /ignaciomendoza@uno.com.ar

Comentarios