Policiales
Martes 28 de Junio de 2016

Solicitaron que "Quique" Leiva cumpla una condena más larga

Es por el asesinato de Walter González Montaner, ocurrido en octubre del 2013. Por su parte, la defensa del exbarra de Colón pidió que sea absuelto

Juan Abel "Quique" Leiva volvió a sumar un nuevo capítulo del caso González Montaner.Este martes, en la Sala V de la Cámara de Apelaciones de Tribunales, la defensa del exlíder de la barra de Colón, condenado a 17 años de prisión, pidió que sea absuelto por el crimen ocurrido en el viejo bar Fiji de la Recoleta santafesina, donde en la madrugada del 13 de octubre del 2013, Walter González Montaner murió a causa de un disparo de arma de fuego que le impactó en el tórax.
Por su parte, la Fiscalía 1ª Instancia, a cargo de Jorge Andrés y el fiscal de Cámara, Raúl Romero, pidió que la pena aumente a 22 años, mientras que la querella, patrocinada por los abogados del Centro de Asistencia Judicial, Federico Lombardi y Zulema Rivera, solicitó una sentencia de 25 años.
Embed
La apelación fue a raíz de la sentencia dictada en febrero de este año, donde el juez de la 4ª Nominación, Enrique Álvarez, encontró culpable a Leiva y lo condenó a 17 años de prisión por el homicidio de González Montaner por el delito de homicidio calificado por el uso de arma de fuego. A su vez, Álvarez le unificó la tentativa de homicidio por haber intentado matar a Fabricio Alarcón, quien esa noche también se encontraba en el bar Fiji, con lo cual la pena establecida para "Quique" aumentó a 24 años de prisión de cumplimiento efectivo.

Dicen que no hay pruebas

Ante los jueces camaristas Sebastián Creus, Roberto Prieu Mántaras y Martha Feijoó, los abogados defensores de Leiva, Sebastián Nitti y Raúl Berisso, expusieron una serie de argumentos en relación al caso y sostuvieron que el exbarra de Colón es inocente. "Ninguno de los testigos ratifica que Leiva fue quien disparó el arma", fundamentó Nitti en torno a las testimoniales a lo largo del proceso de investigación, ya que argumentó que a "Quique" no se lo nombra en ningún lado.
En la misma sintonía, Berisso dijo que no se logró probar "en absoluto" que su defendido fue quien efectuó el disparo en la madrugada del 13 de octubre en el viejo bar ubicado en 25 de Mayo y Santiago del Estero. Por último y con criticas a la prensa, Berisso opinó en torno a la decisión del juez Álvarez, ya que manifestó que se vio condicionado por los medios de comunicación al momento de decidir si condenaba o absolvía a Leiva.
Embed

Más de 20 años

En contraposición a lo expuesto por la defensa, los fiscales Andrés y Romero pidieron que la pena aumente a 22 años de prisión de cumplimiento efectivo. "No hay dudas de que fue Leiva", expuso Romero. En tanto, el fiscal Andrés fue más allá y explicó que la pena debe ser acorde a los hechos. "No lo podemos tomar como un infractor primario", dijo el funcionario del Ministerio Público en torno a los antecedentes de Leiva, el cual al momento del hecho purgaba una condena –de manera condicional– por otro homicidio ocurrido en 2008.
Por su parte, los abogados querellantes de la familia González Montaner pidieron al tribunal de jueces que la pena no quede en 17 años y que sea de 25. Para tal fundamento, Lombardi criticó la exposición del abogado de Leiva, ya que expuso una serie de declaraciones testimoniales donde los testigos del hecho dijeron que la persona que sacó el arma de fuego que mató a Walter González Montaner era una persona de 1,70 metros de estatura, tez trigueña, ojos chinos, calvo y con tatuajes en el cuello, características propias de Leiva.
Embed

Habló por primera vez

Finalmente y con todas las apelaciones establecidas, Juan Abel Leiva, alias "Quique", rompió el silencio y decidió salir a hablar. "Me culpan por ser el Quique Leiva, por la cancha", fueron las palabras que utilizó el exbarra de Colón, condenado por la muerte de Walter González Montaner. Por otro lado y de manera sintética, Leiva sostuvo que"nada tuve que ver con todo lo que se me juzga" y agregó que todo el proceso judicial que le toca atravesar en la actualidad le afectó ciertas cuestiones familiares. "Me perdí de ver nacer a mi hijo", expresó el exlíder de Los de Siempre, la vieja hinchada sabalera.
En sus últimas palabras, Leiva dijo que se fugó luego del crimen porque no pudo llegar a un acuerdo con su viejo abogado. Por tal motivo, decidió evadirse de la Justicia santafesina tras el crimen del bar Fiji y permanecer prófugo por siete meses, ya que en mayo del 2014 agentes de la Secretaría de Delitos Complejos y de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) en un procedimiento ejecutado en el Gran Buenos Aires lo detuvieron. Dicho operativo fue realizado en las calles 113 y la avenida Florencio Varela, en la zona sur del conurbano bonaerense.
Leiva fue trasladado hacia la capital provincial un día después y procesado en la causa. Posteriormente fue depositado en el pabellón 7 norte de la cárcel de Coronda, donde en la actualidad pasa sus días.

Comentarios