Ovación
Domingo 31 de Enero de 2016

Soy De: Industria Nacional

Emplazado en Urquiza al 800, esta entidad se erige como una de los más convocantes del barrio Sur, ya que alberga a chicos de todas las edades que llegan con la ilusión de aprender a jugar al fútbol, y algún día llegar a Primera. Actualmente se prepara para volver al círculo máximo de la Liga.

Pese a tener una fecha formal, las instituciones nacen mucho antes, ya sea por una vaga idea o por la necesidad de quienes quieren concretar un sueño. De esta manera es como se dio rienda suelta a esta historia plagada de connotaciones y detalles a tener en cuenta.
Transcurría el año 1957 cuando un grupo de amigos y vecinos del barrio Sur comenzaron a jugar al fútbol en, por aquellos momentos, un campito ubicado en Juan José Paso y Urquiza; quisieron ir por más y levantar un predio donde hacer las actividades con mayor formalidad. Una zona que empezaba a mostrar lo nutrido que sería el tránsito varias décadas después.
 Dicho terreno lo conformaba una cava en todo su perímetro, a excepción de J. J. Paso, que era un yuyal que debió lógicamente ser limpiado para confeccionar una cancha de dimensiones reducidas. La idea principal fue la de fomentar la práctica activa de este deporte, actualmente el más popular del país pese a la importante aparición de otras opciones.
Fue así que, reunidos en la escuela Colón, situada en General López y Francia, el 4 de julio de 1959 se fundó el Club Nacional con la confirmación de la primera comisión directiva. La elección del nombre surgió por el fuerte arraigo que los creadores tenían por el país.
La primera medida que se adoptó fue la de acondicionar el campo de juego mediante el relleno de la cava y los desniveles, gracias un aporte de la Municipalidad, socios y simpatizantes.
Después de una ardua tarea se construyó el reducto en 1963, un gran orgullo para los que creyeron en este proyecto. En 1964 se afilió a la Liga Santafesina de Fútbol con la Segunda y Cuarta división. Pero la cosa no quedó solo ahí, ya que en 1968 se firmó la personería jurídica Nº 1.999, que le terminó de dar forma a una institución que fue creciendo a pasos agigantados.
Con el correr de los años, sumado al trabajo denodado de los dirigentes y simpatizantes, los innumerables éxitos comenzaron a ser una constante, dado que hasta en la actualidad siempre es protagonista en los diferentes certámenes locales. 
Sin dudas que 1976 fue un año histórico para el club, porque se clasificó al Torneo Regional, válido como competencia de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). Esto impulsó todavía más proyectos, porque se construyó el tapialado perimetral reglamentario para todo el predio –aproximadamente 600 metros de pared–, junto al alambrado e iluminación.
Posteriormente se cercó la cancha con alambrado e iluminación artificial. Al año siguiente se realizaron los quinchos para el bufé, los vestuarios para los árbitros y los equipos. Una concreción que puso de manifiesto todo el esfuerzo que se hizo para llevarlo adelante.
El 22 de abril de 1978 se inauguró en forma oficial lo que se denominó Campo de Deportes General José de San Martín. 
Actualmente, es considerado como uno de los estamentos futbolísticos más destacados de la ciudad. Es por ello que en este comienzo de 2016 se prepara con todo para retornar a la Primera División de la Liga Santafesina, además de ampliar y mejorar sus instalaciones gracias al Plan Abre.
 Con 57 años de vida, el Albinegro sigue siendo uno de los epicentro futbolísticos más concurridos del sur a través de un trabajo acorde de formación y educación. Es la casa de más de 200 chicos


Salón. El recinto de usos múltiples tiene capacidad para cerca de 200 personas.

Un espectáculo. Los vestuarios se ponen a punto para estar a la altura.



 

Comentarios