Santa Fe
Domingo 17 de Julio de 2016

Soy de: Bochas Club Los Poquitos

Emplazada en barrio Las Flores, esta institución continúa en pie gracias a los apasionados por esta disciplina de precisión, quienes todos los días llegan con el fin de pasar un grato momento. Cuenta con dos canchas en óptimas condiciones, además de un buffet con todo lo necesario.

Como cada historia, los cimientos están en la idea de un grupo de amigos, que de arranque parecía una utopía, pero con el tiempo pasó a ser una grata realidad. En este caso, este camino comenzó en una casilla donde funcionó el primer buffet, detrás es lo que hoy son los monoblocks de barrio Las Flores II.
Precisamente, a pocos metros había un terreno de quintas y que era también un espacio para que las vacas se desarrollen. Fue así como este grupo de amigos fueron personalmente a pedir permiso para aprovechar ese lugar y así levantar una cancha de bochas. Después de varias charlas lograron su cometido y le dieron marcha a su ilusión, que era practicar este deporte, popular –actualmente ya no tanto– por esas épocas.
Se necesitó de mucho tiempo para poner el suelo en condiciones, habida cuenta de que las huellas de los animales eran todo un tema y es por ello que la paciencia fue clave para alcanzar el éxito. Una vez que cristalizaron este primer gran paso, se volvió a pedir permiso para construir un asador para hacer más amenas las jornadas. Eran cuatro los impulsadores de este sueño y de ahí surgió la denominación del club: Los Poquitos, cuya fundación se produjo el 15 de noviembre de 1987.
Una de las connotaciones tiene que ver con que, a medida que fue pasando el tiempo, la cantidad de adeptos era mayor y el nombre, por más que suene anecdótico, parecía haber quedado un poco relevado o generaba contradicción en propios y extraños. Al principio se pensó en cambiarlo, pero entre charlas de debate y otras consideraciones, se pensó que lo más importante era mantener las raíces y que el nombre simbolizaba mucho más que una entidad, es por ende que se hizo cada vez más ese arraigo.
Así se puso en marcha la actividad, con supremas participaciones, tanto a nivel local como provincial. Fue la casa de grandes e incomparables valores del deporte, que dejaron su huella marcada a fuego. Cada peso que se juntaba se traducía en obras y es así como en los 90 se construyó gran parte de la parte edilicia, además del cerramiento de ya dos canchas de bochas, con las medidas reglamentarias y las condiciones necesarias para formar parte de la Asociación Santafesina.
Emplazado un barrio emblemático como Las Flores II, se fue haciendo un lugar dentro de la sociedad y, con un perfil bajo y desinteresado, se animó a ser un espacio para la danza, el ajedrez y el folklore. El paso del tiempo fue haciendo de las suyas y muchas de estas cosas fueron quedando en el camino, en varios pasos producto de la vorágine del destino, que nunca brinda detalles de lo que vendrá. Solo las bochas perduraron y se transformaron en un modo de vida.
Actualmente se adjudicó dos fechas del campeonato de la Asociación Santafesina, sabiendo que el fin de semana del 15 de noviembre tendrá su día, cuando celebre un nuevo aniversario. Puede que la economía le juegue una partida de las más complicadas, pero todos los integrantes de esta familia llega con la idea y la fe de mantener lo que consideran su segunda casa. Una forma de demostrar su pasión por un club y una actividad que esperan siga viva dentro de una sociedad que cada vez se actualiza más rápido.
Datos de interés
Fundación: 15 de noviembre de 1987.
Dirección: Ayacucho 4440 (casi Larrea).
Teléfonos: (342) 156313231.
Horario de atención: Todos los días de 20 a 22.
Actividades: Su única actividad deportiva es las bochas, donde toma parte, ya desde sus inicios, de la Asociación Santafesina. Las prácticas pueden realizarse con fines competitivos o recreativos.
Salón de uso múltiple: Con capacidad para 140 personas.
Socios: 65.