Estados Unidos
Jueves 08 de Septiembre de 2016

"Su amante le pidió plata para realizar un aborto y cuando se juntaron un hombre lo mató"

Sebastián Obando (27) fue ultimado en la noche del miércoles en Las Heras. Su familia apunta a un problema por una mujer para explicar el crimen.

"Hay una mujer metida en medio". Esta es la tesis principal de los familiares de Sebastián Obando (27) para explicar el motivo por el cual fue asesinado en el barrio de Las Heras en Mendoza, el miércoles por la noche.


Desde Estados Unidos, su padre estableció una versión que todavía no ha sido plasmada en el expediente judicial que lidera el fiscal Darío Nora. "Sebastián estaba con una chica y parece que era una especie de amante, porque ella tenía otro novio", detalló Orlando Obando.


"Parece que fue todo una vendida de esta chica. Mi hijo la había dejado embarazada y ella le pidió plata para realizarse un aborto. Cuando quedaron en juntarse, llegó al lugar su novio en un Peugeot y le disparó", manifestó el progenitor.


De todas formas, Orlando Obando no pudo precisar la identidad del presunto asesino y para ello pidió a la Justicia que cite a la pareja de la víctima fatal a declarar para que aporte mayores precisiones al respecto.


Autoridades ligadas al caso explicaron que ningún familiar ha realizado este aporte testimonial en el expediente para contribuir a avanzar en esa dirección la investigación judicial.


Sebastián Obando nació y vivió gran parte de su vida en España. Hace 3 años viajó a Mendoza, donde vive junto a sus hermanos, y se dedicaba a pintar casas. "Él era pintor, no tenía antecedentes y no estaba relacionado con drogas. Eso es invento de la Policía para lavarse las manos. La gente se pregunta por qué tenía ese auto –VW Voyage- y es porque yo les envio plata de Estados Unidos todas las semanas", aseguró el hombre que trabaja en una empresa de plomería ubicada en Manhattan.


"Sebastián estaba lleno de vida. Tenía un hijo que vive en España junto a su madre. Lo mataron como a un perro", se lamentó Orlando Obando.

Comentarios