santafe
Miércoles 27 de Enero de 2016

Sube: limitaciones en los puntos de carga generan problemas

Tanto comerciantes como usuarios sufren las consecuencias de los cupos de carga del sistema, que se maneja a nivel nacional. El municipio sumará la red Santa Fe Servicios al proceso de carga. 

Cargar la tarjeta de colectivo puede convertirse en una odisea en la capital de la provincia. Muchos usuarios están obligados a emprender un intenso recorrido cuando el kiosquero amigo avisa: “No tengo saldo” o “Se cayó el sistema”.
En la actualidad la migración a la Sube está generando algunos inconvenientes, tanto para los usuarios como para los comercios que adquirieron la franquicia del servicio.
Diario UNO realizó un recorrido por kioscos céntricos en los cuales se evidenció la misma problemática en torno a la metodología de funcionamiento que brinda Nación Servicios, la concesionaria de Sube a los comercios, y es que a todos los negocios que se suman se les otorga un límite de crédito (o “saldo” como lo llaman los comerciantes) a cada local.
“Estamos teniendo problemas, nos limitan, pero no es de acá de Santa Fe, sino que es desde Buenos Aires. Tengo un crédito diario, cuando lo vendo, el sistema se me corta por más que yo tenga un excedente de ventas”, explicó Luis Courault, propietario de un reconocido kiosco céntrico que a diario registra un nivel de demanda intenso.
El comerciante explicó que al principio el sistema de venta comenzó a funcionar con un límite de 500 pesos, hoy esa cifra supera los 20 mil pesos. Sin embargo, en determinadas circunstancias, ese monto no es suficiente para cubrir las exigencias de los clientes. 
Otro de los factores que genera incertidumbre entre los comerciantes es que desde el viernes de la semana pasada, las líneas Continental y la 2 que utilizaban “Tarjetita”, habilitaron el uso de la Sube en todas sus unidades. Esto disparó las ventas de plásticos y de crédito, ya que en la actualidad mucha gente utiliza estas empresas para trasladarse hacia y desde lugares como San José del Rincón, Santo Tomé o Colastiné. 
“Estamos teniendo problemas debido a estos límites que se imponen. Nosotros llegamos hasta las 17 o 18 y nos quedamos sin crédito”, agregó Courault.
En lo relacionado con la demanda, el comerciante consultado aclaró que depende de la época del mes. El movimiento más intenso se registra a principios de mes, cuando la gente cobra. Es en esos días cuando el servicio de carga se presta en general hasta las 15 o 16, ya que se quedan sin crédito. Mientras que en jornadas de menor demanda, la carga puede extenderse hasta las 18.
“El límite lo ponen ellos, porque incluso si nosotros depositamos un excedente no lo podemos consumir. Por eso hay gente que sale a las 19.30 o 20 y no sabe dónde cargar la Sube”, explicó el comerciante, quien agregó que además recomienda a sus clientes realizar la carga antes del mediodía, para evitar los inconvenientes que acarrea el hacerlo a la tarde o noche.
Esta situación se extiende a los demás locales consultados por Diario UNO, desde donde también adujeron sufrir problemas de carácter técnico, un factor que colabora para no brindar el servicio a los clientes que así lo solicitan. Estas caídas del sistema se dan en cualquier día y horario, explicaron. Puede ocurrir tres veces por día o en un lapso extendido de tiempo.
“Ayer se cayó el sistema a las 17 y hoy volvió a las 10 de la mañana”, graficaron desde el Drugstore Bulldog, donde Laura, su propietaria, aseguró que muchas veces los clientes llegan cansados de encontrar solo negativas a su pedido. “Pero nosotros no tenemos la culpa”, aclara la dueña ante la consulta.
El inconveniente con el tema saldo se repite y es el mayor obstáculo que tienen los comerciantes para dar el servicio, que si bien solo deja un margen de ganancia que ronda el 1%, es muy demandado por los usuarios del transporte público, lo que obviamente implica un fuerte movimiento en los comercios.
El plástico de Sube tiene un costo de 25 pesos, sin embargo aclararon que para poder activar el servicio el usuario debe ingresar a la página www.sube.gob.ar y llevar adelante el procedimiento de registro cargando todos sus datos personales. De lo contrario la tarjeta caducará a los tres meses. En caso de que la persona sea beneficiaria de algún plan social, deberá realizar este procedimiento en las terminales habilitadas para tal fin.
 A pesar de los beneficios que genera la unificación en la carga, los comerciantes se mostraron preocupados por el nivel de demanda que comenzará a registrar el sistema a medida que se dejen de lado las viejas tarjetas.
Por medio de Santa Fe Servicios, el municipio suma puntos de carga
Ante la consulta sobre la problemática que aqueja a los comercios locales en lo vinculado con la carga de la Sube, Diario UNO pudo dialogar con Carlos Pereira, secretario de Gobierno de la Municipalidad de Santa Fe, quien explicó que es la empresa Nación Servicios la encargada de la implementación. Esta a su vez terceriza, a través de las redes de venta nacionales que existen y que después habilitan a kioscos en diversos lugares. “Pero bajo ciertas exigencias de apertura de lugares también para lograr una buena cobertura de territorio”, explicó Pereira. 
Al respecto el secretario de Gobierno destacó la accesibilidad que tiene el municipio al sistema, ya que pueden monitorear en un ciento por ciento todos los movimientos que se realizan. Según el programa, en la actualidad son 75 los comercios en la ciudad que habitualmente realizan ventas, esta cifra se obtiene a través de la transmisión de los datos. “Según los números que nosotros tenemos para el nivel actual de utilización del sistema en la ciudad es una cantidad suficiente”, analizó el funcionario municipal.
En torno a la cifra, explicó que el objetivo es llegar a los 200 puntos de venta en un futuro cercano y cuando el sistema haya migrado completamente. “Hoy estamos en un 35% pero el uso de la Sube está por debajo”, sostuvo Pereira. Punto seguido agregó que si bien son conscientes de que el nivel actual de cobertura puede generar inconvenientes en lo territorial, adelantó que en las próximas semanas se sumará al servicio de cargas el sistema de Santa Fe Servicios del Banco de Santa Fe. Esto permitirá cargar la tarjeta en todas las oficinas municipales, tanto en el Palacio Municipal como en los centros de distrito.
“Este es un proceso que ya está prácticamente terminado y en los próximos días toda la red de Santa Fe Servicios se va a estar sumando al proceso de recarga y con ellos el municipio en sus diversas oficinas también va a estar brindando la recarga”, adelantó el secretario municipal, al mismo tiempo que destacó que esta iniciativa fue una exigencia ante Nación Servicios.
Al momento de brindar un balance sobre la puesta en marcha de la Sube aseguró que esta se está dando de la manera esperada. “Recién cuando establezcamos la fecha tope de mudanza, el cierre definitivo del sistema viejo, se va a terminar de consolidar el objetivo que nosotros pretendemos”, concluyó el funcionario municipal.
Romina Elizalde / Diario UNO 

Comentarios