Facebook
Miércoles 14 de Septiembre de 2016

Suspendieron de por vida al rugbier que agredió a un indigente

El Club San Cirano tomó la decisión de sancionar de por vida a los jugadores que participaron del hecho de violencia. El video que se viralizó.

Los rugbiers que protagonizaron el video que se viralizó donde uno de ellos empujó a un hombre que iba caminando por la calle, fueron suspendidos por el club al que pertenecen, San Cirano, y deberán realizar tareas comunitarias para las organizaciones "Amigos en el camino" y "Frío Cero" como "acción reparadora".


San Cirano

"Repudiamos enérgicamente todo hecho de violencia, en términos generales y particularmente este hecho", comenzó el comunicado difundido por la comisión directiva del club ubicado en la localidad bonaerense de Villa Celina.

Y añadió que "los socios han sido suspendidos (...) por considerar que su accionar no representa valores que promueve esta institución".

Además, el comunicado informó que "los socios han aceptado realizar tareas comunitarias, como acción reparadora de tan lamentable hecho de violencia, colaborando solidariamente con las Fundaciones 'Amigos en el Camino' y 'Frío Cero', organizaciones sociales dedicadas a atender personas en situación de calle con las cuales nuestro club ya viene realizando acciones actualmente".

El video, en el que se ve un hombre que saluda a una cámara y es empujado violentamente por un joven -que luego fue identificado como Julián Cirigliano, jugador del club San Cirano- tras lo cual corre hacia el auto en movimiento desde donde otro filmaba, dejando a la persona tirada en el suelo.

"Este pibe se llama Julián Cirigliano juega al rugby, se lo ve cagado de risa empujando a un pobre hombre de la calle, este video es uno de muchos. Lo subo porque una persona con tan pocos valores, no puede jugar a un deporte tan honesto como el rugby", decía el texto que acompañaba el video publicado en Facebook.

Los otros dos ocupantes del auto también son jugadores del club y, por ello, la sanción cayó sobre los tres.
En menos de 24 horas, la publicación fue compartida más de 80 mil veces sólo en Facebook, y replicada otras tantas en Twitter, con sus correspondientes comentarios de repudio.

Embed


Comentarios