santafe
Viernes 03 de Junio de 2016

Tarifas: Came advirtió que el tope anunciado es insuficiente

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa afirman que si no se modifica el rumbo, muchas pyme deberán cerrar. “El otro día en Came vi gente llorando”, relató a Diario UNO el vicepresidente de la entidad empresaria

El jueves por la tarde, el gobierno nacional anunció topes para los aumentos de tarifas y estableció para el gas un máximo de un 400% para usuarios residenciales y de 500% para la pequeña y mediana industria. En tanto, se confeccionó un listado con 400 industrias electrointensivas que obtendrán un descuento del 20% sobre los incrementos. 
 
“Es mejor que nada”, dijo el gobernador Miguel Lifschitz luego de reunirse con funcionarios del Ejecutivo de Macri, donde se anticipó el anuncio a los mandatarios provinciales. En tanto, a las pocas horas, la Confederación Argentina de Mediana Empresa (Came), emitió un comunicado considerando insuficientes las medidas y advirtiendo que de no modificar el rumbo, muchas pyme quedarán fuera de mercado.
 
En diálogo con Diario UNO, el vicepresidente de Came, Elías Soso señaló que el mercado interno no debe ser descuidado porque la fórmula es explosiva. “Hay importación desmedida con productos a precios subsidiados, un dólar atrasado para el sector exportador, poder adquisitivo disminuido, aumento de costos, y crecimiento del mercado ilegal”, relató para graficar la actual situación.
 
“No es solamente un tema vinculado con un capricho, sino que a pesar de todo no va alcanzar poner un tope porque muchas empresas no van a poder hacerse cargo de eso”, manifestó.
 
 
En esa línea ejemplificó que para una fabrica de cristales, al 40% de los productos lo integra el costo energético. “Es decir que un vaso que vale 10 pesos, tiene 4 de costo de energía, y con el tope del 500% de aumento, ese costo se va a 16 pesos. Entonces el vaso de 10 pesos, se va a más de 20, porque hay que agregarle el aumento de energía, y se descoloca a ese empresario del mercado internacional, y también del mercado interno”, advirtió.
 
Para Came, en el actual contexto, solo hay margen para una suba gradual de tarifas, donde los precios se vayan sincerando en un período mínimo de dos años, que dé tiempo para que la economía y las empresas puedan ir recuperando su actividad. Pero a su vez, ese gradualismo debe definirse contemplando tres categorías: pyme con baja incidencia de la luz y el gas en sus costos, pyme con incidencia media, y pyme con incidencia alta.
Según Soso, de no corregir el rumbo, con un escenario de alta inflación, que probablemente supere el 40% este año, y con bajas en las ventas que son similares en porcentaje a los aumentos, el panorama no es alentador, y así lo expresaron los empresarios en la última reunión de la Confederación.
 
“El otro día en Came vi gente llorando. Hace años que no veía esto. Hay que establecer claramente las reglas de juego, y esto no es un problema político partidario, es un problema de modelo. No se debe abandonar el mercado interno, porque en el mundo nadie lo abandona”, expresó.
 
Came entiende que el gobierno debe analizar con criterio un ajuste de este tipo ya que pone en riesgo las fuentes de trabajo y el ingreso de muchas familias, y cuando se analiza caso por caso, queda en evidencia que no es posible aplicar un aumento lineal e indiscriminado para todas las empresas por igual sin tener en cuenta el impacto. “Para construir un esquema tarifario viable para el país y los usuarios, la única vía en la coyuntura actual es el gradualismo. De lo contrario, se llevará al quiebre de muchas empresas”, agregó Soso.
 
Por último, instó al gobierno nacional a buscar mecanismos para que el mercado interno tenga capacidad de adquirir mercaderías y de consumir, y adelantó que estos temas los discutirá el próximo jueves el presidente de Came, Osvaldo Cornide con el ministro de Energía, Juan José Aranguren. “Sino habrá dificultades serias en la Argentina, porque la palanca del crecimiento de los últimos años ha sido sobre el mercado interno”, culminó el dirigente. 
 

Advertencia de Apyme
En la misma dirección que Came, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios, señaló que se agravó la situación de las pyme, debido a que se ha tomado una serie de medidas económicas, que en vez de beneficiar a las pequeñas empresas, las han perjudicado.
 
El presidente de Apyme Santa Fe, Mario Galizzi indicó a Diario UNO que algunas de las acciones que han llevado a las empresas a la actual situación son la apertura indiscriminada de las importaciones, la suba de tarifas, la caída del consumo, y las altas tasas de interés.
 
“Todas estas medidas económicas agravan una situación que desde diciembre, cuando el gobierno decía que hay que esperar, nosotros preanunciábamos que la situación iba a ser la que lamentablemente estamos viendo ahora y de no cambiar, a fin de año nos vamos a encontrar con que más de la mitad de las pyme o van a cerrar, o van a estar al borde de la quiebra”, enfatizó.
Un abril entre regular y malo para las empresas
En los últimos días, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa realizó un estudio que arrojó como resultado que abril fue entre “regular” y “malo” para el 88% de las empresas manufactureras consultadas.

Además, en materia de rentabilidad, el estudio reflejó que solo cuatro de cada 10 industrias consultadas finalizaron el mes con resultado positivo, y que para los próximos seis meses solo el 15,8% de las industrias espera que su sector se recupere.

Relevamiento. Según un estudio de Came, el 88% de las empresas consultadas tuvieron un abril entre malo y regular / Foto: Manuel Testi - Uno Santa Fe
 
Los rubros más afectados fueron: Material de Transporte (–18%); Minerales no Metálicos (–12,%); Productos de metal, maquinaria y equipo (–10,4%); Productos de Caucho y Plástico (–8,5%), Textiles(–8,2%), y Productos Químicos (–8,1%). Por su parte, el rubro de Productos de Maderas y Muebles se mantuvo sin cambio.

Se debe tener en cuenta que los costos de producción tuvieron un fuerte aumento en abril de 7,8%, pero los precios de venta solo subieron 2,3% ya que la mayoría de las empresas trasladó solo una parte, se retrae indudablemente el nivel de inversión de las pyme.
 
En tanto, la producción de las pyme industriales continuó en caída en abril, con el 54% de empresas en baja y solo 22,4% en alza. En tanto, en ese escenario, el 80% de las empresas no tiene planes de inversión previstos para el año (solo 15% los tiene, mientras que otro 4,6% podría activarlos si la situación cambia). 

Finalmente, como nota positiva, hubo tres sectores en recuperación: “Alimentos y Bebidas”, “Papel, Cartón, Edición e Impresión”, y “Maderas y Muebles”, aunque con mucha heterogeneidad entre empresas del mismo sector.
Coqui Toum / jorge.toum@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios