santafe
Jueves 18 de Febrero de 2016

Tarjeta Sube: un kiosco que cargó más de 20 mil pesos, ganó $103

Comerciantes se quejan por la baja comisión. Puede alcanzar como máximo el 1% de la carga. El cobro de plus está prohibido. Hay locales que decidieron abandonar el servicio

Los comercios que brindan el servicio de carga en la tarjeta Sube manifestaron su disconformidad por las bajas comisiones. Las ganancias por cada transacción pueden variar de acuerdo al convenio alcanzado con la empresa operadora del servicio pero en ninguno de los casos supera el uno por ciento. 
El cobro de plus en la tarjeta Sube despertó el reclamo de usuarios de transporte urbano por colectivo. La ley establece la prohibición de “compensaciones extras”. Por tal motivo, algunos locales de la ciudad evalúan dejar de brindar el servicio. Reconocen que el cobro de plus está prohibido pero aseguran que no es rentable y que los riesgos de “manejar dinero ajeno” son muchos.
En este escenario, la Municipalidad de Santa Fe sugiere a las autoridades nacionales el incremento de las comisiones, a modo de incentivo para los comercios y para evitar que los gastos extras se trasladen a los usuarios del sistema de transporte público”.
Diario UNO pudo conversar con algunos comerciantes del centro de la ciudad que dieron a conocer su experiencia sobre la venta y la carga de tarjetas Sube.

“Cobrábamos dos pesos”
Así se expresó Carla, comerciante hace 20 años. Cuando su empleada le dijo que muchas personas consultaban sobre el servicio, decidió incorporarlo a su negocio. En diálogo con el matutino, reconoce que el cobro de plus es indebido pero señala: “Sabíamos que no se podía hacer. Sucede que es la única forma de poder mantenerlo. Nosotros ayer (por el miércoles) decidimos darnos de baja. Muchas personas no van a contar más con el servicio”.
Además, contó que en el último mes cargó tarjetas por más de 10 mil pesos, lo que le significó una comisión cercana a 50 pesos. “Hubo un par de personas que habían presentado una queja por el cobro adicional y está muy bien que lo hayan hecho. Entonces, decidimos abandonarlo porque solamente tenemos el 0,5 por ciento de comisión. Es mucha la responsabilidad. Nosotros manejamos plata ajena y con muchísimos riesgos”.

“Es muy poco”
Carlos tiene un kiosco en barrio Centro. Desde un inicio tiene el sistema para cargar tarjetas y contó su experiencia: “Yo por cada transacción que hago me queda de ganancia el 0,5 por ciento. Hace un mes yo cargué tarjetas por un monto de 20.700 pesos y tuve una comisión de 103,50 pesos. Es poco”.
El comerciante explicó: “De acuerdo al convenio varía tu comisión. Entonces la ganancia puede ser distinta para cada comercio”. Carlos reconoce que la remuneración extra por cada carga no corresponde y aclaró: “Muchos cobran un plus para los servicios de telefonía, generalmente es de dos pesos. Pero en la Sube no se puede realizar. Igualmente, en Buenos Aires me dijeron que la mayoría cobra un plus. Es decir, vos vas a cargar 50 pesos y te cargan 48 pesos”.
Por último, comentó sobre las comisiones que tienen otros servicios y empresas. “El parquímetro, que es administrado por la misma empresa, me deja un 3 por ciento y las cargas virtuales de telefonía celular entre un 3,5 y 4 por ciento”.
Sobre el movimiento que genera dentro del comercio contar con la recarga de la Sube, Carlos relató: “Capaz que la mitad de la gente que entra al comercio a cargar se lleva algo del kiosco, alguna gaseosa o golosina. Es verdad, algo de movimiento genera. Está en cada comercio evaluar los costos y beneficios de contar con el servicio”.
Por último, el comerciante comentó que tienen un límite de carga diaria. “A mí me permiten cargar 2.500 pesos por día. El problema que estoy teniendo es que a las cinco de la tarde me estoy quedando sin saldo. Hice el reclamo ante la empresa que brinda el servicio operativo y me dicen que esa cuestión se resuelve en Buenos Aires pero que igualmente elevan el reclamo. Por ese motivo, ahora la gente está viniendo temprano a cargar”.

Comentarios