santafe
Martes 18 de Agosto de 2015

"Te tengo", el mensaje amenazador de un hombre a su ex

La mujer lo denunció más de 36 veces y está imputado, pero nunca fue detenido. Pide seguridad para ella y sus hijos que viven atemorizados hace años en la ciudad de Rosario.

Una mujer denunció que es acosada por su ex pareja y papá de sus cuatro hijos a quien ya había denunciado en otras 36 oportunidades por violencia de género. Si bien el hombre está imputado, nunca lo detuvieron y en las últimas horas fue al domicilio de la mujer y le escribió "te tengo" en la puerta.
La mujer, J.B de 28 años tiene cuatro hijos de 11 y 4 años junto a Niki, el hombre que vive amenzándola. La mujer se comunicó con el fiscal general, Jorge Baclini, quien ya se puso a disposición. El hecho ocurrió en Rosario.
"Hace cinco años que me separé, hace cinco años que vivo así, tengo que andar con una orden judicial de prohibición de acercamiento en el bolsillo, con un botón de pánico, no sé que esperan", dice la joven.
"Si me pasa algo, no quiero que mis hijos queden con él", sintetiza sus miedos. Aunque J.B. hizo 36 denuncias, bastó una sola realizada por su ex -por maltrato a los hijos- para que los chicos sean llamados a declarar, sin cámara gesell (la ley establece la obligatoriedad de ese mecanismo cuando se trata de niños). "Les preguntaron si me habían visto en ropa interior, y por qué no lo querían ver a su papá, entre otras cosas. El papá sacó un revolver adelante de los chicos, por eso no lo quieren ver", contó la mujer.
La fiscal Raquel Almada, a cargo de las denuncias por violencia de género, recibió la nueva presentación de J.B., la número 36. "Tengo atrás de la puerta de mi casa la mochila con los documentos de mis hijos y 300 pesos por si tengo que correr. Una se siente impotente porque hice todo como corresponde, denuncié, me presenté en 2013 al médico forense cuando fui golpeada, pero no fue tomada en cuenta esa pericia y la causa se archivó. Hicieron declarar a mis cuatro hijos de forma invasiva, no puedo seguir viviendo así", cuenta con desesperación la joven, que trabajaba como relacionista pública en boliches pero hace meses debió discontinuar esas tareas por temor a que el hombre la encuentre.
Según una restricción perimentral, su ex pareja no puede acercarse a 200 metros a su familia, pero no le importó: se mudó a la misma cuadra en la que vive la mamá de J.B. "Mi mamá sale a laburar a las 6 de la mañana, tenemos que vivir pensando adónde llega la locura y la violencia de este tipo", dijo la mujer.
La joven es acompañada por la ONG Ampliando Derechos, que trabaja junto a víctimas de violencia. Desde esa organización, Nora Giacometto recordó que "desde el mes de febrero J .B tiene una orden emanada de la Fiscalía Regional 2 de que la seccional 14° se ocupe de realizar rondas en su domicilio, pero no se hacen, el subcomisario Aguirre pone como excusa la falta de personal".
La activista recordó que "el agresor ha sido imputado en la causa en reiteradas ocasiones por diversos fiscales actuantes, pero nunca fue detenido cuando, en el nuevo sistema, es potestad del fiscal hacerlo"

Fuente: MinutoUno

Comentarios