A un click
Miércoles 13 de Abril de 2016

Tenía tatuada a su esposa, pero se divorció y la convirtió en el mismísimo diablo

El hombre tenía como opción someterse a una costosa y dolorosa interveción con rayo láser para eliminar el dibjuo o simplemente reconvertirlo. Eligió esta última y redondeó su venganza. 

Un californiano se convirtió en el mejor ejemplo de que no siempre es conveniente tatuarse el rostro de una mujer amada si ésta luego se convierte en su ex.

El hombre estaba casado y un día su mujer le planteó que la situación de la pareja estaba muy desgastada y que pretendía divociarse de él.

El problema fue cuando el hombre se puso a pensar qué hacía con el tatuaje que con tanto amor le había dedicado a su ahora exesposa. Las alternativas no eran muchas: o se sometía al láser para borrar la huella que la tinta dejó en su piel, o aprovechaba la imagen de su ex para reconvertirla en otro dibujo.

Eligió esta última y el rostro de su exesposa pasó de ser una imagen agradable a un demonio, con dientes afilados y cuernos incluidos.

La imagen de la venganza en tinta, según publicó The Daily Mail, se volvió viral y ya cosechó más de 4,5 millones de visitas en Imgur.

Comentarios