Ovación
Lunes 04 de Enero de 2016

Título y silbato en mano

El Colegio de Árbitros ya tiene cuatro nuevos jueces con título Nacional, luego de un curso intensivo de dos años. Iván Fernández, Oscar Loza, Alejandro Aguilera y Enzo Silvestre le contaron a Ovación la satisfacción por el nuevo logro y también todos los sueños que restan por cumplir.

Así como el fútbol de la Liga demostró su competitividad, lo mismo para lo que fue el 2015 lo fue para el Colegio de Árbitros. Cuatro nuevos jueces ya tienen en mano el merecido título Nacional que los habilita a responsabilizarse aún más al sueño al que están aferrados, el de ser algún día arbitros de Primera División. Iván Fernández, Oscar Loza, Alejandro Aguilera y Enzo Silvestre, dialogaron con Ovación, donde contaron sus caminos para llegar a tener el título tan soñado.
—Ya se cumplió un sueño, el de ser árbitro Nacional...
—Iván Fernández: Sí, uno cuando se inicia en la liga aspira a seguir creciendo y hoy lo veo cristalizado con el título de árbitro Nacional. Es una inyección anímica muy importante. Uno se remonta al pasado y piensa en los inicios cuando dirigíamos infantiles y hoy este sueño es una realidad.
—Oscar Loza: Son muchas las emociones que hemos pasado. Arrancamos haciendo nuestras primeras armas en inferiores e infantiles. Nos fuimos empapando del tema viendo cómo es más arriba, la verdad que es algo muy difícil de explicar, llegar a conseguir el título,  fue una linda experiencia y reconfortante, más que nada porque se ve reflejado todo un trabajo de años.
—Alejandro Aguilera: Tengo una satisfacción muy grande, tanto por mí como por mis compañeros; estoy orgulloso de todos, no solo de los santafesinos, sino de todos los compañeros del curso que terminamos siendo muy unidos en estos dos años. Ahora título en mano y objetivo cumplido. Trataré de seguir creciendo y afianzarme en el Torneo Federal que es el objetivo principal y ver para qué estamos, sin olvidarnos de dónde salimos, que es de la Liga Santafesina.
—Enzo Silvestre: Sí, es muy gratificante para mí terminar el año así. Todo fue con mucho esfuerzo, viajar a Buenos Aires, capacitarnos con gente idónea, estoy feliz de terminar el año de esta manera. El balance fue muy positivo. La idea era esa cuando vine de Entre Ríos, llegué con la comisión anterior, con Roberto Carreño y ahora con el Colegio a cargo de Gonzalo Rodríguez y Juan Carreño, nos dieron el apoyo constante a los cuatro. Estoy muy contento, por conocer el predio de Ezeiza, hemos entrenado allí, lo mismo que recibir el título en la sede AFA, fue muy emocionante, ahora depende de nosotros.
—El año pasado fue muy competitivo en la Liga, ¿cómo lo vivieron ustedes?
—I.F: Lo vivimos desde nuestra posición, aportando nuestro granito de arena, sumando minutos de experiencia.
—O.L: La verdad que la competencia nuestra no pasa por los jugadores, sino más que nada por el tema de los árbitros, porque tenemos muchos compañeros ya recibidos de árbitros nacionales, ahora estamos nosotros cuatro y detrás vienen chicos que están haciendo más cursos, y el plantel se va agrandando, la competencia es más dura y eso es bueno para nosotros. 
—A.G: Es una competencia sana, con armas limpias. Hay muchos árbitros nacionales y otros más que vendrán, no hay que  quedarse, hay que entrenar, seguir capacitándose, y tratar de hacer las cosas lo mejor posible en las canchas de la liga, que es donde nos tenemos que destacar para progresar a nivel nacional.
—E.S: La experiencia que hemos tenido en la liga es un factor a favor. Hay que seguir entrenando, tengo que mejorar en la capacidad física para poder dar ese plus, ese salto de calidad que te exige el profesionalismo y después trabajar constantemente en las clases prácticas para posicionarme bien dentro de la cancha, para poder acertar que es lo que tenemos que hacer nosotros: acertar.
—Ustedes también dentro de esta competencia tienen que estar bien físicamente
—I.F: Hoy en día vemos el fútbol por televisión y nos damos cuenta que se ha vuelto muy físico, podríamos hablar de un 70% a un 30% de la parte física a la teórica, se ha invertido considerablemente en ese sentido.
—O.L: Coincido con Iván (Fernández) más que nada porque como él dice se ha vuelto muy físico, pero, también hay que estar bien preparado en la parte teórica y por más que estemos bien preparados físicamente, sino podemos acertar desde la parte teórica, no sería válido lo que hacemos.
—A.G: Esto es un combo, creo que si estamos mal físicamente no podemos dirigir, sino estamos capacitados, y si no estamos concentrados, tampoco podremos arbitrar. Hay que estar bien entrenados, capacitados y muy concentrados en todo lo que dure el partido para tratar de achicar el margen de error al mínimo.
—¿Por qué decidieron ser árbitros?
—I.F: En mi caso fue muy particular, el árbitro Héctor Pena, un histórico de Liga, me inculcó esta profesión y año tras año la fui abrazando. Héctor (Pena) es una excelente persona, más allá de lo arbitral, él y toda su familia, son muy queribles.
—O.L.: En principio empezó como si fuera una fuente laboral, más que nada le interesó a mi padre y él me acercó a Héctor Pena, él me llevó a la liga y año tras año se terminó convirtiendo en una pasión y hoy estoy dirigiendo. A Héctor le debo todo esto, dentro como fuera de la cancha, siempre ha prestado su apoyo por nosotros para lo que necesitemos, material, la enseñanza que nos ha dado, la verdad que como persona es intachable.
—A.G: Mi viejo José fue árbitro y siempre me encantó el ambiente, las charlas que tenía con sus compañeros. En principio me decidí por el fútbol, pero como todo jugador frustrado terminé en el arbitraje y esto me encanta, y si me dieran a elegir decidiría ser árbitro antes que jugador de fútbol.
—E.S: Me encanta el fútbol. Mi viejo era jugador y luego fue técnico, y me decía siempre en mi pueblo Cerrito, Entre Ríos, que entrene y me sume al plantel y mis condiciones no eran las mejores, entonces dejé y después de eso vine a estudiar a Santa Fe y me picó el bichito de investigar por el lado del arbitraje que era la única forma de estar dentro de un campo de juego; me gustó, me vieron condiciones, vi que cerró todo perfecto y hoy es algo que quiero hacer, es mi prioridad en todo.
—¿Cómo se ven para el 2016?
—I.F: Con amplias expectativas ya que el título de árbitro nacional abre otros caminos que posibilitan seguir desarrollándonos y creciendo. Estuve como asistente en el Federal “B”, esto sirve para seguir subiendo en la tabla de mérito.
—O.L: Si bien uno viene demostrando lo que aprendió durante todo este tiempo, es ahora en donde más se consolida. Ahora tenemos la oportunidad realmente de demostrar lo que hemos hecho.
—A.G: El año que viene será clave, no nos tenemos que relajar, haremos las cosas lo mejor posible en la Liga y si nos toca salir al Federal “B”, y mostraremos lo entrenados y capacitados que estamos, para aspirar algo más en el arbitraje.
—E.S: Este título es el primer paso para lo que uno aspira,  hacer carrera en el arbitraje, es decir subimos el primer escalón, ahora hay que consolidarse en el Federal “B”, Mi sueño personal es algún día llegar a Primera División, como también cualquier jugador sueña con eso.

Ernesto Titi Cantero/ Ovación UNO Santa Fe/ ernesto.cantero@uno.com.ar

Comentarios