Pokémon Go
Jueves 04 de Agosto de 2016

Todo lo que hay que saber para iniciarse en Pokémon Go, el juego que ya atrapa a los argentinos

Pokébola y Poképarada, son algunos de los nuevos términos que introduce el videojuego virtual.

El juego Pokémon Go fue habilitada anoche sin previo aviso en Argentina e inmediatamente miles de usuarios comenzaron a jugar al videojuego que se convirtió en furor a nivel mundial.

Aplicación

Una de las primeras recomendaciones es conseguir la aplicación desde las tiendas oficiales de Apple y Google que a veces no se encuentran por eso es mejor ingresar a los siguientes enlaces:

Giroscopio

Atención. Si el equipo no tiene el giroscopio, el sensor que ofrece un sentido de la orientación al momento de usar un smartphone, la experiencia de juego con la realidad aumentada no estará disponible.
Nombres
Pokémon, pokéball o pokébola, pokéstop o poképarada: términos nuevos para entender un juego simple, pero con múltiples opciones que le suman dinamismo a esta modalidad novedosa de utilizar el mundo como escenario para atrapar a estas criaturas digitales.
Una vez dentro del juego se despliega un mapa digital, que no es ni más ni menos que una representación del entorno real. Allí se se podrán ver varios objetivos virtuales que son parte fundamental de Pokémon Go.

Pokébola

La pokébola es el dispositivo con un pequeño círculo entre las dos mitades roja y blanca, y es la herramienta indispensable para el objetivo del juego: atrapar a estas criaturas digitales, entre los cuales se encuentra Pikachu, el más representativo y conocido, entre los 150 disponibles.

¿Cómo ubicarlos?

Hay que localizarlos en el mapa, ir a su encuentro y, al seleccionarlo, se activa la cámara del teléfono. Aquí está uno de los elementos más atractivos del juego: el lente del smartphone es una ventana al mundo real, donde Pokémon Go imprime de forma digital la figura del monstruo de bolsillo que debemos capturar con la pokébola.

¿Cómo capturarlos?

Sobre el pokémon aparece un circulo verde, amarillo o rojo, que advierte la dificultad al momento de atrapar de forma virtual a la criatura al arrojar la pokébola. Paciencia, lleva algo de práctica al principio.
Las pokébolas son limitadas, pero los jugadores podrán obtenerlas en las poképaradas. O, si se desea un atajo, se podrán comprar en la tienda a cambio de monedas virtuales, que a su vez se obtienen a cambio con dinero real, por supuesto.

Poképaradas o pokéstop

Son espacios donde los jugadores podrán obtener diversos objetos, tales como pócimas y pokébolas. También están los huevos pokémon, que eclosionarán en un pokémon cuando el jugador haya recorrido una suficiente cantidad de kilómetros. Al final de todo, este es otra de las premisas que tiene Pokémon Go: salir al mundo real para gastar la suela de las zapatillas y quemar muchas calorías mientras se capturan a estas criaturas digitales.

Gimnasios

En determinado momento del juego, cada entrenador deberá elegir un equipo, y cada uno de ellos se disputarán los gimnasios, como se conocen a los espacios para entrenar pokémones o para desafiar a otro equipo.
No es un lugar para cualquiera: se necesitan de entrenadores que tengan un cierto nivel de experiencia, que han recorrido un largo camino, en el sentido literal.
Pokémon Go registra los kilómetros recorridos, y si a eso se suma la captura de los pequeños monstruos de bolsillo, el entrenador podrá incrementar su experiencia para ingresar a los gimnasios y establecer retos.

No hay batería que resista el juego

No sólo los jugadores quedarán agotados después de quemar muchas calorías en las largas caminatas que exige Pokémon Go para atrapar a las criaturas digitales: los teléfonos móviles no tendrán respiro con este juego que exige al máximo las prestaciones de los equipos.
El uso simultáneo del acceso a Internet móvil, GPS, giroscopio, la pantalla táctil y la cámara en Pokémon Go se convierte en una combinación letal para la autonomía del equipo. Se recomienda iniciar la partida con una carga completa de la batería, además de llevar algunos cargadores portátiles.

Comentarios