santafe
Martes 22 de Marzo de 2016

Tracción a sangre en Santa Fe: fuerte cuestionamiento a la iniciativa del Poder Ejecutivo

La Asociación Civil “Capibara. Naturaleza, Derecho y Sociedad”, se pronunció críticamente sobre el mensaje impulsado por el gobernador Lifschitz, que prohíbe la tracción a sangre animal en el territorio provincial. "Nos parece un proyecto pobre y con una gran improvisación en un asunto tan delicado", expresaron.   

La semana pasada, el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, envió a la Legislatura santafesina un proyecto a través del cual pretende establecer una norma que regule la eliminación o limitación, según su caso, del uso de la tracción a sangre animal como modalidad de transporte en todo el territorio provincial.
En su mensaje, el mandatario esgrimió dos razones sobre la necesidad de sancionar una ley en torno a esta problemática: el peligro vial que supone esa modalidad y la salud animal. Además, entiende a la sanción de la misma como el comienzo de la erradicación definitiva del uso, en un plazo razonable.
• LEER MÁS: El gobernador propone prohibir la tracción a sangre en todo el territorio provincial
Pero la respuesta al mensaje del gobernador de Santa Fe no tardó en llegar. Puntualmente, la Asociación Civil “Capibara. Naturaleza, Derecho y Sociedad”, se pronunció críticamente sobre el proyecto impulsado desde el Poder Ejecutivo santafesino en relación a la prohibición de la tracción a sangre animal en el territorio provincial: “Estamos preocupados y al mismo tiempo asombrados por la forma en que el Poder Ejecutivo decidió abordar este tema, dado que una simple prohibición sin una correlativa solución del problema de fondo da cuenta de una gran improvisación en un asunto tan delicado. Es llamativa la pobreza de este proyecto de ley tanto en su fundamentación como en sus disposiciones normativas”, sostuvo en diálogo con Diario UNO, la presidenta de la ONG, Valeria Berros.
Carta al gobernador
Desde Capibara van a emitir este martes en horas de la tarde, una comunicación formal dirigida al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, con copia al ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, exigiendo el planteamiento de un debate responsable sobre la tracción a sangre animal, que según la ONG, "constituye una oportunidad inmejorable para armonizar la relación entre naturaleza y sociedad".
En relación a esto, el abogado de la Asociación Civil, Rafael Colombo, planteó la "imperiosa" necesidad de debatir la problemática desde un punto de vista más integral y abarcativo: “Una parte de la fotografía de esta problemática es el sufrimiento y el maltrato de los caballos, el cual se encuentra debidamente probado. Sin embargo, la fotografía es más amplia y compleja. La realidad muestra que los usuarios pertenecen a los sectores más vulnerados de nuestra sociedad, quienes son empujados por la pobreza y la desocupación a llevar adelante un trabajo al margen de toda formalidad y sin los más mínimos recaudos de seguridad, higiene y salubridad. El caballo se convierte, para ellos, en fuente de los magros recursos que obtienen por su tarea y que les permite la subsistencia. Subsistencia que se basa en lo que otra parte de la sociedad - que muchas veces termina por estigmatizar a quienes llevan a cabo la tracción a sangre – descarta a modo de basura”.
“Pensamos que la fundamentación de una normativa sobre este problema necesariamente debería considerar una propuesta de transición que, desde una perspectiva que armonice la relación entre naturaleza y sociedad, colabore en la construcción de alternativas que erradiquen, simultáneamente, esta situación de sufrimiento y maltrato animal y de exclusión social”, continuó agregando Rafael Colombo.
Desde esa óptica, la ONG agregó que es injusto impulsar un proyecto de ley que explicite como sus únicos y excluyentes objetivos la “priorización de la salud animal” y la obtención de una solución para la “inseguridad vial que esta práctica representa”. "La expresión utilizada por el gobernador, `suciedad que su circulación conlleva´, consignada en el mensaje que acompaña al proyecto, implica cierto tono de discriminación mientras, curiosamente, se guarda silencio respecto a la situación de los usuarios, a quienes se limita a mencionar como `un sector de la población´", subrayó el abogado de la ONG santafesina.
"Un mensaje pobre con fundamentos escuetos"
Según la presidenta de la Asociación Civil “Capibara. Naturaleza, Derecho y Sociedad”, Valeria Berros, el texto del mensaje Nº 4446 presentando ante la legislatura provincial el pasado 8 de marzo de 2016, fue calificado como “pobre desde lo normativo, con fundamentos escuetos que simplifican la enorme complejidad de la tracción a sangre en la provincia de Santa Fe". Al mismo tiempo, Berros denunció que el proyecto es “parcialmente engañoso puesto que, por una parte, prohíbe la tracción a sangre y, al mismo tiempo, solicita la adhesión de municipios y comunas". "Esto último es la gran trampa del proyecto, puesto que el Poder Ejecutivo establece la prohibición de la tracción a sangre pero requiere, para su efectividad, la adhesión de municipios y comunas. Ello nos puede conducir a situaciones de hecho en las que algunos municipios de las áreas metropolitanas adhieran y otros no, generándose un estado de fragmentación y cumplimiento territorial parcial de la prohibición”, finalizó la presidenta de Capibara.
Matías De Philippis / UNO Santa Fe

Comentarios